Tuesday, November 1, 2011

Paseo nocturno - 1 (3) Relato en tres tiempos




La noche era densa en su espesura,   sin luna, sin aire.  Ella caminó con pasos rápidos como queriendo escapar del sonido de las pisadas del hombre que la seguía. Jadeante, se metió en un zaguán  al voltear la esquina, creyendo que estaba a salvo. Solo sentía ahora su propia respiración agitada. Los pasos de él se detuvieron afuera vacilantes, en ese momento comenzó una ráfaga que pronto se transformó en un fuerte viento que arrastraba cosas, cartones, basura, hojas secas, levantando un espeso polvo seco que se metía en las narices, en la orejas, en los ojos. Las puertas de la casa de al lado se  abrían y golpeteaban el marco de forma monótona. Las ventanas crujían. Se miró las manos heladas y temblorosas al tiempo que se abrazaba así misma para darse calor y confianza.



Continúa mañana

16 comments:

andré de ártabro said...

El comienzo intrigante y frío me gusta ,
¡Quedo espectante!
Un beso

Pedro Ojeda Escudero said...

Veo que el otoño nos ha puesto nocturnos y misteriosos. Espero la continuación del relato, con ganas.
Besos.

Merche Pallarés said...

Espero la continuación ansiosamente... Besotes, M.

MariluzGH said...

¡eh, qué buen comienzo! ¿no podemos hacer trampa y darme un avance ;)
jajaja

ya quiero que sea mañana :)

beso

guillermo elt said...

Pues yo, sigo con mi rollito (no primavera)... Que se pase por mi post de los osos, que allí encontrará mucho cariño y afecto con los abrazos y se sentirá más segura.

;)

Besibrazos.

Fernando López Fernández said...

Como el resto de comentaristas, espero pronto la continuación. Pinta muy bien.

besoss

virgi said...

No llegué a tus entradas anteriores (tengo bastante menos tiempo), ahora lo compenso con este especie de thriller que ya me enganchó.
Besitos, Myriam

Julio Dìaz-Escamilla said...

Me gusta. Hemos comenzado con buen ritmo y sabremos en las siguientes dos partes quién era el hombre, quién la chica y qué tenía que ver ese sorpresivo viento.
Abrazos.

Paco Cuesta said...

Espero inquieto.

Asun said...

Veo que no voy a ser nada original en mi comentario, porque yo también estoy deseando de leer la continuación.

Un beso

María said...

Pues a mi MYRIAM,

además de que como a todos me has dejado intrigada, me has dado una idea para evitar tumbaros con mis inmensos rollos... cuando vea que me alargo en exceso... lo pondré por fascículos coleccionables como tú, gracias cielo. :-)



Un beso muuy grande bonita y dulces sueños.

ANTIQVA said...

Entonces el hombre se acercó... Se miraron... Y lo reconoció... Era él...

Alternativa uno: Y sintio, aterrada, que el miedo paralizaba su cuerpo...

Alternativa dos; Y se abrazaron sin miramientos...

Uf, estoy fatal, amiga, perdona...

Aristos Veyrud said...

No pares sigue sigue sigue...
Abrazos!!!

pancho said...

Emoción a raudales y mucho frío en el vaho de los cristales.
Un abrazo.

TORO SALVAJE said...

Los voy a leer por orden.

Ahora mismo no apostaría por ella ni una galleta.

Besos.

elisa...lichazul said...

Es un relato que se apodera de los sentidos en el lector, es denso, se siente la opresión y el crujido, la atmósfera que logras generar en uno está muy bien resuelta

Felicitaciones

abrazoooo