Tuesday, April 30, 2013

Lo que se lleva el viento


Vertiente  de la montaña, emociones
 de lava trepidantes, fuerte dulzor 
de  nidos,  ruiseñor en el canto,
y en la fragua, manso el acero
que corazones templa;
 partes del rio 
  que el viento lleva.   



Myriam Goldenberg ©





18 comments:

andré de ártabro said...

Tú eres como esa fragua que templa los corazones y forjas en el agua del río hermosas ilusiones
Precioso poeta!!
Besos.

Manuel López Paz said...

El viento a veces se lleva cosas que no debe llevarse...Y deja otras...

Besote guapa

Verso a beso said...

Dichoso el aire que nos trae hoy tus versos, dichoso el río que los acuna y el corazón en el que laten.


Bss

TORO SALVAJE said...

A cambio trae poemas lindos como este.

Besos.

Fernando Lopez Fernandez said...

Precioso Myr. Un beso

manouche said...

Como has captado el viento risando sobre el agua.

Spaghetti said...

Estas inspirada Myriam...aunque se advierte cierta influencia literaria de las recientes aguas de la acequia.
un bsazo

Katy Sánchez said...

Bello este canto. A veces el viento se lleva cosas que no queremos y otras permanecen y no las deseamos.
Bss

Kasioles said...

¡Qué bello poema te ha inspirado el viento!
La foto es preciosa, no sé que tiene el agua, pero me atrae.
Cariños.
Kasioles

Taty Cascada said...

El viento se lleva lo débil y aviva la fragua que templa fortaleza.
Bello poema Myriam. Breve, con médula y ritmo, como a mi me gustan.
Besitos

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Pura belleza. :)
Un beso.

ana said...

Precioso como las misma naturaleza, como la primavera que a ver si llega ya. La foto una maravilla.

Besicos

Amilcar Blanco said...

Lo que veo en tus versos, lo que siento en mi ciega intuición me resulta querido y entrañable. Entre nuestros corazones hay entendimiento sin duda. La naturaleza es poesía, los elementos que nombras en tus versos hacen, construyen lo poético, pero siempre a condición de ser vistos y nombrados como vos los ves y los nombrás. No se si soy claro. Un beso.

Paco Cuesta said...

Veo en el poema un yunque impasible ante la emoción de la fragua.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero said...

Amansar el acero, Myriam. Todo un arte. Besos.

Ele Bergón said...

Todo eso y mucho más nos lleva y nos trae el viento porque no deja de moverse ni un instante.

Bonitas palabras y bonita foto

Luz

LA ZARZAMORA said...

No todo se lo lleva ese viento... algo se queda en el río volando hasta el mar.

Es precioso, Myr.

Besos!!!

Aristos Veyrud said...

El vivir y el placer de hacerlo siempre estará en el ritmo del reposo y del fluir.
Besos!!!