Monday, November 28, 2011

Confieso que hasta ahora no había leído nada, absolutamente nada de Espronceda... pero su "Estudiante de Salamanca" me cautivó de principio a fin ¡Y qué final!


















   El vago fantasma que acaso aparece,

y acaso se acerca con rápido pie,


y acaso en las sombras tal vez desparece,  90

cual ánima en pena del hombre que fue,



   al más temerario corazón de acero


recelo inspirara, pusiera pavor;


al más maldiciente feroz bandolero


el rezo a los labios trajera el temor.  95


   Mas no al embozado, que aún sangre su espada


destila, el fantasma terror infundió,


y, el arma en la mano con fuerza empuñada,


osado a su encuentro despacio avanzó.



    Segundo don Juan Tenorio,  100

alma fiera e insolente,


irreligioso y valiente,


altanero y reñidor:


   Siempre el insulto en los ojos,


en los labios la ironía,  105

nada teme y toda fía


de su espada y su valor.



   Corazón gastado, mofa


de la mujer que corteja,


y, hoy despreciándola, deja  110

la que ayer se le rindió.


   Ni el porvenir temió nunca,


ni recuerda en lo pasado


la mujer que ha abandonado,


ni el dinero que perdió.  115




                                                        "Estudiante de Salamanca", 1840

                                                     José de Espronceda, biog. aquí



¡Qué ritmo, para este poema leyenda, de métrica variada!.
¡Y qué puesta en escena!.
Cuánta pasión, cuánto desdén, cuánto suspenso
y eso que el tema es archiconocido.
                                                         
 En una palabra: ¡Me encantó!



Ahora entiendo porqué Espronceda ocupa el lugar que ocupa en la lírica española.









29 comments:

Estrella Altair said...

Bueno amigo, es que los clásicos, los nuestros son tan bellos y tan interesantes y tan actuales.. que cautivan de principio a fin..

son breves y se leen facil..y encima son románticos como este..

que te robo el corazón, jajajaja

besitos.

La Zarzamora said...

Bueno aquí en España fue lectura obligatoria muchos años...
Y sus cañones por banda nos llevaron a todos de cabeza.
:)
Besos, Myriam.

Eres un cielo.

Asun said...

Pues yo tampoco he leído esta obra, y ahora mismo no creo que la lea, no me centro.

Besos

Jan Puerta said...

Con él, las épocas de amoríos parecen estar más justificadas. Incluso el desamor, uno lo pasa mejor entre sus versos.
Un abrazo

Merche Pallarés said...

Tampoco he leido a Espronceda aunque me gustaría y lo haré. Los versos que has puesto me han recordado al Marqués de Bradomín... Volveré con tiempo a leerlo entero. (Ahora, entre los preparativos del viaje y querer dejar finiquitada la Sonata de estío" estoy en un sinvivir...) Besotes, M.

Tracy said...

Una pena que nos obligaran a leerla en el bachiller, y digo peno porque todo lo que es obligado se odia por principio y más en esas edades.

Anna Jorba Ricart said...

jajajaja...me aprendí de memoria "la cancion del pirata", recitandolo en mi infancia muerta de verguenza...aún hoy me acuerdo de sus estrofas...
Comparto contigo las bondades de su rima, aunque me gusta más los poemas modernos sin tanta estricta metrica y asonancia.....
Un saludo.

Abejita de la Vega said...

Iba a recordar la canción del pirata, pero veo que otros see me han adelantado. En los colegios españoles no te librabas de ella y se nos quedó grabada a fuego.

Ese clásico no lo conozco,sólo sé de qué trata indirectamente, a través de los manuales de Literatura. Cualquier día tenemos una lectura colectiva y...

Besos Myriam

Taty Cascada said...

El argumento del mujeriego, en éste caso más cínico y rebelde que Don Juan Tenorio. Fue escrita con un tipo de rima estricta y rigurosa, no es mi estilo ya que prefiero la libertad en los versos; pero es necesario leerlo como cultura general.
Besitos Myriam

andré de ártabro said...

No me quedó otra que aprenderme ese y muchos otros.......
Me gusta ver el cielo con negros nubarrones
me gusta un cementerio de muertos bien relleno
manando sangre y cieno que impida el respirar
y allí un sepulturero de tétrica mirada con mano despiadada sus cráneos machacar.(Espronceda)
¡Gracias por traer tan magníficos versos.
un beso

Antonio said...

Era un maestro en el uso dela métrica mayor. Los versos dodecasílabos dan una estructura suprema al poema y Espronceda es un buen maestro, aunque no es menos bella su canción del pirata en octasílabos.
Besos

Javier Rodríguez Albuquerque said...

No suelo leer poesía clásica, pero ya que nos lo pones fácil... aprovechemos la ocasión :)
Un abrazo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores said...

Sí , yo también me acuerdo que nos obligaron estudiarlo, y ahora desearía poderlo leer de nuevo con libertad, pero....ya ni en el monasterio existen esas lecturas.
Gracias
Con ternura
Sor. Cecilia

Pedro Ojeda Escudero said...

Hay que leer a Espronceda, aunque no esté de moda. Y recuperar, por ejemplo, Diablo Mundo.
Me alegra que hayas disfrutado.
Besos.

Fernando Santos (Chana) said...

Belo texto...Espectacular....
Cumprimentos

Aristos Veyrud said...

Gracias por tu emotiva invitación para disfrutar de esta musicalidad, pasión y medida del verso que expresan una vivencia febril de lo narrado con mucha maestría.
Un gran abrazo Myr!!!

ANTIQVA said...

Ah, aquellos tiempos, aquellos bellos tiempos del Romanticismo... Sus creaciones siguen llegando al alma, y eso que hoy el mundo no es muy "Romantico"...

Un abrazo, amiga

Ele Bergón said...

Espronceda es mucho Espronceda. Creo que es el más romántico de nuestros románticos del XIX. Me alegra que te haya gustado

Besos

Luz

FAYNA said...

Era de lectura obligatoria en bachillerato.
En España hemos tenido muy buenos literatos, me alegra que te haya supuesto todo un descubrimiento, Myr.

Un abrazo grandeeee

Clara said...

Myr,es verdad nos torturaban con Espronceda---;pero es un gustazo volver a leerlo,recuperar esa pasión altanera y sin disfraces.Ya sabes que estoy en ello,un poco lenta,pero ya te contaré.Besos y besos

LOLI said...

Pues me lo leí en el cole...tendre que volverlo a leer...no me acuerdo...

BESAZOS

Janeth said...

Estamos en las mismas mi querida Myrian, tampoco lo lei hasta ahora, tambien me gusto lo refrescante y dinamico de sus frases en este bello poema que nos presentas,...la literatura española esta muy escasa por aqui, y es una pena ya que tienen valores inpecables...

Me gusto mucho la entrada y es un gusto saludarte y abrazarte con fuerza amiga...

Spaghetti said...

No se si te identificas con Elvira, la mujer despechada del señor de Montemar, a la que Espronceda dedica cientos de versos. Yo me quedo con la última estrofa de la "desesperación":

Me agradan las queridas
tendidas en los lechos,
sin chales en los pechos
y flojo el cinturón,
mostrando sus encantos,
sin orden el cabello,
al aire el muslo bello...
¡Qué gozo!, ¡qué ilusión!

je je

Aldabra said...

Pues también soy yo de las que no lo ha leído, ya veremos, igual cualquier día cae y me llevo la misma sorpresa que tú.

biquiños,

Sergio said...

También me ha encantado. La calidad es casi siempre incuestionable.

elisa...lichazul said...

confieso mi ignorancia absoluta
soy mala pa'leer poesía, salvo la de los blogs, prefiero las novelas vertiginosas y personajes algo freak, como también algunas de conspiraciones

será que donde escribo poesía, evito contaminarme con otra ya hecha cien veces mejor o superior a la que mi duende expresa

en fin, de todos modos cada escribidor es absoluto en su creación, y su resolución de calidad jajaja

besitos y luz

Mari Carmen Polo said...

Yo creo haber leído fragmentos, en el instituto, así que como tú nos brindas la oportunidad de leerlo, lo voy a hacer. ¡Gracias!

Un abrazo

pancho said...

Salamanca se presta a estos Don Juan incorregibles con la melena merovingia de los románticos al aire como decía Valle-Inclán.

Un abrazo.

Paco Cuesta said...

Volver a los orígenes siempre es buena decisión.