Sunday, January 15, 2017

Cuando la nieve azota el alma


Toda alma en la nieve 
busca el sol, 
el fuego del hogar,
 tu mano amiga;
la palabra,

una ilusión, 
el beso:
sutil linea que divide
 la vida de  la muerte
 en la intemperie.


 Myriam Goldenberg ©



Nota: Foto por Anders Wiklund 




25 comments:

Ele Bergón said...

Poema que impresiona, como la propia nieve y el beso..
Besos criñosos

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Sí, sútil línea...
Precioso poema.
Besos.

Cayetano Gea said...

Buscando siempre el calor necesario que acabe con los hielos del alma y del cuerpo.
Un abrazo, Myriam.

manouche said...

Sutil y fragil linea...

María Pilar said...

Esa sutil línea entre la intemperie y el calor del hogar marca la diferencia. Jugosos versos para reflexionar Myriam.
Abrazo cálido aunque desde mi ventana vea nieve.

Kety said...


Breve pero intenso.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero said...

Ese momento cálido del amor y la amistad...
Besos.

Rita Turza said...

Sublime Myriam.

Un fuerte y cálido abrazo.

karin rosenkranz said...

me gusta mucho el poema.
besos

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Querida Poeta, tu poema es bello, tiene el brillo de la nieve pero también tiene el calor, de buenas intenciones, del sol; cuando el frío es álgido y miras a la distancia y el camino es largo, buscas, mentalmente, allí en el calor de tu alma, la tibia y reanimante caricia del amor y sueñas con un abrazo que te haga sonreír y amar la vida.
La fotografía es hermosa e impresionante...me recuerda cuando en diciembre de 1998 tuvimos un tremendo caos de nieve, acá, en Gävle; fueron como 6 días con la ciudad cubierta por montañas de nieve...pero, con amor por la vida y un café o varios, salimos adelante.

Så är det livet i Sverige och du vet det.

Kram och puss.

andre de ártabro said...

Bello , intenso y genial
Besos
André

Milena said...

La nieve descansa la mirada... y tiene luz...

Tu poema es una preciosidad, Myriam, qué ganas de ver nieve...

Besos

Ambar said...

No hay cosa más terrible que tener el alma helada. Hermosa entrada.
Besos

Bertha said...

Duele más ese helor de la indiferencia. El otro arrimándose al calor de las brasas se lleva bastante bien.

Un bello poema.

Un abrazo Myr

Abejita de la Vega said...

La nieve quema.

Genín said...

La nieve me gusta solo para verla o jugar un ratito con ella, pero enseguida perderla de vista, todavia me acuerdo de los años vividos en Canadá...
Besos y salud

Manuel López Paz said...

Cuando se hiela el alma, es posible que muera el corazón...

Besote guapa

Clara said...




Me encanta.Ahora estamos impactado por esos fríos de Siberia...nos hacemos pequeñitos,buscamos el calor y el salir se convierte en temeridad.
Un abrazo,amiga

Tais Luso said...

Terrível é a neve, tão baixas temperaturas doem, amiga! É lindo de ver, mas não dói tanto como as feridas da alma. Seu poema é breve, mas lúcido, intenso.
Abçs, Myriam.

Myriam said...

Gracias a todos, amigos, por el calor
de vuestros comentarios.

Abrazos a todos y muy buena semana

María said...

Cuando la nieve azota el alma, vienen personas bellas como tú y la acarician con sus palabras, les dan calor con su comprensiva escucha y las reconfortan aun en medio de ese gélido frío que se siente en medio de la nieve ; )

Preciosa la imagen, a juego con tu poema!

Un beso inmeeenso mi querida MYR.

alp said...

Buen poema..feliz año..un saludo desde Murcia...

Mari-Pi-R said...

Mejor verla desde lo lejos, este año es año de nieve, tus palabras me dan un poco de calor, un abrazo.

Prunus said...

Todos?

No se, a algunos con el solecito nos basta. El beso... pues bueno. Como que no es tan predecible.

Isabel said...

¡Qué hermoso poema, Myriam!

Abrazos.