Monday, January 21, 2013

Lo siento: Hay días que ni las palomas pueden sonreir...



                          Otros,  optimistas como Natalia o Tracy, por lo menos lo intentan....

                     (No quiere decir que sean palomas, sino dos buenas amigas, que tratan)

                                               O nuestro querido amigo Javier,

      que desde hace tiempo nos imprime humor y buena onda con el primer bostezo de sus lunes.


              O María de El Saco de mis pensamientos,  que es como ella mismo lo dice, 
                           el  optimismo con patas y lo desparrama  por doquier,
                                                        con simpatía y cariño.
                                        
                                                       
                                                    A ellos, gracias y abrazos.

                       

26 comments:

Verso a beso said...

Dicen que un pesimista es un optimista bien informado :)
Pues... nada de telenoticias, prensa.... y unas gafitas con los cristales pintados de color de rosa.



Bss

Tracy said...

¡Que no me entere yo que no sonríes!
¡venga esa boca!, así.
Ya me voy más tranquila.

Myriam said...

Tracy :-)

Myriam said...

VERSO: difícil, cuando tenemos elecciones mañana... Besos.

Micaela said...

Bueno, siempre queda una última sonrisa a pesar de que se sienta pena o con pocas ganas de vivir. Un abrazo grande.

Rafa Hernández said...

Hay que sonreír hasta muerto, para que digan: "Mira que fiambre tan simpático.

Saludos.

María said...

jajaja aaaaaayyy que soy María del saco... a este paso terminaré siendo "el hombre del saco" jajaja

Gracias preciosa. Mira, sin ir más lejos, ayer estaba yo tan agotada,pero taan agotada que ni fuerzas tenía para subir la comisura de los labios y dibujar una sonrisa, pero hoy... ¡¡hoy, ya es otro día!! ha dejado de llover por fin después de siete días con sus noches sin parar... he terminado una enciclopedia que me ha tenido muerta hasta ayer y mira... hoy ya puedo. Solo hay que esperar un poquito, dejar que pase la tormenta y se puede...sieempre se puede, aunque cueste a veces.


Muaaaaaaaaaaaaakss enoooorme bonita


Muuy feliz semana, ojalá que llenita de sonrisas.

María said...

Aaaaah y por cierto...

Nooo se trata de pesimismo u optimismo, se trata de vivir lo más a gusto posible... todos podemos ver lo que deseemos ver...cada uno enfoca a donde quiere, si todo es negro...que a veces lo es, encender una cerilla al menos y quien no sabe esto ¡¡cachisss!! vaya pena:))

Máááááás besoooossss

andré de ártabro said...

Con ese tu pelo apenas si rozando el ojo , que yo diría con tu "hermoso moreno aladar" y esa sonrisa que esbozas , no tienes derecho a estar triste , que una mujer triste es una "triste mujer " y tu nos gustas mucho ¡mucho! con esa tu dulce sonrisa.
Besos

Aristos Veyrud said...

"Hay días que somos tan lúgubres tan lúgubres..." ja ja ja.
Una vez al año no hace daño, es natural que a veces nos pase, lo anormal es cuando se vuelve crónico, pero la buena salud está sujeta a estos ritmos y no hay que negarlos, estos estados constituyen parte de nuestra afirmación vital.
Digo todo lo anterior muy genéricamente desconociendo causas en particular.
Abrazos!!!

Spaghetti said...

Es tan grande la ansiedad por tratar con una sonrisa cada mañana que a veces puede ser una frustración debido a los tristes acontecimientos.
Te dejo la misma frase que a Natalia:
"LAS SONRISAS NO SE SI SON RISAS, PERO SIN RISAS ES MAS SOSO" Spaghetti (risólogo). y la respuesta a Marinel:
"Tantas veces he reído cuando quería llorar, que ahora no distingo un diario de un TBO".

Natàlia Tàrraco said...

Dulce Myriam ¿sonríen las palomas?
Sonríe Myriam, sin prisas a tu aire, en martes si quieres.
Besito lunero sonriente.

Mariluz G H said...

¿Entiendo por tu entrada que sabes ya de la muerte de Jesús, nuestro querido amigo autor del "Mamá tengo hambre" que ilustra el "Manifiesto por la solidaridad"?

Si no es así, lamento ser portadora de tan triste noticia que ha comunicado Encarna en su blog "Creaciones".

Un abrazo doble, querida Myriam.

yeste lima said...


No sé de tus motivos para que no sonrías mucho, pero por experiencia te digo, que la sonrisa no tiene motivos, sólo déjala salir, se acostumbrará y será ella la que no quiera dejarte.

¡Vamos, Myriam, que yo te vea!

Manuel López Paz said...

Tabnto en malos como en buenos tiempos hay que sonreir...Y mucho. Siempre

Besote

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Hola Myriam:
Gracias por la mención. La verdad es que es reconfortante descubrir que somos unos cuentos los que tratamos de imprimir un poco de buen humor a todo esto.
Un beso.

Realidad y Ficción said...

Sinceramente, me pasa que la gente extremadamente optimista me hincha las... es cierto la disposición interna construye la felicidad e intento practicarla día día,sin embargo como bien dice este post hay días en donde ni las palomas pueden sonreír. Y aceptar un día así y vivirlo es también evolucionar. No hay que confundir evasión con felicidad... bueno, no sé, sólo sé que nada sé, jeeee.
Mis besos!!!

Remei said...

Una sonrisa?
Con lo guapa que estás cuando miro tu foto sonriendo...

Venga que ya casi es marte!

El optimismo es la base de una buena salud amiga...tenemos días y días...pero una simple palabra o una sonrisa te cambia el "chip" por completo!

Tracy es la amiga que compartimos y la verdad, a mi me contagia su entusiasmo por la vida.

Gracias a todos!

Fernando Lopez Fernandez said...

Siempre hay un momento para sonreir, aunque sea de soslayo. Besos

Sergio said...

Hay momentos para todo, subidas y bajadas, pero la sonrisa siempre debe de permanecer como en tu foto, la frente en alto y la sonrisa a flor de boca.

Un abrazo con amor

virgi said...

Una de las palomas lo está leyendo, otra ya lo hizo y no entiende nuestras tristezas.
Besos

Myriam said...

Queridos amigos:

Con Uds aquí brindándome vuestro cariño, ¡nadie puede estar triste por mucho tiempo!

Gracias a todos y besos

Myriam said...

¡No hay mejor refugio que el de los afectos!

Aldabra said...

con una sonrisa todo se hace más llevadero... yo tengo la cualidad, incluso, de poder reir y llorar al mismo tiempo... je je

biquiños,

Pedro Ojeda Escudero said...

Es difícil sonreír a diario, ¿verdad? Aun así, habría que intentarlo, sobre todo si la sonrisa nos la quieren quitar desde fuera...
Besos.

Paco Cuesta said...

Suerte que tienen a Mickey. Quizás la única manera de sonreír.