Friday, March 16, 2012

Los blintzes de mi abuela paterna: Doña Zipe


  Mi  prima R. encontró hace poco, buscando papeles en una vieja caja,  esta receta de panqueques (blintzes, en idish)  que nuestra  abuela paterna, ucraniana, escribió.    Nos trajo muchos recuerdos.  Doña Zipe, la llamaban, acortando su nombre Zipora (Paloma) y era todo un personaje: elegante, discreta, determinada, simpática. Mi abuela se había quedado en Odessa con el hermano mayor terminando la escuela secundaria, cuando sus padres -junto con los 6 hijos menores- viajaron a establecerse en Mendoza, Argentina, en donde tenían unos familiares, que hacía ya un tiempo vivían allí. Finalizado el colegio, mi abuela y el hermano, viajaron a reunirse con ellos. En el Imperio Ruso en esa época, habían comenzado los Progroms (persecusiones a los judíos).

¿Y el abuelo Jacob?  Esa es otra historia. 

42 comments:

Tracy said...

Me ha encantado la historia de tu abuela Zipe y su letra me ha echo recordar la de mi madre que es igualita a ella.
Tengo que hacer alguna entrad ade algo escrito por mi madre.
Estoy deseosa de leer la historia de tu abuelo Jacob.
Un beso

mj said...

Tiene que ser emocionante encontrarse con algo escrito de algún antepasado, aunque sea una receta de cocina. Y menuda historia te podría contar tu abuela de aquella época difícil y triste.
Espero leer pronto esa historia del abuelo Jacob.
Un fuente abrazo Myriam y gracias

Taty Cascada said...

Hermosa letra, me recuerda la de mi abuela.¿No sé si a ti te sucede?,pero desde que el teclado se apoderó de mis dedos, mi letra ha variado...
Un beso Myriam

TORO SALVAJE said...

Que historia!!!

Me gustaría escucharla toda.

Besos.

elisa...lichazul said...

es que las abuelas son muy especiales, la mía , la única que en vida conocí hasta ahora mucha gente aún la recuerda en aquellos campos donde anduvo y es que parió muchos hijos que la vida le dió
Mamachila, partera y meiga

besos y luz

Carlos Alberto said...

Muy interesante tengo que decir... gracias por compartirlo me atraen las historias.
Un abrazo Myriam;)

artadi said...

el presente no existe,
todo es historia,
tú eres ahora,
la elegante, determinada,
simpática y discreta,
herencia de tu abuela.

un abrazo.

Bertha said...

Las abuelas, que necesarias son en todas las épocas.Siempre preocupándose por cuidar y dar lo mejor de ellas para todos.

Fueron unos tiempos duros, pero observando esta caligrafía la define como una mujer super equilibrada y me atrevería a decir con un fuerte caracter.

Besos y esperando que nos sigas contando, estas historias tan entrañables.:))

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Recientemente estuve escaneando todos los antiguos documentos familiares. La verdad es que es una tarea bastante... nostálgica.
Un beso.

ANTIQVA said...

Amiga, esas letras nos llevan directamente a un mundo que ya pertenece al de los sueños...

Uno se estremece cuando algo asi sucede...

Ayyyyyyyyyy...

Un abrazo grande, Myriam

virgi said...

Tienes una historia familiar de lo más atrayente. Espero que sigas regalándonos estas píldoras deliciosas.
Un beso, Myriam

Antón de Muros said...

Un recuerdo entrañable, Myriam.

Yo también atesoro los rastros que dejaron los míos.
Ellos también fueron inmigrantes que llegaron desde lejos a la Argentina.

Un abrazo.

Antón.

Antonio said...

Mi querida amiga, veo que eres una mujer rica... me refiero en influencias diversas, en fuentes de donde beber. Ese dinamismo, ese bagaje, aporta algo más que recetas gastronómicas.
Un beso con mi admiración personal

Isabel said...

Has hecho bien en traerla, me gustan esos recuerdos y me ha recordado la letra de mi madre. ¡Qué bien escribían!

Supongo que la receta al no ser dulce habrá que echarle algo de sal, ¿no?

Besos.

Myriam said...

HOLA A TODOS: Un millón de gracias por los cariñosos comentarios que siempre me dejan aquí en mi casa -que también es vuestra- y en especial en esta entrada sobre mi abuela paterna.

TRACY: Espero con expectación que hagas esa entrada sobre tu madre.

MJ: Es emocionante, sí. Es también como ir armando el rompecabezas de la historia personal.

TATY: A mí también, mi letra cambió tanto que es prácticamente un garabato de diseño modificable según mi estado de ánimo y disponibilidad para escribir.

TORO: ¡gracias! No se si toda, Xavi, es que verás la estoy cocinando para una novela jajajajaja. Quizás me anime y cuente algo de mi abuelo Jacob ya que TRACY, MJ, BERTA Y VIRGI también muestran interés...

ELISA: que lindo que recuerdes a tu abuela de esa manera. Seguro que tiene una historia de vida muy intensa.

CARLOS ALBERTO: ¡muchas gracias!.

ARTADI: gracias por tus palabras tan dulces. Supongo que tengo algo de cada uno de los cuatro abuelos... cosa que complejiza un poco el tema jajajaja.

BERTA: si, tenía un carácter muy fuerte. Ella fue quien quiso quedarse a terminar la escuela secundaria allá. A finales del S. XIX no era nada común que las mujeres estudiaran. Ella fue también la que insistió en el valor de la Educación, en el amor por la lectura y en que sus tres hijos estudiaran carreras universitarias.

JAVIER: Efectivamente, es nostálgica pero amena a la vez porque despeja incógnitas sobre el pasado familiar, cuando cada uno de nosotros relata lo que recuerda. Una forma de no perder el legado...

ANTIQVA: ¿verdad que si? ¡y que estremecimiento sentimos al ver aparecer esta voz del pasado!...

VIRGI: quizás me anime... Gracias, amiga. Estoy emocionada con vuestros comentarios.

ANTON: y que tesoro, Tú al menos ya lo has volcado en un libro. Yo aún lo estoy horneando....

ANTONIO: de fuentes diversas, ya lo creo. Cada uno de mis cuatro abuelos vino de un país distinto y los cuatro confluyeron en Argentina y aquí estoy yo, producto de ese batido genético-psico-cultural.

ISABEL: De lejos, cuando mi prima me mostró el papel le dije: está escrito en ruso ¿verdad?. En la grafía se percibe el origen cyrílico.

Si, tal cual Isabel, le falta sal.

BESOS Y ABRAZOS y a cada uno de Uds.

Graciela said...

Mi Nona y Abuela tenían esa misma letra, difícil de hacerla...me trajo los recuerdos más bonitos a los que recurro si me siento triste.

Abrazos :)

RECOMENZAR said...

Bella historia con sentimientos de un pasado qie siempre es

Paco Cuesta said...

Aquellas viejas cajas con pequeños tesoros.

Asun said...

Tiene que originar todo un flashback el encontrar algo manuscrito de un antepasado. Volver a recordar todos los detalles del tiempo compartido con ellos y de los detalles que nos han sido contados.

Esperaremos a ver qué nos cuentas del abuelo Jacob.

Muchos besos, Myriam.

Antonio Porpetta said...

Leer tus comentarios compensa de muchas cosas. Eres un encanto, Myriam.

Carmela said...

Sorpresas y recuerdos en una vieja caja.Me encanta !!
Linda historia de Doña Zipe .
Presté atención a la caligrafía y me enredé en mis propios recuerdos.
Increíble como al tropezar con papeles del pasado nos enredamos con la emoción. Me gusta!!
Esperamos la historia del abuelo Jacob.
Besos, Myr!Buen findeeee!!!

Aristos Veyrud said...

Pues a comer blintzes que con el espíritu de la abuela deben saber más que mejor.
Esta publicación tiene una fuerte carga emosional, gracias por presentarla amiga Myr.
Un abrazo!!!

Clara said...

La sorpresa...encontrar...emocionarse con esa letra cargada de historia y calidez.Esperamos la continuación....

Un abrazo grande

Alas.Rotas said...

Evocaste a la abuela quién no recuerda su paso por esta tierra, momentos buenos de una época de recuerdos y manuscritos de ellas con letras grandes que demostraban su entereza, de una época complicada en todas la tierras. Un beso

Myriam said...

GRACIELA: me alegro por haberte traído recuerdos tan gratos.

RECOMENZAR: tienes razón, ese pasado siempre está en nosotros. Bienvenida a mi casa.

PACO: Pequeños y grandes... En cuatro lineas cabe toda una vida, a veces.

ASUN: Si, es un flashback en toda ley. Lo mismo que recomponer el puzle con los relatos de las vivencias de cada uno de los nietos.

ANTONIO PORPETTA: Gracias por tus palabras, gracias a ti.

CARMELA: ¡Y que emoción....! Espero que tu enredo te sea placentero y evoque lindos recuerdos.

ARISTOS: Asi es, querido amigo. Es fuerte también que uno es parte de ese pasado...

CLARA: Tal cual, nos sorprendimos. Hubiéramos querido encontrar más retazos de Historia. Hay una constante en mi familia en la que no se hablaba del pasado mucho. Como un deseo de generar una historia sin tanto sufrimiento.

ALAS ROTAS: Eran tiempo dificultades para todos. De mucha pobreza, hambre, dificultades, fortaleza y lucha por salir adelante y brindar a los hijos un mejor futuro...

BESOS Y ABRAZOS a todos y gracias por estar en este rincón compartiendo conmigo estos recuerdos.

Abejita de la Vega said...

Esa caligrafía la conozco. Mi abuela escribía así, debía ser universal. Rusa y cordobesa, je, je.

No conozco los panqueques. ¿Son esos que casi ahogan a Bush?

Besos, Myriam.

chusa said...

Qué bonita historia Myriam y tan llena de recuerdos la de tu abuela ucraniana Zipora y qué suerte que tu prima haya encontrado en un cajòn tan linda caligrafìa describiendo la receta de unos dulces. Cierto que por tus venas y en tu vida se entrecruzan culturas milenarias tan diferentes que es una gran fortuna.
Te deseo querida un feliz domingo y te mando un abrazo
Chusa

pancho said...

Tu abuela hizo honor a su nombre y voló como las palomas ucranianas.
Ahora lo que toca es poner las manos en la masa y pasar del papel a la mesa. No debe estar mal el resultado.

Un abrazo.

Abejita de la Vega said...

No, lo de Bush fue con un "pretzel".

Creo que la masa de los blintzes es la misma que las tortitas, que aquí comemos con nata o caramelo. En salado, no lo conozco.

Doña Zipe fue una mujer valiente,sin duda, capaz de alzar el vuelo para defender a su familia. Ordenada y buena cocinera. Como mi abuela, aunque la mía no fue tan lejos: voló desde su Andalucia a la fría Castilla.

Besos, Myriam.

Myriam said...

ABEJITA: menos mal que sola dilucidaste lo de Bush porque ni me había enterado. Si se que el actual Pte es Obama... jejeje. Tu abu también fue valiente al trasladarse de Córdoba a Burgos y encima, con la misma letra...¿se habrán conocido?

CHUSA: tienes razón soy tan entrecruzada que sali veteada: a veces tigre, a veces puma y otras paloma. jejeje. Tus hijos también reciben distintas vertientes. Pienso lo mismo que tu: es riqueza.

PANCHO: la verdad, Pancho, es que estoy con las manos en la masa de "Urtain". Me saldrían ahora blintzes boxeados.... jajajajajaja.

BESOS y ABRAZOS a los tres.

LA ZARZAMORA said...

Me recordaste la historia de la mía y sus pirogui.
Algún día en torno a una cervecita espero que me sigas contando esas odiseas...

Besos, Myriam.

Sweet said...

Si yo encontrara algún papel de mi familia... seguro sería un documento y... mejor me callo...
A veces no puede escogerse, qué se le va a hacer.

Me alegro por los recuerdos que promueven tus letras :)

Buena semana!!!

elisa...lichazul said...

Feliz semana Myriam!!!
mucha energía y buenas vibras para este nuevo camino que nos asoma

besitos y luz

Myriam said...

EVA: Sería un placer muy grande encontrarme contigo sobre una cervecita y charlar ambas de todo lo divino y humano.

SWEET: Lo siento. Por eso decimos que los amigos son los parientes escogidos. Buena semana para tí también.

ELISA: Feliz semana para tñi también.

BESOS a las tres

Julia said...

Creo que nos a gustado a todos, y Aquí estamos esperando la del abuelo

Besos amiga

Pedro Ojeda Escudero said...

Esta entrada, Myriam, da un giro muy interesante a tu blog. Hay que abrir muchas cajas.
Perdón por el retraso, han sido días de mucho trabajo.
Besos.

Myriam said...

JULIA: Gracias por tu interés.

PEDRO: Gracias por palabras. Y no te preocupes, se lo ocupado que estás.

BESOS y ABRAZOS a ambos.

Aldabra said...

pues ya me imagino la ilusión que os hizo encontrar esta receta, de su puño y letra.

y de tu abuela Jacob me gustará también saber cositas.

biquiños,

¡¡que ricos los panqueques!!

Merche Pallarés said...

¡Me encantan los blintzes! Especialmente los de caviar... (es que una es muy sibarita, je,je...) Qué buena receta. La pienso hacer (ya te contaré como me sale...) Y, por supuesto, que espero leer sobre el abuelo Jacob. Muchos besotes, M.

Myriam said...

ALDABRA: Si, fue muy emocionante recibir este mensaje del pasado.

MERCHE: luego me cuentas como te salieorn los blintzes ¿Vale?

GRACIAS y BESOS a las dos.

Montserrat Sala said...

Yo también llego tarde, por los múltiplels compromisos, medicos y visitas. Y ya se sabe, que en la misa y repicando... no es posible.

Saludos de Jaime y mios.
Por cierto, a mí tambíen me gustaria saber más sobre tu familia, que por lo que veo, se ha movido lo suyo.
Besos.

Myriam said...

MONSERRAT: nunca es tarde para un saludo. Espero que te haya ido bien con los médicos. Gracias por tu interés sobre mi familia. Un beso para tí y otro para Jaime y ¡ Feliz Primavera!