Wednesday, April 11, 2012

Las caras de la violencia en la Obra de Teatro "Urtain" (4)





Tercera parte  (Pulsar aquí)

La violencia en la estética de la adaptación para TV de la Obra

La violencia, ángulo en el que baso mi análisis, está representada magistralmente en las 12 escenas de  esta obra –adaptada para Televisión-  que se desarrolla en un solo acto en sentido inverso, es decir, hacia atrás en el tiempo: en el cuadrilátero  de boxeo  con una escenografía minimalista, que realza las actuaciones,   y lo hace  en virtud de 3 aspectos hábilmente manejados, fuera de  la soberbia calidad de la interpretación de los actores. Estos  aspectos  son: La cámara, la iluminación y el sonido. 

Cámara: a lo largo de la obra pocas veces vemos a los actores en planos enteros.  Los vemos enteros,  sí,  en las alusiones al circo que representa el boxeo (como el baile inicial de la escena 12), o al circo mediático (por ej los periodistas de la escena 11), los amigotes del bar que rodeaban a Urtain (escena 10)  “Mi gran noche” (escena 6) o al circo de la orgía sexual (escena 5), cuando el padre da latigazos (escena 2)  o cuando los vecinos saltan sobre el padre en la apuesta (escena 1). Los planos enteros nos dan una panorámica  de  la sociedad, las "amistades" que rodean a Urtain, del público.   Los planos medios: dominan la obra. (Solo daré dos ejemplos:  uno cuando todos cantan “Como yo te amo” en la  escena 5 y el otro,  cuando se pelean Urtain  y Cecilia, también en la escena 5. Estos planos nos acercan el espectáculo a la distancia óptima, para nosotros, el público.  Primeros planos  vemos varios del locutor como cuando anuncia el suicidio de Urtain 4 días antes de los juegos Olímpicos (escena 12), cuando están en el Bar (escena 10), cuando anuncia a ésta... “La Pelea” (escena 3) o cuando nos dice que ha nacido Urtain (escena 1).  El locutor, nos acerca el espectáculo a nosotros más allá de los límites tolerables, para mostrarnos lo grotesco, lo más brutal del espectáculo, para que no perdamos ningún detalle de lo siniestro, de lo trágico, para que la sangre nos salpique, si, nos salpique.  De Urtain vemos primeros planos cuando está muerto en el piso -la nada es- (escena 12),  cuando Urtain llora (escena 9) mientras Manolo de dice que no está obligado a dar más. Cuando se presenta así mismo (esc 2) y en  toda la Pelea contra Cooper, en donde lo vemos ensangrentado y también tirar la toalla (esc 4)  Vemos la toalla caer al piso, en primer plano, símbolo inequívoco de la derrota. Cecilia (la primera mujer)  con  cara de pocas migas (esc 5). "El beso de Judas" del manager, cuando dice “aquí paz y después gloria” (escena 6) También vemos bien de cerca la discusión entre el manager y el Pte de la Federación de boxeo (escena 3) La cara del padre  cuando muere  reventado (esc 1). Urtain, Cecilia, el manager, en Pte de la Federación de boxeo y el padre, en estos primeros planos se nos hacen bien cercanos emocionalmente y despiertan en nosotros sentimientos, de impotencia, dolor (Urtain, Cecilia) rabia (por la traición del manager, uso y abuso del Pte) horror, rabia, espanto (por el padre). Nosotros como público no podemos permanecer impasibles anta tanta brutalidad, se nos revuelve el estómago, a menos de que seamos de piedra, o que disfrutemos con ella, claro.

Movimiento de Cámara: La cámara en la esc 4 en el combate de  Urtain contra Cooper, se mueve, se acerca,  sube, baja. En el resto de las escenas, se mantiene a nivel de la vista del espectador, aunque haya distintos ángulos con juego de cámaras.

Iluminación:  Domina la Obra la luz blanca difusa sobre el cuadrilátero en donde  se da la actuación. Exceptuando:  Fuerte Luz blanca cenicial  cuando el Locutor dice : “Esto tiene que continuar” (esc 8) o cuando el manager le dice a Urtain de vender los coches  (esc 6) Luz amarilla difusa (esc 7) sobre la reportera Mercedes.    Luz roja cenicial en todo el escenario, durante la orgía sexual   (esc 5) Mitad iluminados los rostros, mitad en sombra  Manager y Pte de la Federación (esc 3)  Luz azul difusa, cuando bailan todos al son de ”Mi gran Noche” (esc 6) . Cono cenicial de luz blanca sobre fondo oscuro en el locutor cuando dice “Bienvenidos a ésta....¡La pelea!” y lo de disfrutar el dolor ajeno si no nos salpica  de cerca (esc 2), en Urtain cuando  se presenta (esc 2) Cuando el padre da latigazos (esc 2) y cuando muere el padre, tendido en el piso (esc 1) un cono de luz lo ilumina. Sol blanco de luz detrás del padre (esc 2). Focos de luces blancas en V, de avión (Esc 5).  Excepto la luz roja, tipo burdel,  y la muy breve amarillenta, las luces blancas (o azul en una ocasión) son frías, descarnadas. Las sombras incrementan el dramatismo  o los aspectos oscuros del manager y del Pte de la Federación, con medio rostro iluminado y medio en sombras. 

Sonido:  (fuera de la voz de los actores en sus diálogos)  Esc 12: golpes en la puerta. Radio “la imagen de España en el mundo”. Pom, tambor.   Esc 11:  Ruido  de máquinas de escribir. Risas.  Esc 10: risas. No hay música.  Música de baile. Esc 9: No hay música, silencio. Esc 8: música rápida, Stop, Silencio. Tambores, risas. Ruidos, vítores, rebuznos, aplausos. Po, po, po.... Esc 7: sin música (se oye el mátalo, mátalo)  Esc 6: Canción “Mi gran Noche”, tarareos, risas. Esc 5:  partes de la canción “Mi gran Noche”, aplausos. Canción “Como yo te amo”, Risas, silencio, maq. de escribir. Música alegre (Mientras  se suceden los combates  de Urtain  en que Boxea rápido y “suave”). Silencio. Música rápida (sexo). Ruido de Avión. Rueda de prensa, ruidos, ohh, ohh, ohh.  Esc 4: música lenta, dramática, profunda, dong, dooooooong, golpes de puños, gritos. Tooong (cae la toalla) silencio.  Ring po, pop., po, Esc 3:  No hay  música, solo diálogos. Esc 2: ruido, música ta ta, ta, ta, látigazos, música, latigazos más rápidos, más latigazos, más rápidos, más, más rápidos.  Música, taaaaam. Silencio.  Esc 1: (solo la voz del padre y la de los vecinos) no hay música.  Uuuuuuuuuuu. Uuuuuuu. Puagggggg  (agoniza el padre) Locutor: “Es Primavera en Cestona......” El sonido  o el silencio, están hábilmente manejados, acrecentando el dramatismo.  Por ejemplo, con un golpe de tambor y un silencio de fondo en el que cobran relevancia los diálogos o las risas, vítores, rebuznos o aplausos. La música y las canciones son utilizadas para marcar los momentos "de todos estamos en el espectáculo, de una forma o de otra" y movernos emocionalmente.


En este buceo en la vida de Urtain y hacia el núcleo del conflicto,  hay cuatro escenas  en las que la violencia es suprema:  La 12, en la que Urtain se suicida, la 4  en la que se desarrolla  el combate de Urtain Vs Cooper, la 2 en la que el Padre da latigazos al hijo y la 1 en la que el Padre es reventado por los vecinos a consecuencia de esa estúpida apuesta.

En la escena 12:  Vemos caer a Urtain ahí, en medio de la gente ¡POM!, no una sino dos veces,  por si no nos dimos cuenta. Ahí, la segunda, entre los periodistas que hablan de él como si fuera un objeto, el muñeco roto en el que se convirtió. El fondo es oscuro, la luz blanca sobre él.

En la escena 4:   Vemos a  Urtain y a Cooper boxear, en penumbras, Focos de luz blanca  se alternan en las esquinas  iluminando en contrapicado (de abajo hacia arriba) ya sea hacia un lado o hacia el otro.  La música es dramática, como de película de suspenso, se oyen luego los gritos ”Urtain ya debería de haber caido” “lo van a matar”. Se oyen  golpes de puños. Se ven salpicados de agua con los golpes. La cámara se mueve hacia arriba, hacia abajo, en plano inclinado para un lado y para otro. Vemos a los boxeadores en primer plano como se revientan las caras. Vemos la sangre que brota del ojo derecho de Urtain en su cara y en el camisa del entrenador, ya en la esquina del ring.

En la escena 2:  la violencia  la marcan los latigazos que se ven al fondo que un hombre da sobre el piso y el sonido de latigazos cada vez más fuertes y más rápidos, latigazos  que se supone el padre daba al hijo y que hielan la sangre del espectador y sobrecogen el corazón...

En la escena 1:  Vemos saltar a los vecinos, supuestamente sobre el padre que está tirado en el piso. Los actores saltan por encima de él, en realidad. Y vemos la cámara enfocar de cerca las muecas de dolor del padre, con los ¡agggggg! que se le escapan de la boca y luego lo vemos  en un primer plano sobre su cara, agonizar.  Al final, lo vemos ahí tirado en el piso,  muerto,  de cuerpo entero, con  cuatro vecinos yéndose a cada esquina del ring (en un "listo y si te he visto no me acuerdo y a otra cosa mariposa").


 La semana que viene la quinta y última parte: Comentarios finales y de como la violencia estalla dentro de Urtain.

Contribución a la lectura colectiva virtual que hacemos bajo la conducción de Pedro Ojeda desde su blog La Acequia.  © Myriam Goldenberg


10 comments:

bixen said...

¡Ah!, es un ensayo adaptado de Hamlet ¿?

Isabel said...

Me parece un análisis muy completo el que haces de la violencia, la mayoría de las veces al contemplar algo no analizamos con este rigor, así que me parece muy instructivo.

Besos.

Merche Pallarés said...

Has hecho un repaso muy, muy riguroso. Chapeau!! por ese trabajo tan concienzudo y bien logrado. Besotes, M.

Paula Cruz said...

Un blog repleto de temas interesantes, lo iré leyendo poco a poco. Saludos. Te sigo.

Ele Bergón said...

Querida Myriam estoy muy atrasada en todas mis lecturas, he estado entretenida con otros menesteres y ahora tendré que ponerme al día. Prometo que volveré con más calma

Besos

Luz

Micaela said...

Muy explicativo el estado de violencia. Lo tendré en cuenta para intentar mantener la calma en todo momento. Muchos besos.

Pedro Ojeda Escudero said...

Excelente, Myriam. No sabes cómo agradezco tu aportación.
Además, analizas ahora la adaptación a la televisión y el uso de los planos y el movimiento de la cámara, no solo la obra teatral.
De las escenas que seleccionas, la más tremenda es, curiosamente, la del padre de Urtaín: explica tantas cosas...
Besos, Myriam. Y de nuevo, gracias.

Bertha said...

De las cuatro escenas esta es la más profunda que he leído.Este paso a paso y el movimiento de las cámaras con sus frecuencias de luz.La apuesta del padre tan bien reflejada con su agonía antes de morir.Estos primeros segundos y terceros planos muy bien explicado es que es como: si estuviera ahí mísmo.

Bueno ahora esperar la 5 parte...

Un abrazo y feliz día Myriam.

Paco Cuesta said...

La obra consigue y tu recreas el tratamiento de la violencia de manera excelente. Gracias Myr.

Clara said...

Las caras de la violencia...,buceas y te zambulles en un analisis certero y profundo...La luz,los encuadres,el dramatismo de la sombra,cómo empieza,como se engrosa, en fin una gozada.

Besos y besos