Friday, March 11, 2011

Gaddafi, el dictador y la guerra civil Libia.

Con tristeza sigo los sucesos sangrientos de Libia y su revolución ciudadana que degeneró en una cruenta guerra civil.

Es ahora cuando recuerdo las conversaciones que teníamos en Estocolmo con un amigo paquistaní - obviamente musulmán - y director de cine, sobre Gaddafi. Además de abrirnos la visión hacia la perspectiva islámica de la concepción del mundo, cosa que siempre le agradeceré, sostenía que Gaddafi era demonizado por Occidente. En esa época Gaddafi era pan corriente en las noticias que los distintos medios de comunicacón ofrecían.

Como suele suceder, mucha agua corrió por ese río de amistad y nuestros cauces se separaron. El regresó a Paquistán, yo me divorcié de mi marido y regresé a Buenos Aires con nuestra hija y este amigo y yo perdimos el contacto. Me gustaría saber que piensa hoy de esta tragedia que está sufriendo el pueblo libio, aunque intuyo su respuesta.

Solo espero y deseo profundamente que Occidente no intervenga o ¿será ese el único camino posible para que este dictador pueda ser derrocado?

Japón sufre un terremoto 8.9 en la escala Richter, ushhh, mejor cierro la lectura de los diarios en línea y me voy a mi clase de gimnasia, no sin antes recordar lo que éste día significa para el pueblo español desde hace 7 años.

19 comments:

Ricardo Marin said...

Hay tantos intereses creados en torno al petroleo y Libia es un país notafricano rico en yacimientos.

Que haya o no intervención de las grandes potencias seracuestión de intereses.

La democracia es una palabra absurda en un mundo dominado por el capitalismo.

Yo soy un ignorante repecto a Libia y a Gadafi y mi opinión no tiene valor para establecer si en verdad es un dicatador.

saludos

jg riobò said...

Todo en un mundo sumido en la desgracia.

María said...

Tienes razón MYRIAM,

demasiado horror hoy por todas partes, en le pasado y tristemente en el presente de muchos países.

Sinceramente, cada cual es muy libre de pensar y creer justificable lo que quiera, para mi Gaddafi, fue un terrorista confeso, amén de un lunático desaprensivo que se ha pavoneado frente al mundo, ejerciendo su despótico poder frente a un pueblo, al que nadie ha tenido en cuenta jamás. Con el beneplácito de todos los países occidentales en tanto ha dejado que el grifo del petróleo chorreara surtiendo a occidente.

Pienso como tú, ojalá no suceda como ha ocurrido en Irak, que bajo la disculpa de derrocar a un dictador, se ha enmascarado el único fin e interés que mueve a las grandes potencias a intervenir... los intereses económicos, en estos países garantizar el suministro de crudo, conseguido eso... ese pueblo al que cínicamente se dice ayudar, queda a merced de su suerte, masacrado por unos y otros.

En fin, suerte para el pueblo libio, porque la va a necesitar y suerte para nosotros también, para que jamás se repita el sangriento y terrible 11M que se vivió en este país en el paso. Ojalá nuestra memoria, no olvidara nunca, a los que ya no están y lo que sucedió, para que jamás se repita, ni aquí, ni en ninguna parte de este planeta.

¡¡Buuufff!! qué mal empezamos este día...¡¡menos mal que es viernes!!


Un beso grandísimo MYRIAM.


Y, a pesar de todo, que no nos roben la esperanza y las ganas de disfrutar de este finde.

Que sea muy feliz para ti, guapa.

Clara said...

Escuchar o leer las noticias...es entrar en esa voragine que al final quedas aplastada al lado de la tostada y el café.Me quedó con la no intervención y con que termine este calvario para el pueblo Libio,me vienen dos Gadafis uno jóven y otro convertido en una mascara de carnaval. Un abrazo,preciosa

Asun said...

Parece que la fecha de 11-M estuviera maldita. hace unos años el terrible atentado de -Madrid, hoy el terremoto de Japón.

Entre medio Gadafi. Qué se puede decir de Gadafi. Para mí es imperdonable que nadie se aferre al poder a costa del precio de vidas humanas. Son individuos que se creen dioses a los que todos deben rendir culto, y eso es muy peligroso tal y como nos están demostrando los hechos.
Ojalá que el infierno que está sufriendo el pueblo libio termine cuanto antes.

Besos

Cornelivs said...

Terremotos en japon, aniversario del 11M... guerra en Libia...mejor yo tambien voy a hacer un poco de deporte.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero said...

Era inevitable que la ola revolucionaria, antes o después, llegara a un lugar en el que un gobernante enloquecido sacara los tanques contra su población.
Es una guerra civil de la que Libia difícilmente saldrá unida. Antes o después, el dictador caerá. Lo malo es la sangre y el odio que provoca.
Besos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- said...

el tirano caerá antes o después... en insostenible un estado medieval en una sociedad moderna...poco interesan a las potencias occidentales los muertos... mas interesados en el oro negro....

un abrazo

Merche Pallarés said...

Horrible la situación en Libia. Gaddafi caerá tarde o temprano. Lo del terremoto en Japón ¡devastador! y el recuerdo del 11-M en España está muy reciente. ¡Cuánta tragedia! Besotes, M.

Aldabra said...

Breve repaso y reflexión sobre la situación actual en el mundo. Gadafi parece que vuelve a ganar terreno ¿Debe Occidente dejar que recupere ese poder si ayudar a los revolucionarios? Difícil decisión.

Y un abrazo para todos los familiares y amigos de las víctimas del 11-M y para los que están pasándolo mal en Japón y en miles de lugares más el mundo.

¡Que terribles imágenes las de ese tsunami!

Biquiños,

Catalina Zentner said...

Sobre lo que opinan otros comentaristas, agrego que democracia es un concepto insostenible en sistemas con predominio del fundamentalismo.

11 de setiembre, en Argentina se celebra el día del maestro, un soplo de aire fresco en medio de lo que sucedió y sigue aconteciendo en esa fecha.

Abrazos,

saltar del tren said...

No se puede creer que en este siglo estemos pasando por semejante barbarie. Y lo de Japón no tiene consuelo.
Lejos de tanta tristeza te mando un fuerte abrazo esperando que todo mejore.

Paco Cuesta said...

Razón tienes Myrian, parece una fecha maldita, al final las cosas vuelven a su cauce, lo terrible es el precio que se paga.

BIPOLAR said...

Sería interesante que nos explicaras esa percepción que desde este lado no comprendemos.

Si ya lo has hecho porfi envíame un correo con el enlace de tu entrada.

Un monarca no puede ser bueno para la democracia. Además es que éste es un asesino.

Abejita de la Vega said...

Libia, Japón y el recuerdo de nuestro 11 M. ¡Ay, qué vida esta!

Yo también confío en que no haya guerra en Libia, aunque la cosa se pone fea porque el dictador tiene un plan A: quedarse en Libia, un plan B quedarse en Libia y un plan C: quedarse en Libia.

Besos

Alas.Rotas said...

Dirás… no sé lo que dirás, ni sé lo que pensaras de mi? Soy duro y a la vez blando, soy noble y aguanto, no sé si es la edad o que las ganas se me van pasando, leo lo que escribes y me sigue gustando, tu eres sabia mueva y yo me voy marchitando, que me sucede mi sicóloga? Que me está afectando. Un besote

Fernando López Fernández said...

Desde luego lo único que podemos saber con certeza es que el mundo es inestable bien por causas naturales , bien porque nos encargamos de desestabilizarlo.

Hay días que el mundo no tiene ganas de sonreir.
Un abrazo

Ele Bergón said...

Mal dia fue este del 11-M. Tragedias por todas partes. A veces la Naturaleza nos da un gran reves como lo de Japon y otras somos nosotros los que lo desencadenamos. Triste fecha, si triste.

Un abrazo

Luz

Aristos Veyrud said...

En el fondo de todo está la codicia de todos los que detentan el poder tanto en oriente como en occidente, en este caso motivada por el petróleo. La historia es clara cuando muestra la falta de escrúpulos de los actores involucrados en este negocio. La película "Petróleo sangriento" ilustra sobre el espíritu que tienen estos mafiosos de la política internacional de los cuales Kadafi es uno más. Soy partidario en este caso que este tipo de conflictos no se solucione mediando la guerra y que los recursos y territorio de cada país sean respetados por las potencias extranjeras.
un abrazo Myr!!!