Friday, June 9, 2017

Marruecos, Joyería Bereber y el festival de matrimonios en el poblado bereber Imilchil en las montañas Atlas


Morocco. Fez. Joven novia. 
1984. | © Bruno Barbey.

Moroccan Berber. Photo: Talgamout Photographer.
0
Los bereberes son las personas pertenecientes a un conjunto de etnias autóctonas del norte de África, denominado Tamazgha. Se distribuyen desde el Océano Atlántico hasta el  el oasis de Siwa, en Egipto, como puntos extremos occidental y oriental, respectivamente; y desde la costa del Mar Mediterráneo al norte, hasta el Sahel, como límite sur. Hasta la conquista de las islas Canarias, en el siglo XV, el ámbito de los pueblos bereberes abarcaba también las islas  Canarias, ya que sus aborígenes eran de etnia bereber El conjunto de las lenguas bereberes, lenguas amaziguíes o tamazight (femenino de «amazigh»), es una rama de las lenguas afroasiáticas. Se estima que en el norte de África existen entre 25 y 45 millones de bereberófonos, concentrándose especialmente en Argelia y en Marruecos, y unos seis millones en Europa. Para leer  más aquí .








































Photo. Hypnotic Fanination (c)




Todas las Joyas son  marroquíes bereberes, Siglo XIX. 
Exposición permanente, Museo  Islámico de Jerusalén.  
Fotos tomadas por mi con móvil, muy mala iluminación y reflejos
(se rifan los derechos de autor la mejor postor  ;-) ).





En el mes de Septiembre cada año confluyen 55 tribus bereberes al Festival de matrimonios  "Mussem" en el poblado de Imilchil, situado en el Marruecos central a 2.119 mts de altura sobre el nivel del mar  en las montañas de Atlas, con el objetivo de  encontrar pareja para casarse.


 Pueden ver en este vídeo fotografías del lugar y del Festival:





La leyenda sobre del origen de este festival es esta: Hace mucho tiempo dos enamorados de tribus distintas no pudieron casarse porque sus familias se opusieron.  Ambos murieron de pena y  las lágrimas de cada uno formaron dos lagos que llevan su nombre Tislet e Isli, ambos separados por las montañas, por lo que los enamorados no pudieron reunirse ni después de muertos. Por lo tanto, los pobladores de estas regiones abrumados por  esa tristeza e injusticia, decidieron permitir que los hombres y mujeres encontraran  ellos por si mismos sus amores sin intermediación familiar, lo que dio origen a este festival en el que se come,  baila y canta y.... ¡se fichan con la sonrisa!.

En el festival los novios  que se eligieron mutuamente firman un contrato de matrimonio, pero la ceremonia de matrimonio se hace más tarde de forma independiente  al Festival y a los otros enlaces. Cuando finaliza el Festival parte la novia a casa del novio con mulas (o mulita) cargadas de regalos.


 Y en este enlace una ceremonia bereber de matrimonio, posterior al Festival:



https://www.youtube.com/watch?v=sUCiOyVL4qQ 


 Para leer más  sobre los  bereberes un interesante artículo monográfico aquí




18 comments:

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Egunon Myriam:

No deja de asombrarme la riqueza y diversidad cultural y étnica de este mundo.
Los bereberes siempre me han llamado especialmente la atención. Increible su cultura.
Por cierto, las fotos no están nada mal para la precariedad con la que has trabajado :-)
Musu handi bat.

Ester said...

La leyenda la había leído, pero siguen sorprendiéndome la diversidad de tribus, y mi desconocimiento de sus costumbres, ha sido muy agradable tu entrada, siempre nos cuentas cosas interesantes. Un abrazo

manouche said...

Que les femmes choisissent leur époux n'est pas une généralité. Même le poids de ces superbes bijoux berbères en font un joug privatif de liberté.

Cayetano Gea said...

Una cultura que ha sido siempre ensombrecida y eclipsada injustamente por la mayoritaria de origen árabe. En tiempos tuve un alumno (escuela de adultos)de esta etnia y me contó ciertas cosas que tuvo que sufrir en una especie de "apartheid" por razones de su lengua y de su credo. Me imagino que habrá de todo y que muchos no tendrán problemas por ello.
Un abrazo.

emejota said...

Lo que más admiro de ellos: que pese a todo siguen siendo nómadas.
En Túnez, a pie de desierto un par de jóvenes bereberes políglotas intentaban ligarse a alguna madura turista con fines harto sospechosos. Pobres diablos me dieron pena pero
conmigo pinchaban en hueso!!

Genín said...

Pobrecitos, si que tuvieron que llorar para formar un lago cada uno, ni siquiera fue un lago, hasta en eso estuvieron separados, :(
El video lo explica todo muy bien y sintetizado y es agradable coln la musiquita que repite su estribillo incansablemente :)
Lo que es la vida, cuanto mas ricas son las chicas, mas es el peso que tienen que soportar de sus joyas... :)
Por cierto, me encantan esos adornos... :)
Besos y salud

Ambar said...

Preciosa leyenda sobre el origen del festival. Las joyas son espectaculares. Siempre nos aportas un montón de conocimientos.
Besos

Mari-Pi-R said...

Dentro de lo estricto está la belleza de sus costumbres.
Precioso debe de ser este festival de enlaces, las joyas son preciosas.
Un feliz fin de semana.

Abejita de la Vega said...

Unas joyas bellísimas que atan a las mujeres como cadenas de hierro.

Los canarios son guanches. ¿Bereberes?

Un abrazo, Myriam.

Katy Sánchez said...

Me encanta esta joyería, tanto en plata como en bisutería. El oro es otra cosa. Me traje unos pendientes de plata cuando estuve en Marruecos. Bonito post. Bss

Tracy said...

Me encantan estas joyas,Preciosas

Myriam said...

ABEJITA: los expertos sostienen que Los guanches y los bereberes están relacionados genética y lingüísticamente. Ambos comparten un ancestro común. Besos

Rita Turza said...

Maravilloso Myriam. Un post realmente bello. Me encanta leerte y todo lo que me aportas.

Gracias, amiga.

Un abrazo muy fuerte.

Manuel López Paz said...

Somos un crisol de culturas...Y no lo queremos ver.

Besote. Las imágenes están guapas.

Karen Álvarez said...

¡Wow! Me encanta leer y conocer nuevos mundos. Te invito para que visites mi blog https://refugioincognito.blogspot.com.co/ y sigue escribiendo así, es muy bonito.

tecla said...

Una entrada espectacular y perfectamente preparada, Myrian.
Me llama la atención la expresión de las novias que no se las ve muy felices ante el matrimonio. No van radiantes de felicidad.
Y eso me sobrecoge.
Un beso.

Pilar V said...

Siempre me han atraído las joyas berberes, esa mezcla de exceso y sencillez con las que se adorna la mujer, la misma que se cubre hasta los pies con siete capas de ropa.
No conocía la historia del festival, gracias por ella. ¿te has fijado como el amor truncado es la verdadera historia de todas las culturas?
Un beso

Pedro Ojeda Escudero said...

Buen reportaje, desde luego. Lo que no sé es si esto ancla o no a la mujer en tiempos de dominación masculina.
Besos.