Wednesday, April 5, 2017

Observando


20 comments:

Javier Rodríguez Albuquerque said...

¿Cuál de los dos? ¿O los dos? :-)
Musu handi bat.

Emilio Manuel said...

¿Que observa?, intriga.

Un abrazo.

Cayetano Gea said...

Uno medita en su eternidad de piedra. El otro piensa en su futuro, tal vez una jubilación de paga escasa.
Un abrazo, Myriam.

Ester said...

Los tres, yo me he quedado observando tambien. Saltos y brincos

Manuel López Paz said...

Un alto en camino, nunca está demás...Y piensas y observas...

Besote guapa

manouche said...

Con eses dos vamos tranquilos ...

Milena said...

Qué buena la fotografía!
Y la observación de los observantes...
que nos incita a observar ;)

Besos Myr

chusa said...

observando uno dónde colocar los muebles de mimbre y las tumbonas para decorar la azotea, con la vista maravillosa que hay...
el otro se quedó así meditando de tanto esperar

buena foto, y con enigma, en pleno día azul
Un beso grande querida Myriam 🐦

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Una bella fotografía de contrastes, meditación por un lado y contemplación de la naturaleza en toda su plenitud!

Kyssar och kramar.

Genín said...

Uno parece una estatua de bronce... :)
Salud

Pilar Cárdenes said...

Creo que uno otea, el otro está sumido en profundos pensamientos, tu los observaste y nosotros disfrutamos de esta magnífica captura.

Un abrazo, Myriam

Ambar said...

Uno se observa a si mismo y el otro observa la lejanía. Tal vez el pensamiento de ambos sea parecido.
Besos

Chelo said...

Imaginación al poder. El observar es muy ambiguo, porque a veces tan solo se está pensando teniendo la vista perdida en un punto.
Ocurrente post, Myriam.
¡Un beso!

Rafael Humberto Lizarazo said...

Muy bonita y oportuna fotografía.

Abrazos.

Tracy said...

Somos multitud los que observamos.

Mari-Pi-R said...

Me quedo obsenvandolos desde lo bajo.
Saludos.

amelche said...

Desde ahí arriba se debe de observar muy bien.

Isabel said...

¡Una foto genial!

Abrazos

Ele Bergón said...

El uno cansado de observar la realidad a lo largo de los tiempos, el otro de pie, preguntándose qué hacer con todo lo que en ese momento acaba de divisar, antes de ponerse a la faena de arreglar su propio desperfecto.

Interesante fotografía

Besos

Pedro Ojeda Escudero said...

Es una magnífica fotografía, Myriam.
Besos.