Wednesday, June 3, 2015

Desencuentros - 2 - Paso a paso, sol y sombra



Camino, pienso, me envuelvo en tu palabra que retumba como eco en mis entrañas  y en tus versos que acarician delicadamente mis cabellos. Tu voz, tu aliento, tu sonrisa, tu abrazo en mi cintura, como un vaho de calor en un día recalcitrante de verano, recuerdo.  Te siento: estás presente y camino; sol y sombra se conjugan, palpitan y florecen. Vano espejismo:  la descarnada realidad me muestra  puntualmente que no estás. 



11 comments:

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Lo que hace el calor bochornoso del medio día :-)
Un beso.

De barro y luz said...

Sí está....agazapado tras la sombra de la memoria.


Bss

Pedro Ojeda Escudero said...

Todos los recuerdos hacen presentes las cosas. A veces, hasta con una notable insistencia física.
Besos.

Andres Lopez said...

Me gustas tus versos vislumbran una hermosa pasión que parece escurrirse entre los dedos
Eres genial!!
Besos
André

María said...

Es tan precioso lo que has escrito mi querida MYR que solo le falta a su protagonista darle la vuelta y tras sentir tan presente esa ausencia en lugar de recrearse en que no está... que se acurrruque en ese recuerdo, lo disfrute y se deje estar en él .. ( mejor sentada, no vaya a ser que tropiece ;))


Mil besos bonita ! que tus pasos al sol vayan acompañados de brisa.. la tuya ;))

Genín said...

Una vez mas, el gatito lindo tiene razón, a mi no me gusta recordar los desencuentros, prefiero olvidar, es mas cómodo e inocuo... :)
Besos y salud

Kety said...

Los buenos recuerdoas siempre están ahí.
Un texto muy poético.
Un abrazo,

karin rosenkranz said...

Los hermosos recuerdos te inspiraron bellas letras.
saludos

Rafa Hernández said...

Cualquier recuerdo grato hay que guardarlo. Bonitos versos entre sol y sombra, como en los toros.

Besos Myriam.

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Querida Myriam:

Tu prosa poética dibuja brillantemente las emociones humanas; el sentimiento del amor soñado está, allí, esculpido en el alma para acompañarnos por siempre aunque la realidad nos muestre un camino en soledad y nuestros pasos sientan el peso de la ausencia de la persona amada.
¡Me canta tu lado poético, che!
Te dejo un beso y un abrazo inmenso.

Abejita de la Vega said...

Las ausencias configuran nuestra vida.
Un abrazo, Myriam.