Saturday, February 22, 2014

Tránsitos: Traditional Bakery


En la vida hay mil bizcochos que pueden saberte a cielo y otros tantos que pueden saberte a hiel. Sólo en el tránsito rítmico y monótono del dia a dia, puede una sonrisa marcar la diferencia.  Una sonrisa  -o una palabra- en el momento preciso y en su justa dimensión.



                                     Agradezco a todos los amigos que han participado con su cariño en mi fiesta                                                                       de cumpleaños mil veces griega.     
                                                                               Abrazos a todos 



23 comments:

De barro y luz said...

La sonrisa es un dulce bizcocho, sin duda.


Bss

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Un fuerte abrazo. :-)

virgi said...

Golosa y dulce te veo, querida Myriam. ¡Ah, me encantó la fiesta!
Muchos besos

manouche said...

Sonrisas de chocolate por un domingo goloso....

chusa said...

Una sonrisa alegra la vida.
Las caras tristes generan tristeza asì que no seamos parcos en prodigar sonrisas.
Te dejo mi beso de buen domingo Myriam con sonrisa :D

Genín said...

Que casualidad, hoy he comido un bizcocho casero delicioso :)
Besos y salud

Emilio Manuel said...

Siempre estamos en transito, unos más agradables que otros, pero no paramos hasta que llegue el último.

Saludos

Spaghetti said...

Seguimos en tránsito hasta que la muerte nos separe ... del camino.
(No entiendo lo de la fiesta mil veces griega)
bsazo

Manuel López Paz said...

Una Sonrisa vale más que mil palabras...

Besote guapa

Pedro Ojeda Escudero said...

Lo malo es que solo probándolos uno sabe a qué lado pertenece cada uno. O lo bueno.
Besos y gracias por participarnos de tu fiesta.

Abejita de la Vega said...

El bizcocho de tu cumple era bien dulce.

Besos

Gustavo Figueroa V. said...

¡Ay, la risa! La risa mi estimada Myriam cómo nos alimenta y nos redime de la pena...mira ché que poema tan bello escribió Pablo Neruda pidiéndole a su amada que le quitara cualquier cosa menos la risa.

‘Tu risa’, de Pablo Neruda

Quítame el pan, si quieres,

quítame el aire, pero

no me quites tu risa.

No me quites la rosa,

la lanza que desgranas,

el agua que de pronto

estalla en tu alegría,

la repentina ola

de plata que te nace.

Mi lucha es dura y vuelvo

con los ojos cansados

a veces de haber visto

la tierra que no cambia,

pero al entrar tu risa

sube al cielo buscándome

y abre para mí todas

las puertas de la vida.

Amor mío, en la hora

más oscura desgrana

tu risa, y si de pronto

ves que mi sangre mancha

las piedras de la calle,

ríe, por que tu risa

será para mis manos

como una espada fresca.

Junto al mar en otoño,

tu risa debe alzar

su cascada de espuma,

y en primavera, amor,

quiero tu risa como

la flor que yo esperaba,

la flor azul, la rosa

de mi patria sonora.

Ríete de la noche,

del día, de la luna,

ríete de las calles

torcidas de la isla,

ríete de este torpe

muchacho que te quiere,

pero cuando yo abro

los ojos y los cierro,

cuando mis pasos van,

cuando vuelven mis pasos,

niégame el pan, el aire,

la luz, la primavera,

pero tu risa nunca

por que me moriría.

Te dejo un fuerte abrazo.

Kety said...


Un fuerte abrazo con mi mejor sonrisa ;-)))

Besos

Katy Sánchez said...

La sonrisa siempre marca la diferencia. Bss y buena semana

Paco Cuesta said...

Con la tantas veces añorada monotonía de la alegría.
Besos

María Pilar said...

Cuánta verdad encierran tus palabras. Una sonrisa, una palabras, una mirada... Sí hacen que la vida se vea de otro color.
Un beso

Aristos Veyrud said...

En la vida hay amores que nunca pueden olvidarse ja ja ja
http://www.youtube.com/watch?v=_99vKGzn4Sw

Los bizcochos con sabor a hiel, tal vez como remedio son buenos.

Besos!!!

María said...

Cualquier cosa con una sonrisa siempre es más fácil de tragar, si además nos dan una palabra de ánimo aun mejor y en último caso siempre nos queda el recurso de cerrar los ojos taparnos la nariz y junto con le bizcocho indigesto beber mucha agua y tragar saliva y sobre todo recordar donde nos lo han dado eso tan intragable para no volver :-)


Muchos besos MYR y feliz semana con bizcochos ricos:))

María said...

Aaaah! por supuestísimo, tu tarta de cumple riquísima aquí siempre vuelvo, ninguna anfitriona mejor que tú:-)

Mmmuaaaaaaaaakks!

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Claro que sí, mi querida Myriam, por eso te dejo siempre mi ternura.
Sor.Cecilia

jordim said...

Yo encuentro pocos bizcochos..

Nómada planetario said...

Llego tarde para felicitarte, de todos modos me hubiera gustado invitarte a un bizcocho de mil hojas con chocolate.
Besos con ganas de merienda compartida.

Miguel said...

Tienes toda la razón del mundo. Me gusta la gente que sonríe. Pero la gente que sonría desde el corazón, desde el alma...

Un beso (y una sonrisa)