Friday, January 18, 2013

La producción cerámica como expresión de una Cultura (1): La Cultura preincaica Mochica, Perú, siglos I a VIII de la Era Común

La producción cerámica es un componente muy importante en el estudio de las Culturas del pasado por dos motivos: su preservación a lo largo del tiempo y su abundancia en los yacimientos arqueológicos de residencias, tumbas y templos. Podemos decir con seguridad que la cerámica, en virtud de estos atributos, se convierte en evidencia válida -aunque, por supuesto,  no la única- para aproximarse a la historia cultural y explorar una determinada conducta social ya que nos brinda mucha información por ejemplo: sobre la promoción gubernamental de mensajes ideológicos, políticos y económicos, sobre las  características artísticas y tecnológicas, sobre cuales eran sus creencias religiosas y rituales,  sus usos y costumbres, etc. A lo largo de esta serie que inicio hoy, iremos recorriendo distintas culturas del planeta que han dejado un basto testimonio en su producción cerámica.

Comienzo con la Cultura Mochica, porque revolviendo los libros de mi biblioteca, encontré el catálogo de la  exposición de arte erótico preincaico  llamado "Checan" que incluye, junto con otras culturas a la mochica en la que al no haber dejado testimonio escrito, su producción cerámica adquiere vital importancia para el conocimiento de esta cultura.  Las piezas fueron traídas del Museo arqueológico Rafael Larco Herrera  de Lima y expuestas en el Museo Nacional de Arte Decorativo en Buenos Aires,  a mediados de  1998. El prestigioso museo peruano, fundado en 1926 por el arqueólogo, ingeniero e historiador  Rafael Larco Hoyle   en honor de su padre aún  en vida reúne  hoy un patrimonio cercano a las 40.000 piezas procedentes de culturas antiguas andinas. Específicamente de arte erótico posee  unas 300 piezas de las cuales 100 fueron llevadas a esta exposición en Buenos Aires. Las fotos de esta entrada son de Carlos Rojas y están  escaneadas por mi de ese catálogo.

                                          Vasija  checán realista Cultura Salinar (época formativa)
                                          En el valle de Chicama, el artista de la Cultura Salinar 
                                          inicia su obra erótica con anhelo de interpretar la felicidad
                                               que experimenta al practicar el acto sexual.

                                Esta Cultura  marcó la transición de la cultura Chavin a la Mochica. 


                               Vasija Checán realista de la Cultura Vicús (Epoca formativa)
                                   esta representación del órgano sexual masculino erecto, era el más
                                           usual de los motivos sexuales de la cerámica Vicús. 
                                 Cerámicos muy sensuales, a veces, hechos con intención "maliciosa",
                                   contraponiéndose en este sentido con la obra de la Cultura Salinar.










                                           

           Estas cuatro vasijas Checán son de la Cultura Mochica (época de auje: Apogeo año 500 dC)




                                              Vasija Checán de la Cultura Mochica (época auge)
                                              Si observan los agujeros de la cabeza, éstos eran hechos
                                      para que  el líquido se derramara impidiendo ser tomado por ahí,
                                               lo que obligaba a la persona a beberlo por el pene.
                       Tenía el propósito  de burlarse con humor  de la persona, con efecto moralizante;
                                  era decirle algo así como:  "Recuerda: demasiado sexo, acaba con la vida de uno".
                                            La muerte aquí está representada en la figura esquelética
                                                                como castigo al vicio.
                        (En otros casos los muertos representados se encaminaban jubilosos al más allá,
                            porque los mochicas no creían que todo acababa con la muerte.)
                     


La Cultura Moche o Mochica fue identificada por Max Uhle en 1909 quien la clasificó como "protochimú". De su religión  sabemos que creían en dioses castigadores, la representación de dioses decapitadores era muy común, siendo el decapitador principal Ai Apaec, dios supremo y principal deidad de los mochicas, representado como un jaguar. Estos dioses muestran clara influencia de la Cultura Chavín, que fue anterior a la de los moches. Se puede apreciar el parecido en los colmillos y las formas felinas en algunos de esos dioses. Los sacrificios humanos eran practicados por los mochicas con fines religiosos.

Los mochicas tuvieron una especial preocupación por el desarrollo agrícola. Como debieron llevar agua para cultivar tierras secas, construyeron canales  que se muestran como notables obras de ingeniería hidráulica:  por ej.  el de Ascope y el de la Cumbre. Incluso construyeron represas para irrigar las tierras en épocas de sequía. El mar ejerció sobre los mochicas un atractivo especial. Provistos de sus caballitos de totora, que ya tenían cerca de tres mil años de antigüedad entonces, se convirtieron en diestros pescadores y eximios navegantes. Esta cultura es la cuna del Ceviche: pescado crudo adobado con  distintos tipos de limones de la zona y una de las delicias culinarias peruanas de hoy en día.


Los mochicas eran una sociedad clasista, donde los integrantes de la aristocracia militar ocupaban el primer puesto. Este criterio clasista era asi:

  • El cie-quich: era el rey del valle y los dominios moches.
  • El coriec: era el rey vencido y subordinado al poder de un soberano moche.
  • El sacerdote: encabezado por el sacerdote guerrero, habitaban en los templos de forma piramidal.
  • El pueblo: agrupaba a campesinos y pescadores quienes vestían de manera sencilla. Desempeñaban labores agrícolas, de pesca o se dedicaban a otras actividades.
EL legado cerámico Moche:  su cerámica, generalmente depositada como preciosa ofrenda para los muertos incluía mucha "Checán" (erótica)  como la que vemos en estas fotos. Ni los expertos  de la talla de  Rafael Larco Hoyle   han podido explicarse hasta ahora cual fue el motivo por el que los mochicas incluyeron esta cerámica en las ofrendas a los muertos. Sabemos que creían que la vida continuaba en el más allá y a partir de ahí, me arriesgo a inferir que los deudos querían que sus muertos se la pasaran "bomba"  y no olvidaran algo tan importante -como era el tener sexo-  en la otra vida, aunque no más fuera etéreo, digo. 

En las vasijas para uso ceremonial, hombres, divinidades, animales, plantas y complejas escenas fueron representadas por sus artistas bajo la forma de imágenes escultóricas o vasijas decoradas a pincel con imagines llenas de vida y movimiento. Su realismo es característico y su  plasticidad asombra por la expresividad en sus rasgos fisionómicos.   Sin embargo, también realizaron cerámica con gran contenido simbólico de pensamiento e ideas donde las imágenes se vuelven mas abstractas y conceptuales. Ambas formas coexistieron.  La vajilla para uso diario -utensilios domésticos y vasijas para agua- fue funcional, sencilla y escasamente decorada.  

La cerámica  mas típica era la hecha con asa puente  y con pintado llamado  Horror vacui (horror al vacío) que cubría toda la superficie de la vasija.  Usaron  dos colores predominantes: rojo y crema, no usaron el color azul y verde por respeto al mar.  

Para la producción cerámica,  los mochicas primero seleccionaban a arcilla y mezcla dependiendo de la complejidad de la pieza. Luego modelizaban  la matriz en arcilla y creaban  los moldes que utilizaban  para la producción final de las piezas con varias copias. 


Las Pirwa o Kollke eran vasijas de gran tamaño para almacenar líquido o granos. Las Sañu eran vasijas de tipo utilitario y las wako, ceremoniales.


        Aquí les dejo un vídeo de 10 minutos que da una introducción la Cultura Mochica o Moche:


 


Para profundizar  un poco más aquí les dejo los enlaces de un vídeo documental producido por la BBC  aireado en History Channel, aquí dividido en cuatro partes de más o menos 14 minutos casa una




Cuarta parte


Nota:   EL texto está extraído de Wikipedia y del catálogo de la Exposición.
            

Bibliografía adicional, aquí.

19 comments:

Manuel López Paz said...

Definitivasmente, la ceramica, como la escritura o la pintura, nos refleja mucho sobre la cultura de la civilización, en este caso los mochicas. Es hecha por si mismo, es decir, con sus manos.

La figura del esqueleto...;D Mucho sexo es malo... ;D Depende... ;D

Besote

Natàlia Tàrraco said...

Maravillosa exposición, las formas de la cerámica expresan erotismo y cada pieza tiene su utilidad.
Culturas ricas en tantos aspectos. Gracias por traernos esta muestra, besito.

Verso a beso said...

Eran más naturales, con menos prejuicios que nosotros. Yo, por ejemplo, no me veo bebiendo agua en uno de esos botijos priápicos(de Príapo)


Bss

Gloria said...

Para que luego digan que la cultura no llena el cuerpo y el alma.
Interesante exposición. Besos de gofio

Bertha said...

La divinidad al falo en muchas culturas antiguas es el tema dominante.Me ha encantado el vídeo esta muy bien realizado y hasta los personajes son tan auténticos.Muy curiosa esta exposición de cerámica erótica.

Deseando continuar aprendiendo de esta culturas antiguas que tanto nos han aportado.

Gracias por compartir estos retazos de historia.

Un abrazo Myriam.

Tracy said...

Me ha interesado mucho tu entrada de hoy, leyéndola me he planteado lo analfabeta que soy en ese tema de las culturas ancestrales latinoamericanas, a pesar de tener asignaturas en la carrera sobre la Hª de América, pero que desde mi perspectiva de ahora creo que eran tratadas con poco entusiasmo, el mismo poco entusiasmo que recibíamos los estudiantes.
Con tu entrada he aprendido más que en cinco años de carrera.

Merche Pallarés said...

Tengo que volver con calma porque veo que es MUY interesante. Besotes, M.

Aristos Veyrud said...

Bien documentada esta publicación, muestra de cómo el espíritu de una sociedad se plasma en su producción objetual.
Abrazos Myr!!!

m.p.moreno said...

La cerámica parece el Kamasutra.
Post muy bien documentado y explicado.
Feliz fin de semana:)

Nómada planetario said...

Una cerámica muy curiosa la de esta cultura. Está bien la idea de que el más allá sea un lugar de placer, en lugar de atosigar al personal con tormentos.
Besos desde un día gris, pero llevadero. Para mañana tenemos prevista un ciclogénesis por estos andurriales, que dicho en román paladino sería una tormenta muy grande.

ana said...

qué arte tenían estas personas, qué bien plasmaron sus sentires. Creo que tenemos mucho que agradecerles. Muchas gracias por el tiempo y el interés que puesto por mostrarnos estas maravillas.

Besicos.

Montserrat Sala said...

que interesante Myriam! una nueva lección magistral de arte y cultura,qeu intentare aprovechar al máximo.
Recibe un motón de abrazos

Abejita de la Vega said...

Curiosísima esa cerámica. Gracias por hacernos aprender y sonreír a la vez.

Con una sonrisa, besos.

Isabel said...

Interesante y sugerente, Myriam.

Gracias por la muestra y besos.

Alas.Rotas said...

Eres culta y día a día lo demuéstralas, conoces más de una cultura y no puedes por menos de enseñarnos sus raíces. Un beso

ANTIQVA said...

Magnifico trabajo, amigam que nos traslada tu amor por esa cultura.

A mi me encanta la ceramica. Un simbolo de la vida. Aqui, en el campo, no es inusual toparse con algun trocito de ceramica iberica o romana, sobre todo en los cerros que circundan el Guadalquivir.

Un abrazo fuerte, amiga

virgi said...

Hace un par de días ví en Madrid uan exposición sobre Pompeya y tenía varios objetos para uso de la casas muy similares.
¡Cuánto nos queda por aprender de los antiguos!
Un abrazo, Myriam

Aldabra said...

querida Myr, voy muy mal de tiempo, y no me llega para leer estas entradas tan largas y tan sesudas... ¿sabrás perdonarme que no te deje un comentario, verdad?
si ves mi Facebook ya sabrás que estoy liada con la prote, ayudando y organizando un nuevo mercadillo solidario... sufrieron inundaciones, tienen que cambiarse de lugar... en fin.... pero bueno, gracias a la solidaridad y con unas buenas sonrisas todo se irá arreglando.

biquiños,

Pedro Ojeda Escudero said...

Excelente análisis. Cuántas diferencias y similitudes, en las mismas épocas, en la forma de trabajar con algo tan humilde como el barro.
Besos.