Monday, February 15, 2016

De amistades y envidias

                                                                   Su S. El Papa Juan Pablo II

Varias cartas revelan la íntima amistad entre Juan Pablo II y una filósofa estadounidense.  El Pontífice y la mujer, casada y con tres hijos, estuvieron escribiéndose durante años.


                                                                    La filósofa Anna Teresa Tymieniecka 


La amistad, cuando es sincera y profunda, es el sentimiento más maravilloso que puede existir entre dos personas, porque comparten un universo entero que  las engrandece en esa interacción y que no impide ni coarta otras interacciones con otra gente, pero claro, siempre habrá algún amargado, envidioso y mediocre que critique negativamente, censure o vitupere. 






15 comments:

Pedro Ojeda Escudero said...

La amistad es generosa, además. Cada vez aparto más de mi lado a los amargados que me encuentro en el camino.
Besos.

Cayetano Gea said...

La amistad entre gentes de distinto sexo no entiende de creencias, de profesión ni de estado civil.
Cada uno es libre de tener los amigos que estime oportuno.
Un abrazo, Myriam.

manouche said...

Ce pape a toutes les qualités !

Ambar said...

La amistad es , tal vez, la interrelación más perfecta que puede existir entre dos personas. Si la amistad es verdadera esta llena de generosidad, de lealtad, de respeto y de profundo cariño. La amistad es un sentimiento sumamente enriquecedor y solo las mentes obtusas y mezquinas pueden ver en ella un lado oscuro inexistente.
Besos Myriam

Genín said...

No puedo entender que esto sea noticia,lo vi hoy en el telediario, a mi me parece la cosa mas natural del mundo, por muy Papa que sea el, es un hombre y como tal ama y sufre como todos, me alegro que además tuviera esta amistad, aunque yo no sea creyente, los hombres importantes suelen estar muy solos... :)
Besos y salud

Mari-Pi-R said...

Sin duda en la amistad no hay fronteras, un abrazo.

Manuel López Paz said...

Lo interesante de la amistad es eso, que los demás también la quieren y por eso critican...

Besote guapa

Javier Rodríguez Albuquerque said...

No dudo que esto sea amistad. La verdad es que este tipo de noticias tienen la importancia que tiene, es decir, ninguna.

Por otra parte, si lo que queremos es exaltar la amistad, seguro que encontramos ejemplos mucho más ilustrativos de lo que es su profundo significado.
Un beso.

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Yo me alegro de que Juan Pablo II tuviese esa limpia amistad, no hay que sacarle más importancia que la que tiene, pero ya sabemos que los medios de comunicación les encanta sacar las cosas de su lugar.
Un abrazo
Cecilia

Chelo said...

No puedo estar más de acuerdo contigo, Myriam. La amistad es eso, amistad. Siempre hay que buscar cinco pies al gato, me molesta sobremanera.
Un beso

María Pilar said...

Por fin sabemos algo de la faceta humana de un papa y hay quién se empeña en añadirle morbo. Debiera ser lo normal y engrandece a una persona que sea capaz de conservar sus amistades durante toda una vida.

María said...

Los humanos necesitamos ver siempre la parte oscura y sórdida a todo lo que de mano no tiene por que tenerlo ... en la amistad como en todo hay tanta luz como oscuridad, sin saber nada, nadie debería permitirse el lujo de prejuzgar. Estupendo que el papa como todo hombre tenga amigos, sena hombres o mujeres, mira que somos pacatos! No hay nada sucio al mirar, es la mirada del que mira la que lo ensucia.


Muchos besos preciosa!

Rafa Hernández said...

Como se está comentando, si era sólo una amistad entrañable, me parece perfecto.

Besos.

Paco Cuesta said...

No puedo entender por qué una amistad ha de romperse por determinadas convenciones sociales. Supongo que a la prensa (a determinada prensa) le resulta rentable.

Ildefonso Robledo said...

No les dejan que sepan lo que es el amor, y ahora parece que ni siquiera que conozcan la amistad... Uf, que cosa tan chunga...