Friday, January 6, 2017

Giotto L´italia; Italia sin Giotto (1266-1337) no es Italia (y2)

Viene de aquí 

 
                                                             Adoración de los Reyes magos, Capilla  Scrovegni  Padua



Giorgio Vasari,  en Las vidas de los más  excelentes  pintores, escultores y arquitectos, trans. George Bull, Penguin Classics, (1965)  cuenta que Giotto era un pastor, un niño alegre e inteligente que era amado por todos que lo conocían. Según Vasari, el gran pintor florentino Cimabue descubrió a Giotto dibujando sus ovejas sobre una roca. Fueron tan reales que Cimabue se acercó a Giotto y le preguntó si podía tomarlo como aprendiz. Cimabue era uno de los dos pintores más renombrados de Toscana,  siendo Duccio el otro, quien  trabajó principalmente en Siena.

Sin embargo, es mucho más probable que la familia de Giotto estuviera lo suficientemente acomodada  como para mudarse a Florencia y enviar a Giotto, de 12 años, al estudio de Cimabue como aprendiz. Alrededor de un año más tarde, Giotto habría seguido a Cimabue a Roma, donde fuera presentado a una escuela de pintores de frescos, entre ellos el famoso Pietro Cavallini y el conocido arquitecto y escultor florentino Arnolfo di Cambio.


Vasari relata una serie de  historias sobre la habilidad de Giotto como artista joven. Escribe en una ocasión cuando Cimabue estaba ausente del taller y Giotto pintó una mosca notablemente realista en la cara de un cuadro en el que Cimabue estaba trabajando. Más tarde, cuando Cimabue regresó, trató en vano varias veces de cepillar la mosca. 





La Capilla de los Scrovegni en Padova (Padua)  fue consagrada el 25 de marzo, 1305 como capilla-oratorio dedicado a la Virgen de la Caridad, y en ese día que se abrió en toda su belleza, una de las obras maestras de Giotto, que es el padre del arte italiano.





1.Giotto llega a la ciudad de Padua en 1303, convocado por la Orden de los Hermanos Menores para hacer una serie de frescos en la Basílica de San Antonio.Era un gran artista y, definitivamente,  Enrico Scrovegni ya conocía sus habilidades cuando se reunió con él para encargar la decoración de la capilla situada en el interior de
 los Jardines Arena de Padua.
2.Enrico Scrovegni era el hombre más rico de Padua y había heredado una fortuna considerable de su padre, Reginaldo, que es mencionado por Dante en el canto 17: "Y uno, que con una cerda azul y  el gran blasonado tenía su pequeña bolsa blanca, dijo, "¿qué haces en esta fosa?".

3.El ciclo de 37 frescos de la Capilla de los Scrovegni fue pintado por Giotto con gran velocidad, utilizando la técnica del fresco.En menos de dos años de trabajo de la decoración fue completado, explicando el mensaje cristiano a través de la historia de Cristo, que se convierte en una historia de emociones.
4.Giotto concibe las paredes de la Capilla de los Scrovegni, como las páginas de un libro, que se lee de izquierda a derecha y de arriba a abajo.Comienza con las historias de los padres de María, Joaquín y Ana, para ir a la vida de María y de los acontecimientos de la vida de Jesús, su pasión y resurrección, hasta que el juicio final.5.La narrativa de Giotto es simple y popular.No descuida el pensamiento teológico complejo detrás de la historia, sino que lo hace de una manera que sea comprensible para todos.Las caras de los personajes representados sentimientos universales de transmisión tales como la alegría, la tristeza, las lágrimas, el asombro y la capilla privada,
 hacen de esta una de las obras maestras.



















Pero Giotto está presente en muchos otros lugares de Padua, como en el Musei Cicici agli Eremitani,  en el Palazzo della Ragione, en la Basilica di Sant Antonio, en el Baptisterio de la Catedral, en Reggia  Carrarese y  en el Oratorio de San Miguel. 




Y en otros lugares de Italia, como en Asís:


                                               Natividad,  Capilla baja,  Basílica de San Francisco de Asis,  en Assisi

O en la alta, con la restauración minuciosa del fresco de Giotto, después del terremoto de 1997. 




O los frescos de la Basílica  Santa Cruz de Florencia, aquí,  Juan el evangelista: 





Giotto di Bondone  e Italia, por siempre unidos
y desde aquí, el Renacimiento.



Nota: fotos de la red.  Fuentes enlazadas en el texto y la Guía de la  Exposición: "Giotto
 L´Italia" coord. por María Mercalli, Ed.  Electa,  Min dei Beni e delle Attivita Culturali e del Turismo, Verona,  Italia, 2015




15 comments:

manouche said...

Gracias po el Giotto y todas sus obras.

Cayetano Gea said...

Un autor imprescindible dentro de la historia del arte.
Un abrazo, Myriam.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Impresionante belleza!!!
Besos.

Manuel López Paz said...

El mundo no sería mundo sin Giotto...y sin ni otro artista.

Besote guapa

Clara said...

Gracias!.....


Estar en esa capilla rodeada de ese azul y de esas pinturas ingenuas y bellas es un verdadero regalo de Reyes .

Mari-Pi-R said...

Lástima que cuando estuve en Padua iba justa de tiempo y no pude visitar esta capilla tan impresionante, sus pinturas son sublimes.
Un abrazo.

María said...

Gracias por este precioso viaje alado sobre uno de loa magos del inicio del renacimiento Florentino mi querida MYR, esta gama de colores vivos, sobre todo los rojos y loa increíbles azules y esta vida que rompió con el hieratismo e inexpresividad del románico, como si en arte explotara la primavera tras un crudo invierno... a ver si conseguimos salir de esta etapa oscura que vivimos ( al estilo del medievo) y por fin empieza otro renacimiento como este que nos has mostrado. Mil gracias cielo .. por todo!

Que este día de Reyes e ilusión haya alimentado la tuya y lo hayas disfrutado muchísimo!

Un beso inmeeenso MYR!


Loli Salvador said...

Preciosas obras, me maravilla el colorido y la serenidad que transmiten, y lo que más me gusta es que el autor no muriera en la miseria, como tantos de los grandes.
Que el nuevo año nos quiera abrir un camino de luz y belleza.
Un beso y buena tarde

Genín said...

Que maravillas, por favor, gracias :)
Besos y salud

Abejita de la Vega said...

Giotto ante una puerta nueva en la pintura. Azul que enamora.

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Apreciada Myriam:

Esta bella entrada, llena de arte y de historia, me ha vuelto a hacer sentir esa experiencia que tuve en las dos últimas semanas de julio pasado, cuando estuve visitando Italia, desde Roma hasta Padua (Padova); ver en las imágenes que nos ofreces, la Catedral de Santa María de Fiore, en Florencia, que es imponente y las fotografías a los frescos de Giotto, que tuve la feliz ocasión de ver cuando visité la Capilla de los Scrovegni, es realmente una experiencia fantástica que siempre se te agradece.
Debo decir, además, que visitar la Basília de San Antonio de Padua es como vivir la experiencia del arte arquitectónico y pictórico, todo en uno, con una historia fascinante que es enriquecedora. Antes de entrar a la Basílica, ya comienza uno a sentirse impresionado por la calidad artística concentrada en esta ciudad del norte de Italia, se puede apreciar la imponente escultura ecuestre del Condotiero Gattamelata del escultor renacentista Donatello.
Padua es hermosa y es, en si misma, toda un museo, pues visitar El Prato della Valle, la plaza más grande de Italia, con sus espectaculares estatuas. Muy cerca de allí está la Basílica de Santa Justina la cual contemplé desde afuera y después caminé por la ciudad hasta llegar a "El Palazzo della Ragione" , que era la antigua sede del gobierno y de los tribunales.
En fin, querida amiga, me has dado la feliz oportunidad de regresar mentalmente a Italia, que es sinónimo de arte, de cultura, de la grandeza de un pasado que reclama su espacio en el presente y en el futuro.
Nuevamente te deseo mucha felicidad y prosperidad para este año que ha empezado con mucho frío y nieve en Suecia.

Ambar said...

Cuando se contempla la obra de Giotto se puede llegar a entender el síndrome de Sthendal.
Besos Myriam

Bertha said...

Ya lo puedes decir... ya:uno de los grandes entre los grandes.

-Este trimestre: en Historia del Arte, ya tenemos que comenzar a trabajar la obra de Giotto.Los alumnos lo llevan peor; a mi me encanta, por su elaborado trabajo. Cosa que hoy en día, ya no se aprecia tanto.

Un beso grande Myr.

Pedro Ojeda Escudero said...

Ingenuismo y belleza. Qué hermoso.
Besos.

Paco Cuesta said...

Aportó expresión a sus figuras, algo no usual en la época.
Gracias