Wednesday, April 26, 2017

El arte del decoupage en las flores de Mary Delany (1700-1788)


Se pueden apreciar en The Kings (Jorge III) Library que hoy forma parte de la Librería  del British Museum.  No son acuarelas y llegan a casi mil, que aún conservan toda su lozanía.



 Son flores botánicamente perfectas en todos sus detalles

 hechas con la técnica del decoupage



El decoupage es  el arte de decorar un objeto pegando  recortes de papel coloreados en él en combinación con efectos especiales de pintura, hoja de oro y otros elementos decorativos. Comúnmente, un objeto como una pequeña caja,  un mueble, una lámina de dibujo   se cubre con recortes de revistas y-o  de papeles tipo collage. Cada capa se sella con barnices (a menudo varias capas) hasta que  la apariencia del "pegado en" desaparece y el resultado  se asemeja a  un  trabajo de pintura.  La técnica tradicional utiliza 30 a 40 capas de barniz que luego se lijan  para lograr un acabado pulido.



La palabra decoupage [dekupáy] proviene del francés  "decouper", que significa cortar  o recortar algo. Se cree que el origen del decoupage está en  el arte de las tumbas de Siberia Oriental. Las tribus nómadas utilizaron fieltros recortados para decorar las tumbas de sus difuntos. De Siberia, la práctica llegó a China, y en el Siglo XII se utilizaba papel recortado para decorar linternas, ventanas, cajas y otros objetos. En el siglo XVII, Italia, especialmente  Venecia, se hallaba  a la vanguardia del comercio con el Lejano Oriente y se presume comúnmente  que a través de estos vínculos comerciales llegaron a Europa las decoraciones  de papel cortado.




Mary Delany,   por John Opie, 1782

Mary nació en Coulston, Condado de Wiltshire, Gran Bretaña,  hija del Coronel Bernard Granville y de   Mary Westcombe, segunda de cuatro hermanos. Cuando era niña sus padres  con sus hijos se trasladaron a Londres. Fue al colegio y pronto sus padres la enviaron a vivir con una tía que no tenía hijos (como para balancear las cosas, es que había que ser generosos con el prójimo). La  idea era la de  que fuera una Lady in Wanting de la Reina, pero como su majestad tuvo la inoportuna desgracia de estirar  la pata,  esos planes se vieron frustrados así que a  la edad de 16 años  la obligaron a casarse con un viejo de 60!!! y fue infeliz hasta que enviudó, quedando sin un peñique porque el viejo no pensó en escribir testamento y por lo menos,  dejarla protegida.  Así que Mary comenzó a vivir de prestado en casa de amigos y familia, y una de sus amigas que la recibió fue  la Duquesa de Portland, propietaria del vaso de Portland del que hablé en esta entrada.    Su viudedad, además de quitarse al viejo de encima, socialmente le proporcionaba la ventaja de que podía moverse libremente, sin marido ni padre que la controlara; entonces comenzó a hacer aquello que le gustaba -como la jardinería- y a aprender todo lo que le interesaba sobre botánica, interés que compartía con la duquesa. Fue justamente en la mansión Bulstrode, en Buckinghamshire, propiedad de la duquesa  de Portland que Mary   conoció  a importantes botanistas como  Joseph Banks y Daniel Solander.

Estando de visita en Irlanda, Mary conoce al pastor Dr  en teología  Patrick Delany (1686-1768), dean de Down,  que  aún estaba casado,  después de enviudar éste,  se enamoran,  casan y viven  juntos y felices hasta la muerte del reverendo al que Mary lloró amargamente; compartían, entre otras cosas, el interés por la botánica.  Al enviudar  a los  70 años, comienza  Mary,  para sortear la tristeza  del duelo,  su desarrollo artístico  en el arte del decoupage y lo seguirá haciendo hasta que, cuando su visión disminuye, lo deja  llegando casi a los 80.

La autobiografía y correspondencia  de Mary Delany fueron editadas por  Lady Llanover in 6 vols.;  tres aparecieron en  1861  y los tres restantes en  1862 Aquí el  Vol 1,  el vol 2 y el vol 3.


Pulsar aqui para ver más de sus trabajos   en la Biblioteca on- line del British Museum




 


18 comments:

manouche said...

Patiencia de otros tiempos !

Ester said...

Los resultados son magníficos, la paciencia y el pulso, el detalle y la dedicación son imprescindibles acompañar un alma sensible y creativa. Abrazos

Bertha said...

Y de un realismo impresionante; me encanta en la decoración.Hizo mucho furor para decorar muebles estas estampas cubiertas de lacas tuvieron mucho éxito en Venecia.

Preciosa entrada y más acorde con la estación que estamos por este hemisferio.

Besos Myriam feliz día.

Manuel López Paz said...

En la residencia donde trabajo, hay unos cuadros de este tipo, en este caso no de flores, sino de peces. Siempre pensé que eran acuarelas hasta que me explicaron.

Besote guapa

Kety said...


Myriam, interesante y artístico reportaje.
Besos

Cayetano Gea said...

Curiosa técnica. Muy interesante. Los resultados son formidables.
Un abrazo, Myriam.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Increible, en todos los sentidos. Los humanos somos increibles!!!
Musu handi bat.

Ambar said...

Son preciosos y parece una técnica muy compleja si se quiere obtener ese resultado.
Besos

Mari-Pi-R said...

Tendría que intentarlo, me gusta la technica y creo que el resultado es bueno.
Un abrazo.

Genín said...

Crei que tocaba la continuación del tema de aguas negras, pero esta entrada es mas agradable a la vista...jajaja

Besos y salud

Ishtar said...

Qué trabajo tan delicado.
Y su vida, con altos y bajos, cual funambulista consiguió el equilibrio.
Un abrazo

María Pilar said...

Esa Mary tan talentosa y con tanto afán de superación, ya en esa época demostró que una mujer era alguien sin un hombre al lado. El arte de las flores, una maravilla.
Besos, Myriam

Kasioles said...

Antes de nada, quiero agradecer tu entrada ya que ella me ha proporcionado conocimientos que no tenía.
Con la técnica del decoupage se consiguen unos resultados extraordinarios, tanto, que si me dices que es un cuadro pintado, lo creo sin ninguna sospecha.
Aunque la vida de Mary no ha sido muy dichosa, en un principio, al final logró encontrar el amor y compartir sus aficiones por la botánica con la persona amada.
Te deseo una estupenda semana y te dejo cariños en un fuerte abrazo.
kasioles

Pilar Cárdenes said...

Qué interesante. Si hay algo que me gusta de los los blogs, es la posibilidad de aprender tantas cosas que dan lugar a un posterior seguimiento.
Muchas gracias por esta entrada, Myriam.
Un abrazo y feliz semana :)

Katy Sánchez said...

Fantásticos trabajos y con mucho detalle. Bss

Pilar V said...

Deliciosas obras de arte y paciencia, curioso que en estos meses me ha dado por mis primeros pinitos en esa delicada técnica.
Un beso

Isabel said...

¡Qué interesante!

Abrazos

Pedro Ojeda Escudero said...

Pintar una flor, mencionarla tan solo, es mencionar la belleza...
Besos.