Monday, April 11, 2016

De caballos, héroes e indios... o el mito del Coronel Daniel Boone

                                                                Pura raza española                

con Robert Wagner de jovencito (aquí la película completa)



¿Quién no recuerda las películas del Oeste  de vaqueros e indios a caballo?  ¿pero alguien recuerda que los indios americanos originalmente andaban de a pie y que tenían la caza, por ejemplo, muy limitada?   La introducción de los caballos  que revolucionó las culturas indígenas fue iniciada por Hernán Cortés que  en 1519 llevó 16 caballos  y Francisco Vasquez Coronado en 1539- 1542  llevó 558,  pero estos obviamente no se reprodujeron, creo que no necesito explicar porqué.  Juan de Oñate introdujo 7.000 cabezas de ganado  que incluían ¡tra la la! yeguas y sementales equinos. Y no  es que en la Antigüedad no haya habido  mamíferos solípedos del orden de los perisodáctilos   en Norteamérica, sí los hubo, pero se extinguieron hace unos 10.000 a 7.000 años atrás.

                                                       Comanche - Osag  por George Catlin, 1834

Los indios de la etnia Pueblo, aprendieron muy rápido de los españoles colonialistas  a los que les encantaba robar caballos  y escaparse  de su servidumbre montados, los que en ella habían caído. En 1659 los Navajos, enemigos acérrimos de los Pueblo y que fueron excelentes jinetes, hacían redadas en las Colonias españolas para robar caballos. En 1680 Los Apaches  muy inteligentemente cambiaban a españoles cautivos (por otras tribus)  por caballos. Los Comanches fueron los primeros en caballerizarse completamente. En 1680 los Pueblo tuvieron una gran victoria, expelieron a los españoles y capturaron miles de caballos y otro ganado que vendieron en parte  a las tribus de las llanuras del norte,  lo que significó la gloria para las manadas de caballos salvajes que galopaban por las praderas -y también se reproducían-  y para los indios que los montaban.


                                                           Daniel Boone de la serie de TV  de 1964-70
                                                                    y el mito  del héroe de las fronteras


                                       El coronel Daniel Boone (1734-1820), por Chester Harding 1820
 
 "Muchas de las acciones heroicas y aventuras caballerescas  que relatan de mí que sólo existen en las regiones de la fantasía. Conmigo el mundo ha tomado grandes libertades y sin embargo  no he sido más que  un hombre común."  Daniel Boone,   según cita de Faragher "Daniel Boone", P. 312 ( en WP) 

La cita  -de ser verídica-  denota la modestia de este cuáquero  de pocas palabras,  militar, explorador, hombre de frontera, comerciante y político,  de carne y hueso, que se convirtió en leyenda viviente; sexto de once hermanos de ascendencia inglesa y galesa, pasó sus años mozos en la frontera de Pennsylvania en la que los pacíficos cuáqueros tenían  buenas relaciones con los indios de los alrededores. En 1750 la familia se traslada  al Valle de Yatkin en Carolina del Norte y  Daniel Boone (DB)  se casa  en 1756 con Rebecca Bryan de esa misma localidad y tienen,  entre pitos y flautas (más pitos que flautas), 10 hijos. Al principio vivían en una cabaña,  algo apretujados,  en la granja de su padre pero  en 1759 después de un ataque de los indios Cheroquis, se mudaron a Culpeter County en Virginia.  Participó en las Guerra  Franco- india  al servicio de los ingleses y también en la de la  Independencia  a las órdenes del Gral separatista Roger Claks  en contra  de los Ingleses. Antes había sido promovido  a Teniente Coronel en La Fayette County militia. Exploró Kentucky y Tennessee y años más tarde Pensacola, Florida.  Tuvo una época  de hombre de negocios con compra y venta  de tierras, pero  le fue muy mal, mejor le fue con los productos de la caza que vendía.


                                                                      Mapa actual de EEUU

En 1769 abrió  el camino, primer camino conocido, entre Carolina del Norte y Tennessee.  Fundó la colonia de   Bloonesbourgh cerca de Lexington en Kentucky,  fue uno de los primeros asentamientos  al oeste de los Apalaches.  Más de 200.000  hombres emigraron a Kentucky siguiendo la ruta de Daniel Boone.



         
                                 DP en la ceremonia de adopción -estando cautivo-  por  los Shawnee


 Dos veces fue capturado por los indios y escapó, incluso  la nación Shawnee lo adoptó, pasando con ellos varios meses y le dio el nombre de "Gran tortuga". La adopción de algunos  prisioneros   era una práctica común de estos indios  para reemplazar a guerreros muertos.  La segunda vez (en esa lo adoptaron),  al enterarse de  que los Shawnee atacarían  Bloonesborough, logró escaparse en hizo 260 km en cinco días hasta que reventó el caballo y siguió a pie hasta el asentamiento  para advertir a los colonos.


                                          detalle del  Secuestro de la hija de Boone por K.F. Wimar, 1855-56



Cuando una hija suya junto a dos jóvenes más fueron  capturadas en 1776  por un grupo de indios, DB armó un grupo de "caras pálidas"  y con ellos  persiguió  a los "pieles rojas" y las rescató.  Escenas de esto se encuentran  incorporadas en la novela de James F. Cooper  "El último de los mohicanos"

En su cumpleaños Nro 50 en 1784, John Filson  publicó "Las aventuras del Coronel Daniel Boone" como parte del libro "Descubrimiento, asentamiento y estado actual de Kentucky"  un libro-panfleto que  si bien contenía los hechos reales de la vida de  DB tenía la intención ideológica de  promover los asentamientos  "del hombre blanco" en la región. Este libro contribuyó, en gran medida,  a difundir la leyenda  heroica de DB y  a crear el mito del héroe del oeste,  que pasó  a incorporarse al del self made man (Hombre que se hace a si mismo)  entrando  al floklore  estadounidense y formando  parte de su ethos nacional: Cualquier persona independiente de su origen, procedencia y escala social, puede llegar a lo más alto y   ser muy exitoso, en virtud de su tesón y  trabajo. Y sino,  que se los cuente la historia de Frederik Douglas (1818-1895)  que de esclavo   de madre negra  y padre desconocido-patronal, llegó a ser político republicano, diplomático, escritor y abolicionista.


Los últimos 20 años de su vida Daniel Boone los pasó en esta casa junto a su hijo Nathan y familia, viudo ya desde 1813, en   Defiance, Missouri,  parte de la Louisina española en donde trabajó  como funcionario del Gobierno  Colonial Español.  Murió en 1820 de muerte natural, a los 86 años.  Fue enterrado ahí,  pero en 1845 lo desenterraron y se lo llevaron a Kentucky, bueno, eso creyeron, en realidad se llevaron  los restos de un sirviente negro, como reveló el análisis antropológico-forense que se le realizó en 1983.  Así que quedó  nomas en  Defiance (que, casualmente,  quiere decir "Desafío"),  Missouri.

Su nombre pasó a ser sinónimo de  "the american outdoor",  es decir,  de la vida al aire libre americana, como ejemplo, el  ex-presidente Theodore Roosvelt fundó en 1887 "The Boone &Crockett Club".  La organización  "Los hijos de Daniel Boone" fue la precursora de de los Boy Scout en Estados Unidos.   Hasta hubo un submarino que llevó su nombre.   Su mito se popularizó en la serie televisiva de 1964-70  (y he de reconocer que disparó mi imaginación  de niña  al igual que lo hicieron  Julio Verne o Emilio Salgari y su Sandokan).

10 comments:

manouche said...

Fenimore Cooper ! aprendi leer en sus obras, me enamoraba de todos los cheyenes y otros mohicanes con su valor , su sentido del honor y de la fraternidad. Odié a los americanos crueles y... no tan guapos!

Cayetano Gea said...

No podemos imaginar un indio sin caballo. Saludos desde Mallorca con una tablet lenta como el "caballo" del malo.

Pedro Ojeda Escudero said...

Ya sabes cómo me gustaban las películas del oeste, así que comprenderás cómo he disfrutado con esta entrada tuya.
Un beso.

Ambar said...

Desconocía la vida de D, Boone y gran parte de lo que cuentas sobre las etnias indias.Nunca fui aficionada a las películas del " oeste" y son muy pocas las que he visto. Me ha resultado muy entretenida tu entrada.
Besos Myriam

Mari-Pi-R said...

Bien que envejeció en tal época Daniel Boone, me ha gustado leer un poco de su historia.
De vez en cuando todavía visiona alguna película antigua del oeste.
Un abrazo

Manuel López Paz said...

Algunos detalles que das sobre Boone (una serie que vi muchas veces en "reposición a petición" según el canal que la trasmitía en Venezuela) lo desconocía, pero fue uno de los héroes favoritos de mi infancia.

No solo hubo esa serie: Hondo, Laredo, La busqueda y tantas otras...Valle de Pasiones (Big Valley en inglés) que vi y re-vi

Besote

Genín said...

Que recuerdos, yo siempre estaba a favor de los indios... :)
Besos y salud

Abejita de la Vega said...

Yo también veía al Daniel Boone televisivo. Historia norteamericana para los niños españoles que desconocíamos todo de la nuestra.
Besos, me lo estudio detenidamente.
¡Gracias!

Manuel said...

Un gran aventurero aunque los indios no salieron bien parados con el colonizadores... siempre me atrajo más la vida de los indios, esos "salvajes" como se les llamó tenían una profunda sabiduría...

EL AVE PEREGRINA said...

Y como nos enganchaban estas películas...ya llovió...

Un fuerte abrazo.