Sunday, June 26, 2011

La nueva masculinidad (2)



Gracias a todos los amigos que intervinieron con sus comentarios en  la primera entrada sobre este tema que  decidí a abordar  porque  como PEDRO nos señala, es necesario un análisis ya que los roles son cambiantes y en una sociedad libre debe aceptarse no solo el cambio, sino toda la complejidad de las nuevas relaciones. Aún hay muchos varones desorientados como JAVIER lo reconoce  con total honestidad  y no le gusta nada lo que ve, cosa con la que están de acuerdo MERCHE y TXEMA. A ABEJITA  ésto es algo que no le da pena y sostiene que a los varones se les pide poco en comparación con los cambios con pasos de gigante que la mujer ha realizado y ASUN considera que los roles van cambiando desde hace tiempo y ya es hora de que los varones dejen de estar desorientados. Se alegra JAVIER RODRIGUEZ por su parte de que aborde este tema de esta manera.  A ALDABRA nunca le ha parecido bien que intentemos reivindicar nuestro papel de mujeres en la sociedad, a base de echar a los varones por la borda.

A ARISTOS no le  gustan nada las generalizaciones del tipo "todos los hombres son..." o "todas las mujeres son..." y nos recuerda los vicios que éstas traen. ANDRE  sabe que lo masculino y lo femenino están en él y la colaboración entre  varón y mujer debe ser una cuestión de amor, está seguro de que cada uno tiene su propia definición o como dice PACO con tanta gracia "cada uno cuenta la feria según le va en ella".  JAN recalca que en el fondo se trata de una cuestión de vivir. Sin embargo, dice, los roles marcan demasiado la diferencia, cuando solo hay una, la misma que  DESCLASADO nos recuerda y que es la diferencia genética de los sexos (que nada tiene que ver con la educación de los roles femenino y masculino) algo con lo que PANCHO está muy de acuerdo que además nota como los roles están cambiando y  que cada vez son menos las diferencias. HADA SALTARINA  nos llama la atención sobre la imaginen masculina tan sin respeto a  lo "Homer Sympson" que se está dando en la actualidad. Y a propó de imágenes tanto  VIRGI y como  GELU consideran al varón  de pelo blanco de mi foto que está parado sobre el saledizo del puerto: guapo, sereno y sin vértigo. MELVA está feliz con estos nuevos varones sin complejos ni tabúes tanto como de la igualdad de la mujer, lo mismo que GRACIELA que agrega que muchas veces somos las mismas mujeres las que propiciamos  el machismo. LILIANA observa que las percepciones de los comportamientos "masculinos" esperados difieren entre madres y suegras.

MONTSERRAT nos señala un aspecto que es muy importante: en estos tiempos de crisis es muy dificil, más que antes, ponerse de acuerdo. Y es cierto, la crisis funciona como un estresor que limita el umbral de tolerancia  al estrés de las personas. Esto quiere decir, que cualquier problema que surja entre dos personas, se agravará por la falta de tolerancia, de paciencia, el cansancio y el miedo ante un futuro incierto. JANET nos habla de la importancia  que tiene el varón de estimular la imaginación creativa por encima de la máquina esclavizante de la vida cotidiana y no puedo estar más de acuerdo,  porque éste es uno de los problemas que surgen en varones en crisis que han  dejado de ser ellos mismos para ser un montón de roles que la sociedad demanda.

Tanto ABEJITA como GELU hacen hincapié en  la inteligencia para adaptarse a los cambios o para  pasar papeles en todos los sentidos y aquí me es necesario aclarar el hecho de que hoy no podemos hablar de una sola inteligencia, sino de múltiples inteligencias, por lo  que una persona intelectualmente inteligente, puede no serlo - o mejor dicho no estarlo -  desde el punto de vista emocional. Todos estamos de acuerdo en que los roles están cambiando, pero aún es necesario que los varones - en términos generales - desarrollen más la inteligencia emocional, inhibida por haber vivido siglos sin reconocer que este universo les pertenece también y por lo tanto no es algo privativo de las mujeres.  Los varones podrán hoy cambiar un pañal, hacer las compras del supermercado o cocinar  ¿pero hasta que punto son  capaces de expresar las emociones? ¿no es el ejemplo que MARIA de "Mi pluma de cristal" nos daba, de que hay varones que rompen una relación amorosa por teléfono, SMS o correo una señal de que aún hay mucho camino por recorrer?
 
Continuamos el próximo domingo

20 comments:

Myriam said...

ANDRE DE ARTABRO comenta:

Muy formativa, elocuente e interesante tu forma de explicitar los comentarios de tus lectores. Cada cual comenta desde lo que es y siente, . Escribo desde mi cultura , mis creencias , mis emociones y mis sentimientos. Escribo desde la inmediatez e intensidad de mi interrrelación con el tú, "tuyoseando" creciendo en esa relación.

Si duda alguna la sociedad , yo , tú, nosotros, estamos en deuda no solo con la mujer (que si lo estamos) si no con todo lo femenino, y viene determinado por muchos conceptos, bien definidos por ti y algún comentario, ...y es que algunos hombres , ni saben ni quieren , ni pueden, ni dejan llorar.

Muy útil tu post.
¡Gracias!
Un beso

Estrella Altair said...

Adaptarse.. ahí esta la clave..y se habla mucho de ello, pero no es tan fácil...

pero sin lugar a dudas el camino está por ahí..

el de todos..

Un beso y bella entrada con los inteligentes comentarios que he leido..

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero said...

De todas las voces en conversación saldrá la comprensión fundamental: la inteligencia para adapatarse a todos los cambios y la aceptación del otro/a. No puede ser de otra manera.
Besos.

Abejita de la Vega said...

Veo que yo soy la más dura con el elemento masculino pero también veo que Pedro incide en lo que digo yo: inteligencia , emocional o de la otra, para adaptarse a los cambios.

Besos

QUE ESPABILEN

Común said...

Hola!!!
A veces cuando opino o dejo un comentario, no se refiere a lo que escribe el autor, sino a lo que remueve en mi ese tema, todo sirve……
¿Sabes que es una pulpería??
Larga vida y un abrazo de oso.

Txema said...

Sigamos entonces.

saludos

La Zarzamora said...

Cada vez se les exige más... pero a algunos aún les queda mucho por hacer.
Un beso, Myriam.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Me ha gustado este resumen. Creo que nos enfrenta a la variedad de pensamientos y de reflexiones sobre el tema.
Adelante pues, esto promete.
Un abrazo.

Asun said...

¡Ay, la inteligencia emocional...!

¡Qué olvidada la tenemos y qué necesaria es!

Besos

María said...

Has hecho un interesante post con esta recopilación recogida de todos, te felicito Myr.

Un beso.

Cristi said...

Myriam si me equivoco me puedes corregir;se aceptar las críticas me ayudan es decir a mejorar, amiga me ha encantado tu fragmento. (...)

Es muy difícil cambiar los roles, pero no es algo imposible; es posible gracias al nuevo hombre acepta no a la nueva mujer... sino a la mujer que deberíamos de haber sido siempre pero no nos han dejado claro ahora la mujer lucha por sus derechos con esto no quiero demostrar que soy feminista todo lo contrario quiero el bien tanto para el hombre como para la mujer.

La mujer puede aprender mucho del hombre, y el hombre de la mujer; debemos ver en cada hombre una mujer, y en cada mujer un hombre todos y todas tenemos algo de femenino y masculino: es verdad que hay diferencias, sobre todo la mujer emocionalmente sabe expresar sus sentimientos mucho mejor que el hombre el hombre en cambio solamente sabe demostrar su fuerza por culpa de las enseñanzas de un ayer en la q. decían q. el hombre no debe nunca llorar y ser debil pero los tiempos estan cambiando algo nuevo y mejor para hayar la paz en nuestro hogares lo primero la igualdad una nueva educación para los hombres las mujeres podemos enseñarles como

Cristi said...

Es decir enseñarles el arte de saber demostrar vuestros sentimientos y para eso se necesita un nuevo hombre capaz de decir acepto la igualdad...,¡la paz entre el hombre y la mujer!

Un abrazo.

Desclasado said...

¡Caramba! Si de algo no se te puede acusar es de parcial o arbitraria.
Me ha gustado mucho como has expuesto la diversidad de opiniones.

Besos.

Desclasado said...

Va, aporto algo más, que haya debate: se incide bastante en que el hombre "ha de aprender a llorar".
Yo lo dejaría en un término medio: La mujer no ha de llorar por todo, o como arma, o para extraer un extraño placer masoquista en el sufrimiento".
Como alguien ha dicho por ahí muy acertadamente -a mi juicio, claro-, aprendamos de ambos sexos lo bueno y desestimemos lo malo. No hagamos un sexo acertado y otro malo o errado, eso es contranatura y lo que va contranatura se estampa más temprano que tarde.

Desclasado said...

Ha sido Cristi la que lo dijo. Soy nuevo por aquí y no sé aún los nombres.

Montserrat Sala said...

Buenos dias Myriam: este tema que es tan intersante, hay que ver el debate
que suscita. Yo lo interpreto, que por el momento, la inteligencia emocional, es todavia un proyecto.
Una idea bonita y nada más.


Un abrazo

Gelu said...

Buenos días, Myriam:

Imagino que habrás visto en tu consulta, en cuanto a relaciones, casos de todo tipo.
La regla práctica, y bien sencilla es:No querer a quien no te quiere.

Hice la observación del atractivo señor de la fotografía, porque me lo pareció, y porque afortunadamente las mujeres podemos decir lo que pensamos, si no vivimos en un regimen talibán.

Pero, para una relación, se necesita conocer, y... tiempo. No una simple mirada de complacencia.

Me gusta haber coincidido con Abejita de la Vega. ¡Ay, las mujeres de Burgos...!

Abrazos.

Graciela said...

jajaja menos mal que no tengo celular, ni marido-pareja...se cortan las relaciones mediante mensajes de texto, puedes creerlo!

Me pregunto ¿por qué no dejaremos de comportarnos de mala forma?, cúantos años necesitamos para comprendernos, los hombres lloran, realizan tareas del hogar, existen casos de violencia hacia ellos.

Soy femenina, padecí la violencia familiar, pero de ahí a tratar a todos como violentos, es poco inteligente.

Sí no debemos desconocer, la cantidad de casos que llevan a la muerte a tantas mujeres, eso no debería suceder más.

Besitos abupordos :)

Javier said...

Interesante análisis de los comentarios.

Saludos.

Paco Cuesta said...

La nueva masculinidad, bajo mi punto de vista camina de la mano de la nueva feminidad, los patrones culturales heredados de antiguas generaciones han perjudicado a ambas partes, es a mi juicio importante que no caigamos en un nuevo perjuicio persiguiendo cambios contra natura, entendiendo que lo natural el amor, el dolor,etc.