Monday, April 30, 2012

En la inopia sueca



A primera hora de la mañana de hoy, como todos los días hábiles,  Antonio, o Toni para  los amigos, salía -siempre con una sonrisa esbozada en sus labios y canturreando una copla- a cargar el carro con las cajas de envases vacíos para ir hasta la fábrica de cerveza  a reponer la mercadería.  "Mi negocio va viento en popa" -se decía orgulloso- "¡no me puedo quejar! cuando llegue el verano me llevaré a Hortensia, mi gordi,  de viaje  por Escandinavia; a Suecia, para más exatitú. Antes, claro,  le  vi-á comprar  esos vestidos y el bolso que ella tanto desea y por los que sus ojazos chisporroteaban el otro día;   esos objeto´ que gozó tanto en la tienda del Pepe al verlos.  Cuando estemos de viaje, iremo´ a cenar a algún boliche que mola,  al cine, a pasear por  la isla de "yurgórden" (Djurgården) y a recorrer Skansen,  podremos  hacer pikinikis en los parques del palacio de "Drótinjolm" (Drottningholm), también. Otro día  me la llevaré   al pueblito de Mariefred y recorreremos el antiguo castillo de Gripsholm, que  dicen que es una monada de chusco. Otro, enfilaremos pa´la  ciudá  de Uppsala, ahi donde fundaron los vikingos  la más antigua universidad de Escandinavia, finiquitada en 1477, así lo  leí en la guía. Bueno, decía otra palabra, pero no la recuerdo ahora. La pasaremos en grande, creo, es que ¡hace tanto que no tomamos unas buenas vacacione´, lo que se dice buenas, de verdá!". Hizo un alto, con el pañuelo grasiento se secó la frente sudada, y suspirando, continuó con su desvarío: "¡Estoy seguro de que mi gordi estará rechíflilis con la sorpresa que le estoy preparando!".   

 Lo que Toni ignoraba era que mientras él trabajaba y soñaba, ella  lo hacía en la casa y en la cantina sí -como siempre: con una gran sonrisa,  canturreando y soñando también- pero con.... ¡¡Paco!!. "Paco el fuerte, Paco el simpático, el sexi,  el atrevido, el chistoso, el interesante, el tan tan... Porque vamos, que tiene una charla que me quedo embobada", pensaba y reía gozosa Hortensia, mientras se ponía agua de azahares.  ¡Si! ese mismo de sombrero -tras el caño de agua en la columna estampado-  que espía y espera a que el campo quede bien orégano para poder arrojarse a los brazos de la fenomenal  y pródiga Hortensia.


29 comments:

Pedro Ojeda Escudero said...

Así es la vida...
Besos.

andré de ártabro said...

Es que las H-ortensias suelen ser como la tierra donde la cultivas.
Besos.

TORO SALVAJE said...

Real como la vida misma.

Besos.

Abejita de la Vega said...

En la inopia...

Fernando Lopez Fernandez said...

Cosas que pasan. Me ha llamdo mucho la atención la forma de escribirlo, muy de aquí, con caras de aquí...
Besos y feliz semana

Bertha said...

Dicen que el último que se entera es(...)pobrecito eso le pasa por ser un santo que si llega a ser un pillo.La tendría chifladita perdida.Que injusta es la vida jejeje;P

Un abrazo Myriam:)

Catalina Zentner said...

Pobre Toni, después de todo, los sueños no tienen precio.

Taty Cascada said...

Es la vida misma Myriam, el trabajo excesivo y rutinario, aleja y opaca la pasión. No se puedo juzgar a Hortensia por su decisión...
Un beso.

Aristos Veyrud said...

Tal vez algún vendedor de planes de turismo convenció a Toni para el desvarío de pasar unas vacaciones así, en un país donde sino se habla el idioma o inglés hay que recurrir a intérprete pero en contadas ocasiones,porque si el plan de viaje no lo incluye contratar uno sale super caro. Según su perfil no creo que se vaya a divertir ni ha descansar mucho en sus vacaciones.
Quien si no pierde tiempo para sacar provecho a la diversión es Hortensia ja ja ja.
Esperemos que Toni mire más hacia su alrededor y descubra también sus posibilidades de divertirse ja ja ja.
Un abrazo Myr!!!

Asun said...

Este Toni me parece que estaba en la inopia no sólo sueca, sino universal jajaja.

Y es que a los sueños no se les puede poner cerco, ni a los de él ni a los de ella.

Besos

Ele Bergón said...

CAda uno tenemos nuestros propios sueños y a veces se coincide pero otras... pues no. ¡Qué lo vamos a hacer!

Un abrazo

Luz

nocheinfinita said...

Soñaban diferente Antonio y Hortensia, suele pasar.

Besos

lichazul...elisa said...

buen trabajo Santa Frígida!!
me gustó mucho el ritmo que le has dado al relato, además la foto es perfecta

me gus´to eso del animal fuera de la reja y al otro lado pero enlazado al cuerpo del animal la carreta
sin duda la reja no es más que un eufenismo pictórico

besitos y luz

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Como a Fernando, me ha sorprendido el tono de por acá. :-)
Un beso.

enletrasarte(Omar) said...

vaya, con el soñador
muy entretenido
saludos

Alicia said...

La imagen me pareció perfecta. El relato tragicómico. Pobrecillo Toni ¿habrá alguna alma caritativa que lo consuele?

OceanoAzul.Sonhos said...

Uma boa narração. Espero que o Toni acorde!

Um abraço
cvb

mj said...

Los sueños como la imaginación son libres como el viento. Algunos se suelen materializar en lo que deseamos. Otros se quedan en el limbo de no se sabe muy bien qué...
Un abrazo Myriam

Antonio said...

Por lo que se ve no había los mismos objetivos... Pero se nota tu conocimiento del terreno fantaseado por Antonio.
Al final, supongo que Paco se lleva el gato al agua en el placer y Antonio en el deber,jejeje
Besosss

Kety said...

Toni en su inopia era feliz.

Buen relato
Besos

Excelente recorrido

LA ZARZAMORA said...

A menudo los sueños individuales no son compartidos...
:)

Besos, Myr.

Merche Pallarés said...

Esa fachada si que es un ¡trampantojo! Qué original... Besotes, M.

Migue said...

Hortensia tenía a Toni,trabajador como burro,escaso en el dominio de la palabra seductora y sofisticada que la mantenía. Y a Paco, que la proveía de otros placeres. Se da en la vida,
Antonio seguiría soñando y siendo feliz mientras no se enterara.

Abrazos Myrian.

pancho said...

El mientras, siempre tan importante para romper el orden del cuento. Así se hace más atractivo el relato.

Un abrazo.

Hada Saltarina said...

Me temo que muchas veces lo que impera es el desagradecimiento por lo que se tiene y la búsqueda del propio ego... ¡Y luego lo llaman amor!

Besos

Paco Cuesta said...

Se dice que el trabajo dignifica, en función de lo que narras, será con cierta medida.

Aldabra said...

¡que buena historia pero que jodida!

pobre Toni, claro que no se puede mandar en el corazón.

biquiños,

Antón de Muros said...

Myr: te felicito porque la entrada es muy lograda.
La imagen, el ritmo del texto, y, como siempre, una trama que atraviesa a la humanidad.
Con cualquier acento pueden darse estos sueños contradictorios en personas que comparten el día a día.
Lo siento mucho por Toni (no me gusta que "los Antonios" no sean correspondidos) jajaja

Abrazo.

Antón.

MariluzGH said...

¡qué pobre!

me encantan esos dibujos :)

un abrazo