Monday, June 27, 2016

Tránsitos: 33 aeropuertos y algo más



Podrán multiplicarse como hongos,  podrán llenar  los mapas -una y mil veces- podrán aterrizar   en sus pistas aviones de todos los colores y tamaños  y sin embargo,  nada mejor que el aleteo que te  catapulta  a la cima y me encuentras en ella ansiando tu arribo,  amigo-barrilete.  

12 comments:

Javier Rodríguez Albuquerque said...

De momento igual es mejor un buen aterrizaje, sin sobresaltos.
:-)
Besos.

karin rosenkranz said...

que lindo es volar...

Cayetano Gea said...

Volare, oh, oh, cantare...
Nada mejor que te salgan alas para llegar a tu destino. A veces, ese destino no es otro que el de estar allí arriba, encima de las nubes.
Un abrazo, Myriam.

Genín said...

:)
Salud y besitos

Rita Turza said...

No me gusta volar...

Tracy said...

No me gusta el avión.

Pedro Ojeda Escudero said...

lo de amigo barrilete merece expliación...
Besos.

Maripaz said...

Volar, aunque sea en avión, tiene un toque de aventura apasionante.
Besos.

Ildefonso Robledo said...

Volar... Toda una aproximación a futuras vivencias e historias...

Un abrazo, amiga... Felices días...

Marina Fligueira said...

¡Hola Myriam!!!

Perdona mi demora, voy despacito, aunque sea para coger el avión. Me canta volar, he viajado por medio mundo y es una sensación maravillosa como de libertad y además conoces mucha gente... Otras culturas que te enseñan a valorar muchas cosas de la vida.

Ha sido un placer pasar por tu casa.
Te dejo mi inmensa estima y gratitud.
Un abrazo.
Se muy feliz.

Pedro Luso said...

O nosso Antonio Carlos Jobim (Tom Jobim), um dos nomes mais importantes da Bossa Nova, não entrava num avião antes de tomar algumas doses de uísque. Somente o álcool tirava-lhe a aflição, que tinha em voo.
Abraço, Myriam.

Abejita de la Vega said...

Y a mí que me da miedo volar. ¡Felices viajes siempre!