Wednesday, July 4, 2012

La pacífica Ibiza, tal como es presentada en la prensa sueca


Esta entrada está dedicada a nuestra querida amiga  Merche Pallarés  del blog  Del sol y de sus lunas y es mi traducción de un artículo  escrito por Emma Larsson para el diario sueco Dagens Nyheter que fuera publicado el 24 de junio próximo pasado en la sección de viajes. Las imágenes fueron tomadas de la Red y no pertenecen al texto original.  Para ver más fotos pueden pulsar aquí



Desde ya hace tiempo que Ibiza tiene la fama de ser la mejor isla  para fiestas, pero no muy lejos de los  clubes nocturnos se encuentra la paz y la vida genuina isleña. Dagens Nyheter encontró  buena comida, playas tranquilas e incluso un Budha.

Hacia el sur de las Islas Baleares y a la altura de Valencia queda la sempiterna y mítica Ibiza. (...). En los años 60 llegaron muchos jóvenes para vivir  sus ideales de una vida más libre e Ibiza se convirtió entonces en una referencia para los hippies.

Ibiza tiene una atracción especial y mucho de la cultura que se estableció en  los años 60- 70 vive todavía.  Banderas tibetanas flamean  en algunas casas y en el mercado de los domingos en la aldea Las Dalias se venden artesanías, bolsos, cartas de tarot, etc. Algunos de los que se establecieron aquí  en los 70 tienen hijos grandes que a pesar de haber crecido en  esta pequeña isla hablan varios idiomas y están acostumbrados a roderase con gente de distintas nacionalidades.

_Cuando he vivido en otras partes del mundo, he echado en falta la variedad de gente que tenemos aquí en Ibiza_ dice Melcichor Arnold,  que ha crecido  en la India y en Ibiza, que habla 6 idiomas y es el dueño de Nagai, un restaurante japonés-italiano que dirige  junto a su mujer italiana. Nagai queda en lo que se llama "la ruta de los restaurantes", ésto es,  en la carretera Sant Juan que sube a la aldea de Sant Juan de Labritja al Norte  de Ibiza. Algunos de los mejores restaurantes de la isla quedan aquí. La diseñadora sueca Anitha Wesley Brandt, residente en Ibiza desde hace muchos años, recomienda especialmente  el restaurante  Es Caliu, _ en donde se puede comer "carne a la piedra", la mejor carne del mundo que tú mismo asas sobre piedras_ dice ella. El restaurante pertenece a la misma familia desde hace 30 años y no han subido los precios por el turismo, como en muchos otros lugares. En él comen muchos campesinos ibicencos.



Ibiza tiene muchas caras y los contrastes son infinitos. Los residentes   en invierno suman unos 120.000. Cuantos de ellos pueden llamarse ibicencos nativos, dependerá de la definición exacta. Lo cierto es que hay ibicencos que jamás vistan la España continental.  Granjas con cerdos hociqueantes y gallinas que picotean en un tiempo que parece haberse detenido los 100 últimos años, se encuentran  a pocos km de los clubes nocturnos de la isla. A ésto hay que sumarle los miles y miles de inmigrantes que han elegido a la isla como su residencia ya sea una parte del año o el año entero. 

_ Lo mejor de Ibiza es que justamente como en una gran metrópoli hay personas de todo el mundo_ dice el antiguo residente  de New York, Dan Barak que ha vivido los  últimos 7 años en la isla_ Al  mismo tiempo estás en el medio de la Naturaleza y te encuentras lugares maravillosos. Hay un dicho en la isla que dice que "tú encuentras dos caminos por cada uno que quieras tomar".

La mayoría de la gente que viene, sin embargo,  no lo hace por la Naturaleza, sino por las interminables fiestas nocturnas. El más famoso de los clubes nocturnos es Pacha, mientras que Privilege es considerado como el más grande del mundo con una  capacidad para 10.000 visitantes. A finales de mayo, lanzan los clubes sus fiestas de comienzo de temporada y los mantienen abiertos hasta la última semana de Septiembre (...).

Pero Ibiza no es solo fiestas nocturnas y Dan tiene razón sobre la Naturaleza, que es magnífica. El agua es de un color azul-Caribe,  los limoneros brillan en los campos y las rojas amapolas engalanan  las praderas. Muchos lugares se asemejan al sur  de Italia. En el verano Ibiza es algo seca, pero cuando nosotros la vistamos en Mayo,  estaba toda floreciente y los turistas aún no habían llegado. Pero aun  siendo la temporada alta de turismo, se pueden encontrar lugares ahí donde no llegan muchos.

Una tardecita nos desviamos  de las playas más concentradas al norte de San Antonio y condujimos por los senderos de grava hasta el cabo Punta Galeras. El sol se estaba ocultando y la luz caía sobre las imponentes piedras  y las hacía refulgir en tonalidades rojas y amarillas. En un hueco en la montaña encontramos la foto encuadrada de un hombre peruano que,  según la dedicatoria,  había pasado varios veranos de su vida  en este lugar y frente a la gruta había un lugar de meditación.



 Muchos hablan de  las energías que hay en Ibiza, el referente de ello es Es Vedra, una formación rocosa que se erige en la parte Sur de la isla cerca de la playa Cala d´Hort. Según se dice, Es Vedra  es uno de los lugares más magnéticos del mundo y tiene una energía especial, pero aún cuando uno no sintiera esas vibraciones, el lugar es bello y vale la pena visitarlo por derecho propio (...).

 Viajar en  coche o  moto por los caminos curvos de Ibiza, es algo que  hay que hacer.  La red de autobuses es mala y  existen  muchos lugares a los cuales es difícil  acceder sin  vehículo.  La Isla tiene dos grandes ciudades, San Antoni e Ibiza (ciudad).  San Antoni está llena de grandes hoteles, negocios y bares de cerveza. (....).

La ciudad de Ibiza es totalmente distinta. Dalt Vila, el casco antiguo con sus construcciones medievales está considerado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad. En Croissant St. Show justo en la entrada puedes tomar un desayuno con medias lunas de distintos tamaños y sabores y mirar como  Ibiza  despierta antes de que comiences a perderte por las curvaturas de sus calles y senderos hacia Dalt Vila en donde se encuentran las tiendas bastante exclusivas pero bohémias  à la Ibiza  una después de otra y también hay cafeterías y restaurantes muy agradables. A la hora del almuerzo o comida a eso de las dos de la tarde, Comidas San Juan  es el restaurante más popular y tanto ibicencos como turistas se amontonan para comer muy buena comida española. (...)



Linda Sjökvist,  una diseñadora sueca que vive en el Norte de la isla  con  su marido y sus dos hijas mellizas, después de haber viajado mucho a Ibiza durante los últimos 10 años decidió quedarse permanentemente hace poco. Le gusta la libertad que se respira en la Isla, no puede explicar exactamente que, pero Ibiza tiene algo mágico  y es un muy buen lugar para criar a los hijos, opina. _Mi restaurante favorito _ dice ella_ es el italiano Paloma que queda en un jardín exuberante. También solemos ir mucho a un café que se llama Musset en la aldea Santa Gertrudis, que es muy familiar y los niños pueden jugar al tiempo que  merendamos.

Linda recomienda una vista a Beniras los domingos, que es una playa tradicional para los ibicencos. Aqui encontramos  tanto jovenes como mayores, familias enteras y grupos de amigos.  Se tocan tambores, se baila, se toma sol y se baña uno en el mar. Un grupo de jóvenes,  por ejemplo,  aplaca la sed en un chiringuito antes de tomar la lección de yoga del día. 

Esta playa es especial también  por sus esculturas naturales en piedra,  "un Budha meditando" asegura  uno,  "el dedo de Dios",  cree otro. El sol se esconde detrás de ella y no nos resulta difícil entender la fascinación  que  muchos sienten por la isla.  


Deseo muy felices vacaciones a los amigos que las toman en Julio y/o  en Agosto. 
(Yo las tomo más adelante). 
Abrazos a todos
     

27 comments:

Aldabra said...

un artículo muy interesante y un buen complemento a las entrevistas de Merche... muy acertada decisión, Myr.

biquiños,

m.p.moreno said...

Totalmente de acuerdo con lo que describes, una puesta de sol te sorprende y decides disfrutarla, alguien a tu lado está haciendo la danza al sol, en el chiringuito de más allá un grupo se saluda, hablan en varios idiomas,...Ambiente de libertad, de expresión y manifestación de diferentes culturas, si quieres paz y tranquilidad la tienes, si quieres fiesta y bullicio también, todo en un marco incomparablemente bello y donde el vive y deja vivir se practica y nadie es extraño y raro porque todo se ve como parte del colectivo que forma la idiosincrasia de los que habitan esta pequeña isla.

Besos :)

Lichazul said...

mi opinión no aporta al post sobre Ibiza,

nunca he salido de mi país,no conozco ninguno

solo he recorrido mi CHile
y podría hablarte de él y sus bellezas naturales
pero como nada que ver
te dejo este video que me encanta, muestra paisajes preciosos y sobretodo remece el espíritu

http://www.youtube.com/watch?v=HLPYHJ3ArOg&feature=player_embedded


feliz miércoles

Laura Uve said...

Es increíble pero no he estado en Ibiza estando bastante cerca.

En parte me retiene lo turística que es, pero leyendo este artículo... me voy a decidir a ir un día de estos.

Besitos!!

LA ZARZAMORA said...

Es tal cual la describen.

Las múltiples veces que he estado allí, he podido descubrirla de mil facetas y bajo prismas diferentes.

Es uno de esos rincones paradisíacos que merece la pena visitar.
Menorca también.

Ves? Sin embargo Palma no me gusta... nunca me encontré a gusto allí.

Un beso, Myr.

Verbo... said...

Gracias por el saludo Bella.

Un beso y un abrazo.

Aristos Veyrud said...

La isla tiene sus cosas y le falta otras quiero decir le sobra, pero hablo desde mi condición de meditador que era la expectativa que tenía del lugar. En cuanto a lugar turístico, es un sitio para turistas sin la menor duda.
Buen artículo!!!
Abrazos!!!

María said...

Yo no tengo vacaciones, estoy castigada por estar en paro jajaja, pero no me importa, tengo unas vacaciones desde la lectura de vuestras letras, de las personas que os quedáis por aquí conmigo.

Un beso.

Pedro Ojeda Escudero said...

¡Esto sí es todo un homenaje a nuestra Merche!
Da pena que estas islas se conviertan en paraísos turísticos y sean solo fiestas.
Besos.

Cornelivs said...

Tengo que ir alla pronto. Tengo ganas de conocer aquello.

Un enorme abrazo...!

yeste lima said...

Hola Myriam, yo tampoco tengo vacaciones todavía y aquí estoy.

Me ha encantado el artículo por varios motivos, no conozco Ibiza ni a nadie que la haya visitado y leyéndote me has acercado bastante a la isla y a sus gentes, es verdad que muchos pensábamos en Ibiza como tierra de diversión sin fin, sobre todo para el turismo. Me he dado cuenta de que también sigue siendo una isla de gentes sencillas en la que se puede vivir una vida tranquila.
Debe ser preciosa. Me ha sorprendido gratamente que la mayoría de los testimonios sean de extranjeros visitantes o residentes.
Un tesoro español.
Un besote.

Abejita de la Vega said...

Fascinación sueca, para que luego digan que son fríos.
Gracias a la traductora.

Besos, Myriam

roxana said...

Amiguita. Que bello lugar!!!! Yo en el bosque desde el viernes pasado y estos días SOLA!!!!! Hasta mañana que viene la familia. Son mis vacaciones de invierno, una se Anita nada mas, pero suficiente para cargar batería!! La semana que viene chateamos. Beso grande y grande!

Ele Bergón said...

Sólo estuve en Ibiza unas horas y es mi asignatura pendiente, junto con Menorca, para volver con más tranquilidad.

Enhorabuena a la traductora del artículo porque creo que el sueco es muy difícil, al menos a mi me lo parece. Cuando voy por allí para ver a la familia de Mariano, no les entiendo nada. Sólo sé lo de Tack y no estoy segura de haberlo escrito bien.

Un abrazo
Luz

Asun said...

Yo hace 25 años pasé un par de meses en Ibiza, pero no de vacaciones, ¡vendiendo libros! jajaja.
Recuerdo una escena en la que para ir de un hotel a otro había dos opciones, o bien dar una gran vuelga rodeando toda la playa, o cruzar a través por la arena. Allí que fui yo toda mona vestida, con mi bolso, con mis sandalias en la mano por medio de la playa nudista. Una escena surrealista total jajaja.

La verdad es que tengo muy buenos recuerdos de aquellos dos meses. Y sí que encontrabamos también sitios preciosos y tranquilos para nuestros momentos de descanso.

Desde entonces no he vuelto.

Besos

Janeth said...

Una hermosa reseña de esta ciudad maravillosa con eternas playas calientes y llenas de sol, me diste unas ganas de viajar inmensas amiga, como me gustaria alejarme de este frio cruento que arrecia en mi ciudad y calentarme con el rojizo sol de Ibiza....

Isabel said...

De las islas sólo conozco Mallorca, la pena es que sólo conozcamos de Ibiza lo que conviene a quienes la venden.

Gracias por el artículo y besos.

mj said...

Es una isla de contrastes, bellísima,sus puestas de sol son famosas, aunque siempre he preferido las Canarias.
Es tal como la describe este post.

PD: te debo un mail que en cuanto pueda te lo escribo.

Un beso y feliz finde

TORO SALVAJE said...

Y yo todavía sin conocerla...

Besos.

Bertha said...

Precioso recorrido por esta variopinta isla mediterránea.

Un abrazo Myriam.

Miguel said...

Me encanta esta isla. Además, para mí tiene algo especial. Fuimos allí de viaje de novios... y al cumplir los 25 años, volvimos... fue una experiencia maravillosa.

Un beso.

Merche Pallarés said...

¡¡MYRIAM!! ¡Gracias, gracias, gracias! Tu post me ha conmovido. Precioso lo que dice esa revista sueca y preciosa tu traducción. Me alegro de que los visitantes vean otros rincones de la isla y se percaten que no todo es fiesta, discotecas y drogas... Aún Ibiza es mucho mas.
Ya sabes, Myr, en mayo nos vamos p'allá... Besotes, M.

José Ramón said...

Myriam me ha encantado esta entrada te deseo buen fin de semana.
Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

Kety said...

Expléndido reportaje para los que no conocemos la isla.

Un abrazo. Feliz verano

Ian Welden said...

Qué maravilla, Ibiza es una isla encantada.
La visité en el año 1976 y me enamoré perdidamente de ella.
Excelente panorama visual y escrito.

Un saludo desde otra Isla, la isla de Selandia en el reino de Dinamarca,

Ian.

Paco Cuesta said...

Merche e Ibiza lo merecen

Abril Lech said...

Completísimo y muy bueno el artículo, un lugar maravilloso. Especial, quién lo duda???