Saturday, October 22, 2011

Hay cisnes que no mueren nunca... Dos versiones de " La muerte del Cisne" de Camille Saint-Saëns



                                                                       
 Esta  bailarina acuariana  rusa (Feb 12, 1881-1931) fue balilarina principal del  Ballet Imperial Ruso  y de los  Ballets Russes de Sergei Diaghilev. Ella,  cuyo cuerpo no se correspondía con los estándares físicos del momento para el ballet, fue toda una inovadora y sentó escuela.

La música  de La muerte del Cisne,  fue originalmente compuesta por  el gran compositor romántico francés  Camille Saint-Saëns   para su obra satírica  El Carnaval de los animales,  que no dejó publicar hasta después de su muerte por temor a que no lo consideraran serio, excepto la parte  del Cisne.

Ana Pavlova inspirada en los cisnes del parque por el que solía pasear y por un poema de  Tennyson  pidió a  Michel Fokine que escribiera la coreografía en un solo especialmente para ella utilizando la música del genial compositor ecléctico francés y es así como nos llegó el ballet de  " La muerte del Cisne".




La segunda versión, esta bailada por  Maya Plisétskaya    nacida en 1923. Ella  baila  esta pieza por primera vez en 1959  y un año más tarde es nombrada Prima Balerina del Bolshoi. El video es de la representación de 1975. Maya cumple este 20 de Noviembre, 86 años. ¡Felicidades, adelantadas, Maya!


                                                 Espero que les hayan gustado estos cisnes.
Abrazos a todos.

21 comments:

virgi said...

De pequeña quería ser bailarina y cayó en mis manos la historia de Pavlova..¡pa' qué decirte! ya no tuve otro ídolo durante un tiempo. Conseguía fotos y tarjetas que colgaba en la habitación.
Gracias por la idea de los dos vídeos.
La rusa es espectacular, pensar que estuvo bailando casi hasta el otro día...
Un fuerte abrazo.

José Antonio del Pozo said...

extraordinarios ambos cisnes
saludos blogueros

Abejita de la Vega said...

Me gustan los dos; aunque , es natural, la segunda imagen sea mucho mejor. Maya bailaba ya viejecita, increíble.

No sabía que Saint Saëns dudara en publicar el encantador "Festival de los animales".

Besos, Myriam

María said...

PLISÉTSKAYA fue la primera bailarina de una generación increíble que incluyó a Margot Fonteyn, Alicia Alonso e Yvette Chauviré. Con más de 80 años tiene una elegancia innata que la hace preciosa, aun fuera de escena, sin duda yo me quedo con su versión.

Aunque es verdad que las deficiencias de la grabación y de época de la Pavlova, no le ayudan al comparar las actuaciones... sin duda una mujer inigualable en la historia del ballet .

Gracias MYRIAM, un placer estar en el ballet contigo cielo...Ya me contarás y mil gracias... por todo.



Un beso grandísimo y feliz finde.

La Zarzamora said...

Sí, hay cisnes que nunca mueren y perviven en la memoria colectiva.
Sublime la Pavlova.
Besos, Myriam.

Hada Saltarina said...

Es maravilloso que aún hoy podamos contemplar -aunque con una calidad limitada- la forma de bailar de la Paulova. Da pena no poder conocer a los bailarines y cantantes anteriores a los inventos que permiten disfrutarlos al día de hoy.

En cuanto a Plisetskaya, sencillamente embruja. He tenido la suerte de contemplarla, y recuero especialmente cómo se nos ponía el vello de punta a mi hermana y a mí totalmente hechizadas por su baile "La muerte de la rosa" en un teatro de Madrid.

Me alegra que ya estés tan recuperada y que publiques sobre una de mis grandes pasiones: el ballet.

Besos

Pedro Ojeda Escudero said...

El ballet es una de las artes más difíciles. Cuando se domin, qué belleza...
Besos.

Anna Jorba Ricart said...

Me han gustado ambos dos cisnes....¡qué maravilla!
Un abrazo.

Asun said...

Reconozco que ambas son unas bailarinas estupendas, pero es que yo no soy mucho de ballet.
¡Qué se le va a hacer!

Besos mil.

PD: Vaya sentada que te has pegado en mi casa, ¿no? Jajajajajaja.
Lo digo por todos los comentarios a las entradas atrasadas.
GRAAAACIAAAAAS

Paco Cuesta said...

Son incontables las veces que oigo "El Cisne"

Ricardo Miñana said...

¡Fantásticos!, un bonito post,
que tengas un bonito fin de semana.
un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- said...

el ballet...la personificación de la música...es el sonido hecho vista..un abrazo

MariluzGH said...

Una auténtica maravilla, ambas... me encanta el ballet y he disfrutado las dos interpretaciones :) En 2005 Maya Plisétskaya recibió el premio Príncipe de Asturias de las Artes, junto con Tamara Rojo

un abrazo (o dos)

Merche Pallarés said...

Hoy que he tenido tiempo he venido a ver los dos magníficos videos. El de la Pavlova es una joya y que bien borda la muerte del cisne. Precioso. Maya Plitseskaya también está espléndida y tiene un gran dominio de los brazos. Su versión se ve que es más moderna pero las dos son excelentes. Gracias por este regalo. Besotes, M.

MIMOSA said...

La hermosura y delicadeza que se puede expresar a través del ballet, es realmente mágica, tanta belleza concentrada y el sutil movimiento de unos brazos cual aleteo de majestuosas alas. Me ha encantado verlas a ambas, cada una en su estilo lo vive, lo sueña y nos lo brindan para enriquecernos de su grandiosidad.

Besos tesoro y gracias por todos los besos que me has dejado en casa!!!!
Feliz domingo

Fernando Santos (Chana) said...

Bela Arte...Espectacular....
Cumprimentos

elisa...lichazul said...

desde nena aluciné con este ballet, su música y sus protagonistas, cada vez que lo daban por la tele, me quedaba pegada

nunca lo he visto en vivo, pero tiene que ser apoteosico

de los dos finales siempre me ha gustado el de la muerte
es mucho más lírico y más dramático

besitos y qué bueno que hayas regresado de tus vacaciones:)

elisa...lichazul said...

ahhh, con respecto a cual de las dos bailarinas me gustan más, la verdad es que ambas son excelentes ejecutoras, cada una con su propio sentir lo que le da un sello , como lo hace cada interprete en una obra

(super políticamente correcto me salió este comentario jajajaj)

Aristos Veyrud said...

El título es "La muerte del cisne" pero uno lo que ve es la "La vida del cisne" esa es la virtud del arte que empieza a escribir desde la tensión del punto final, toda una subversión del tiempo, la lógica y los sentimientos.
Un abrazo Myr!!!

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Una de las cosas que más me gustan al pasar por tu blog es tu sensibilidad.
Una maravilla lo de hoy.
Un abrazo.

Belkis said...

Sencillamente sublime Myr. Cuanto habría dado yo por ser bailarina!!!! Me encanta.
Besitos