Wednesday, April 23, 2014

Enlatados los padres de Juan Bobo, ahogados los burladores burlados y fundación de un nuevo pueblo




-Te dije, Felipe, que el niño era bobo.
- ¡De bobo nada!, Fabiola,  el niño es obediente y muy generoso; te hizo caso, además matando al buey gordo,  dio merienda al pueblo entero y  además, habilidoso, vendió las pieles, nos trajo buena pasta y...
- Pero bien que los del pueblo se rieron de él, apodáronle más que Bobo, real Bobazo (aunque comieran gustosos del buey, cierto es). Obediente, sí Felipe, lo reconozco,  el niño recordó y puso en práctica mis dos sabios preceptos (modestia aparte): 1) no dormir en vereda, por eso acampó a campo profundo 2) no despreciar lo que a la mano le viniera, por eso agarró al cuervo que le picoteó los cueros del buey que a vender llevaba.
-  En la Ciudad vendió la piel a buen precio, ¡los del pueblo no pudieron!. Incluso vendió el cuervo so gran adivinador, para eso ingenio hay que tener, ¡gran ingenio -no negarás, Fabiola-  que tiene  nuestro Juanillo!. ¿A qué sí?
-  Verdad, pero los vecinos se enojaron prendiendo fuego al pajar. Y los posaderos cazando gatos puede que estén para des-ojarlos sin piedad ¡qué crueldad!. Te dije, Felipe, que el niño era bobo.
- Vendió las cenizas a buen precio aun siendo verano, ¡los del pueblo no pudieron, caray! ¡qué terca eres, mujer! y buena pasta a casa nos trajo el chico.
-Verdad, los vecinos se enojaron, en un saco lo metieron, te dije y les dije que mi hijo tonto era.
- Incluso consiguió carneros del buen pastor que tomó su lugar en el talego. ¡Míralo, míralo!, ahí va  cantando mientras los del pueblo se van ahogando, convencidos de que en  el fondo del río rebaño de cabras y ovejas hay.
- Sí, Felipe, es cierto, todo lo que dices es cierto, no lo puedo negar, pero ahora ¿qué hacemos?  por que el niño le ha tomado el gusto a eso de la mercadotecnia y  nos ha puesto a vender por sardinas enlatadas ¿Qué tal?  Te lo dije, Felipe, nuestro niño era,  es y será bobo.    Así lo he etiquetado como buena madre que soy y  así lo han etiquetado  los vecinos del  pueblo, porque  en todo pueblo siempre  hay un bobo y nuestro Juanillo se lleva la gran cucarda.
-  Si por sardinas nos vende, ¡seguro que hace buen precio, digno hijo mio es nuestro querido Juanillo!. Orgullo de padre siento, de pecho henchido casi en la lata no quepo, pero estoy en mi aceite de oliva, extra virgen, chapoteando de contento.
-  Y entonces...¿qué haremos mi buen Felipe, mi tierno esposo, ya que a jauja observo que  te lo estás  tomando?... Además, ¡huele, huele! ¿acaso no tienes ningún olfato?  porque yo sí, ¡¡estoy empezando a oler a perfume rancio de  pescado!!....... ¡y mis piernazas macizas se me están  entumeciendo!...(menos mal que al menos las tetas las tengo al aire).
- ¡Ay! Fabiola, mujer mía, ármate de paciencia y aguanta, por Dios bendito y la Santa Escapularia. Dime, ¿ es que no tienes  imaginación alguna? ¡pues fundar el pueblo de las sardinas felices, eso es lo que haremos! ¡¿no ves que nos quedamos sin mala gente -todos esos personajes burladores burlados, feos, envidiosos y suprémamente tontos-   que se reían día sí y noche también de nuestro hijo querido  que ha demostrado tener una gran inventiva, que buena pasta a casa nos ha traído, que obediente contigo ha sido?!.

Nota: Crónica dialogada de la fundación de Sardinolandia Feliche en la Era acuático-draconiana de Psicis, del Siglo XXII y gustosa contribución a la lectura colectiva virtual que hacemos bajo la conducción del inigualable profesor Don Pedro Ojeda, desde su blog La Acequia, el mismo que es capaz de hacernos aprender y  deleitar con la lectura de hasta una guía telefónica, (como tan acertadamente  ha dicho una de mis compañeras del grupo).  ©  Myriam Goldenberg

                                                                  
                                                                    ¡Feliz día del Libro (hoy y siempre), Feliz Sant Jordi!


18 comments:

Antonio Jesús said...

Igualmente....lo se encasillados lo había oído pero lo de enlatados...Un saludo desde Almería....)))
http://visual-anjespinosa.blogspot.com.es/

karin rosenkranz said...

Feliz día del libro!
un saludo

De barro y luz said...

Muy bueno, sí señora ! :))


Bss

Genín said...

Yo diría que "no hay mayor ciego que el que no quiere ver"
¡Feliz día!
Besos y salud

Manuel López Paz said...

Feliz día guapa

Besote

Abejita de la Vega said...

El embrión de una novela gabrielgarciamarqueña y torrenteballesteriana. La foto de los enlatados me dejó boquiabierta.

Un abrazo

María Pilar said...

Muy bueno y gracioso, único para celebrar el día de hoy,
Un beso

Aristos Veyrud said...

Feliz día del libro Myr!!!
Besos!!!

yeste lima said...

Un post original y entretenido, Myriam... como mismamente tú.

Besos apretaos

ANTIQVA said...

Magnifico, amiga... Que imagen tan curiosa nos traes...

Un abrazo fuerte

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Francamente es muy original.
Feliz día del libro.
Un abrazo
Sor.Cecilia

Pedro Ojeda Escudero said...

¡Vaya con el niño bobo!
Besos, Myriam, mil gracias.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Feliz día del libro... y el resto también :-)

Isabel said...

Escribiendo como tú lo haces es la mejor manera de celebrarlo.

Abrazos, Myriam.

Pamisola said...

Muy buena la crónica dialogada.
Como ya pasó el Día del Libro, te deseo Feliz Día Cualquiera y más si te ocupa la Lectura.

Besos

Bertha said...

Myr:entro tarde para poderme deleitar con esta lectura.-Bobo sí,si...y sobre todo obediente.

-La foto no puede ser más original me ha encantado y como el que le gusta leerte lo hace siempre en cualquier momento.

Un beso

LA ZARZAMORA said...

Feliz día del libro, hoy, y siempre, y que la magia vuele entre la vida, la palabra, y las páginas...
Besos, Myr.

María said...

Jaja pues el niño, no se si les salió listo o bobo, pero ellos dos ¡vaya par de benditos ahí quietecitos dentro de la lata... es bastante atípico que sea la madre la que ve el lado negativo del niño y al papá todo le parezca bien, será por la opresión del espacio que les invierte los cromosomas:-)

Mil besos preciosa si ya estás con un pie en el avión que disfruuuuuutes, te tocan unas cuantas horas de sardina en lata volando... que todo sea perfecto en el aire y cuando aterrices.. Muaaaaaaaaaakss!! enorme MYR.