Monday, June 3, 2013

Barcelona (1), introducción


Como les prometí comienzo a contarles de mi viaje. Y lo comienzo, arbitrariamente,  con Barcelona aunque no sea el orden real en el que lo hice, ya que primero fui a Suecia y después a España. Elijo empezarlo aquí porque tenía una deuda desde muy antiguo  con esta ciudad,  una deuda que creo ha quedado saldada en este viaje. Verán, ésta es la única ciudad de todas las que he visitado o en las que he vivido por un tiempo, a la que he llegado  en tres oportunidades, pero  que no  había recorrido íntegra en la primera visita, sino que lo fui haciendo por partes, por lo que conservaba una visión fragmentada de la ciudad.  Esto no quiere decir que la haya agotado,  pues hay muchísimo para ver en profundidad, me refiero a que tengo ahora una percepción integral de ella, que se adecua mejor a mi forma holística de pensamiento.

Mi primer contacto con esta vibrante ciudad, fue hace muchos, muchos años, cuando era  pequeña y vinimos con mis tíos maternos desde Francia en coche, a una consulta con el Prof. Dr.  Ignacio Barraquer, por un  diagnóstico que me había hecho de "peligro de desprendimiento de retina por traumatismo" un comerciante carnicero con diploma de médico cirujano oftalmólogo de Argentina. Pequeña y con el terror que tenía de quedarme ciega, en mis entrañas quedó grabado el ruido de la silla de ruedas -que usaba el muy entrado en años Prof. Dr Ignacio Barraquer, para no cansarse-   acercándose como un Rey en su trono movible por el piso de madera del amplio salón de su clínica y el terror que mantuve hasta que dio su veredicto inapelable y absolutamente certero de que mis ojos no tenían  nada de que preocuparse. Como se habrán imaginado, esa clínica y ese doctor y su hijo el eminente Dr Joaquín, es lo único que recuerdo haber visto de Barcelona entonces. Ah, si y los Guardias Civiles que le pusieron la multa a mi tío por exceso de velocidad, que se nos aparecieron de golpe por detrás de una colina.

Quizás por eso, no volví  a Barcelona hasta que en el 2009 fui invitada a  asistír a un encuentro de blogueros organizado y anfitrionado por nuestro amigo Josep Julián autor del blog La inteligencia de las emociones,   que lamentablemente falleció a principios del año pasado (Rip) y en esta entrada de pésame, recuerdo un par de anécdotas con él, una relacionada con mi visita de entonces a Barcelona.  En esa oportunidad, recorrí la zona de Ronda Lesseps y el  casco antiguo, el barrio Gótico,  las casas de "La Pedrera" Batlló,  construidas ambas por el arquitecto Antoni Gaudí a principios del Siglo XX. Vistamos también la casa Amattler, del arq. Josep Puig i Cadafalch y la casa LLeó Morera del arq. Luis Domenech i Montaner.  Y, entre otras cosas,  comimos en Els Quatre Gats, uno de los lugares de reuniones que fue referencia del modernismo español. O sea que me impregné de modernismo.

 En este viaje, ahora, recorrí  gran parte de lo que me faltaba ver  de la ciudad y lo hice de la mano de muy buenos amigos blogueros de quienes daré cuenta en las próximas entradas, además Barcelona me brindó lo mejor de si,  diluyendo por siempre,  mi primer recuerdo traumático.

Las entradas irán publicándose así:  2 más  para Barcelona, 1 para Girona, 3 o 4 para Ibiza, y 1 o 2 para Estocolmo.  Ojalá pueda transmitirles  lo mucho que disfruté de mi viaje, como de todos los hechos anteriormente.


Próxima entrada el miércoles

26 comments:

Remei (Bitácora) said...

Es normal que con todo lo que cuentas de diluya y se esfume tu primera visita a esta ciudad...
Yo también viví dos años en ella y le debo una visita...
Myriam espero tus próximas entradas.
Será como un viaje para mi...
Un besote!

Montserrat Sala said...

Hola Myriam: selbro que vaya saliendo mas entradas sobre tu viaje, desde Suecia pasando por Barcelona.Gerona e Ibiza.
Ire´esperando las entradas con la ilusión del que no conoce la ciudad, para saber, como la ven otros ojos de fuera inocentes y no contaminados, por lecturas u opiniones.
Un abrazo.

manouche said...

Bardelona, la Bona vivi tiempos en esa vibrante ciudad . Tantos recuerdos dramaticos para mi...

LA ZARZAMORA said...

Siempre me trató tan bien esa ciudad, que no puedo si no adorarla.
Es una fiesta cada vez que llego allí y no nos cansamos ni ella ni yo, en cada ocasión me regala y me depara algo nuevo por descubrir...
Me alegra, que hicierais las paces ella y tú.
;-)

Besos, Myr.



andré de ártabro said...

Estaré hasta el miércoles, ´vido de tu entada para seguir conociéndote a traces de tus bellos y emotivos relatos.
Besos.

guillermo elt said...

Para mí, las ciudades de mar, tienen un encanto especial, diferente las de interior.

Besicosssssss

María said...

Me alegra mucho que hayas disfrutado tanto conociendo bellas ciudades españolas, todas tienen su especial encanto.

Estaré pendiente de la próxima entrada.

Un beso.

Bertha said...

Es normal que te impactara al principio la mente de una niña es muy sensible.Me alegra que te vayas reconciliando a mí me pasa con Madrid que al principio me parecía estresante por ser de costa y en cambio ahora la conozco mejor que Barcelona aunque soy de allí pero como se conoce bien las ciudades es caminando y con gente del lugar que te puede despejar posibles mal entendidos.

Iremos pasando de vez en cuando para ir conociendo estos lugares guiados muchísimas gracias por compartirlos.

Un beso feliz día.

Paco Cuesta said...

Es un museo de arquitectura modernista.
Gracias Myr. Un abrazo

Aristos Veyrud said...

Abierto este primer capítulo espero entonces el desarrollo de los siguientes.
Gran apertura, un carnicero que diagnostica a una niña la posibilidad de quedar ciega!!!
Besos querida Myr!!!

yeste lima said...


Como siempre iré esperando tus descripciones de los viajes, pero ya te adelanto que los posts de Barcelona, me ilusionan porque viví tres años en Barcelona hace mucho tiempo y es una forma de que me refresques la memoria.

Graccias y besios, Myriam

Natàlia Tàrraco said...

Dulce Myriam, esto se avisa que soy de Barna!! La próxima te llevo de la mano con otras y otros blogueros jueveras por la Barcelona ignota. Y por las costas bravas o las doradas y por Tàrraco la romana, y...ay amiga, muda estoy pero daría gritos de contenta, benvinguda a la ciutat Comptal!!! Espero ver reportajes y espero verte in person a nada tardar cuando quieras. !Petons y besitos, shalom!
Nota, me alegra que el Barraquer y esa otra visita terminara con bien a pesar del mal fario.

Micaela said...

Me alegro mucho de nuestro encuentro Myr y que hayas disfrutado de Barcelona. Es una ciudad cosmpolita, muy interesante a nivel cultural.¿Qué te voy a contar, si es mi ciudad? Un fuerte abrazo.

Manuel López Paz said...

Hola Guapa:

Estoy seguro que tu estadía en la ciudad condal fue excelente.

Disfruto mucho cada vez que estoy allí.

Besote

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Viajar en sí mismo es toda una experiancia. Compartirlo con los amigos es otra gran experiencia.
Un beso.

CHARLES BLAKE said...

Vaya recorrido!!!! No dudes que leeré atentamente tus experiencias en lugares tan distantes., pero recuerda que los lugares no son especiales, los hacemos "especiales" con nuestras propias vivencias. Por esa razón "visitaré" las cuatro ciudades cogido de tu mano (si me lo permites) y como un compañero más del camino. Será un placer pasear con tus letras, mi estimada amiga.
Besos.

Rafa Hernández said...

Enhorabuena por esos viajes y ya irás contando más cosas. Barcelona es muy bonita, y Gerona e Ibiza también las conozco. Besos Myriam.

Abejita de la Vega said...

Solo estuve una vez y lo que se me quedó grabado: las columnas góticas y esbeltísimas de su catedral, la vista desde el Tibidabo y las gambas a la plancha.
Un privilegio lo de Barraquer, aunque para ti fuera terrorífico, normal.
Me alegro que hayas disfrutado de tu viaje por esta piel de toro.
Y acabo con un tópico: Barcelona bona si la bolsa sona.

Besos

María said...

Mmmmm BARCELONA, cómo me gusta esta ciudad mi querida MYR, creo que es la única gran ciudad que conozco de este país donde a pesar de su tamaño podría vivir...el resto, solo de visita. Tengo alma de pueblerina, solo me encuentro en mi salsa en lugares pequeños que pueda controlar, Barcelona es un inmenso y precioso pueblo ;))

Te diré respecto a tu primera experiencia con el Dr Barraquer que en tiempos fue puntero en lo que se refiere a oftalmología de este país, si alguna vez necesitas (ojalá no, la mejor opinión sobre lo que le pueda ocurrir a tu ojo) ve rumbo a Asturias, hoy allí en Oviedo los Vegas, que son otra saga como lo fueron los Barraquer, les han tomado la delantera :))
Cuando se va de médicos a una ciudad nunca se la conoce, no hay ojos que funcionen si la preocupación nos lo ocupa todo. Ojalá ese episodio no se repita nunca cielo.

Para mi la frase de Casablanca siempre tendrá mi propia versión y es... siempre nos quedará Barcelona:))



Muuchos muuchos besos preciosa y feliz semana.

TORO SALVAJE said...

Barcelona es una hermosa flor.
Y ahora luce toda su belleza.

Besos.

Taty Cascada said...

No tengo el placer de conocer tan bella ciudad, así que contigo será un placer descubrir. Quedo a la espera de tus relatos.
Besitos querida Myriam

Fernando Lopez Fernandez said...

Esperamos los próximos capítulos porque compartir los viajes es uan forma de que los demás viajen. besos

Ele Bergón said...

Barcelona, aunque no he vivido en ella, la he recorrido en varias ocasiones y siempre la la encuentro bella, bella.

Ya imagino a una amiga bloguera tuya y mía haciendo de gran anfitriona.

Un abrazo

Luz

Tracy said...

Hola amiga, me apunto encantada en el viaje que nos propones los miércoles, el comienzo no puede ser más atrayente.

virgi said...

Estuve hace décadas viviendo un verano allí y me encantaba. Luego he vuelto varias veces y es tan cosmopolita que se infla una de energía.
Besos, me alegra leerte.

Pedro Ojeda Escudero said...

Tu agenda fue, sin duda, apretada, pero más que oportuna en las intenciones.
Besos.