Monday, March 14, 2011

de violines III: en la pintura.


Imposible hablar de violines en la pintura sin hacer referencia a Marc Chagall ( 1887- 1985) y a su obra en la que están muy presentes como elementos intrínsecos a la cultura judía de la que él forma parte.

Este artista plástico ruso francés - uno de los pivotes del modernismo del Siglo XX - sintetizó en sus obras elementos del cubismo ( en estructuras y campos), del simbolismo (en sus ensoñaciones), del faubismo, del surrealismo, de una manera deliciosamente naif y personal en la que abundan elementos de su pueblo natal en Bielorusia, Rusia.



El padre de Marc era era empleado de un comerciante de arenque y su madre vendía comestibles en su casa. Cuenta Marc en su Biografía (1960) que su padre tenía un trabajo muy duro - como exclavo de galeras - cargando barriles pero ganando solo 20 rublos al mes. Todos los días en invierno y verano iba a la sinagoga a las 6 de la mañana. Allí decía su rezo acostumbrado por uno que otro hombre recientemente fallecido, luego regresaba a la casa, preparaba su samovar, tomaba algo de té y se iba a trabajar. Pero el padre jamás se quejó de su trabajo, como jamás faltó en la casa pan, queso y manteca: símbolos eternos en la infancia de Marc. En su honor, Marc Chagall, ha pintado cuadros con motivos de peces.

En la Rusia de aquella época y durante décadas, la población judía había soportado numerosos ataques (pogroms) instigados por el gobierno. Existían, por eso, muchos prejuicios, segregación y discriminación contra los judios. Como resultado, éstos se vieron obligados a crear sus propias instituciones: escuelas, hospitales, cementerios, incluso manufacturaban ropa que vendian a otros pueblos de Rusia.



A Marc Chagall, como a cualquier otro niño judío no se le premitia estudiar en una escuela rusa, por eso hizo la escuela primaria en la escuela judía, en la que también estudió hebreo y La Biblia. Cuando Marc cumplió los 13 años su madre quizo inscribirlo en una escuela secundaria rusa. Sin dudarlo un momento, sobornó al director pagándole dos meses y medio del sueldo mensual que traia a casa su marido. A todo ésto - como habrán de suponer - cualquier elemento relacionado con el arte, era algo desconocido en el hogar de Marc, quien además era el mayor de nueve hermanos, ergo nueve bocas que alimentar, 18 piecitos que cubrir, cosa que los padres hacían con mucho cariño.



Hay más violines en la obra de Chagall: en este enlace : llamada "El violinista" y en este enlace: La boda rusa y el mismo aprendió a ejecutar este instrumento.



Un punto de inflexión en la vida de Marc ocurrió cuando éste vió a un compañero de clase dibujar: ¡Quedó fascinado! Fué para él como una revelación. Así que preguntó a su compañero como había aprendido a hacerlo y éste muy diplomáticamente le dijo " Ve a la Biblioteca, idiota, toma un libro con dibujos y copia el que más te guste".

Su madre casi desmaya al escuchar a su hijo decir " voy a ser pintor". No podía comprender porque Marc elegía una profesión tan poco práctica, sin embargo, no cortó las alas de su hijo, sino que todo lo contario: le brindó su incondicional apoyo y Marc comenzó a tomar clases de pintura en Vitebsk, ciudad cerca del pueblo dónde nació con el maestro Yehuda Pen.



Aquí un video precioso hecho por Yaellavie de la obra de Marc Chagall, con los violines de Maurice Sklar.





Y aquí una simpática animación de uno de los violinistas de Chagall hecha por Razshelach.






Marc Chagall produjo todo tipo de obras: pinturas, vitrales, coreografía para ballet, ilustraciones en libros, tapices, etc. Célebres son su vitrales en la Catedral de Reims y de Metz y en la sinagoga del Hospital Hadassa en Jerusalem.

Vivió 1906 a 1910 en Rusia (San Petersburgo) . 1910 a 1914 en Francia ( Paris). 1914 a 1922 en Rusia. 1923 a 1941 en la Francia ocupada de dónde se escapa a EEUU hasta 1948 en que vuelve a Francia ( Cote d¨Azur).





Fotos: Tomadas de la red.

23 comments:

Paco Cuesta said...

Fantástica la aureola infantil que rodea a estos dibujos. Transmiten serenidad

Ele Bergón said...

Me encanta la entrada que has hecho uniendo la musica ( violin) con la pintura (Chagall). Siempre me llamo la atencion este judio nacido en Bielorruisa. Ya sabes que me une una amistad especial con este pueblo y es verdad, por lo que he leido, lo mal que siempre han tratado los rusos a los judios.

Un abrazo

Luz

Marina said...

Mi instrumento favorito es el violín y la cuerda en general.
Me han gustado las ilustraciones. Les he enseñado a mis alumnos la animación y no hablaban, con lo cual, les ha gustado.
Un beso

el piano huérfano said...

Cada vez se aprende más en tu blog, a mi me gusta la música, sabia muy poco de él, conocía su obras pero no su vida, gracias por aportarme esta información de una manera tan bella de leer.

Natàlia Tàrraco said...

Myriam amiga, inclasificable pintor, entre lo naif con toques de surrealismo. No siempre tocaba sus violines en los tejados, volaban, y volaban amantes, y caballos, cabras, y el circo y los místico judío y Jesucristo crucificado.
Un mundo de colores intensos en pasteles, óleos o vidrieras, composiciones caóticas algunas, soñadoras siempre.
Besito cariñoso.

Micaela said...

Muy interesantes estos cuadros. Me ha gustado mucho. La música forma parte de nuestras vidas y es hermoso verla reflejada en la pintura. Un abrazo.

José Antonio del Pozo said...

Hola Myriam: El detalle de la mamá de Chagall sobornando al director me recordó al detalle de la mamá de Forrest Gump con el director de su insti para que Gump pudiera entrar... y poder salir corriendo sin parar.
Y sí, Chagall es de los grandes... aunque no tanto como lady Gaga, con quien comparte vocales, consonante y violines, que no dejan de sonar en este blog tan bonito.
Saludos blogueros

FAYNA said...

Sin duda una madre inteligente la de Marc. Supo comprender que hay que alentar aquello de lo que potencialmente somos capaces de desarrollar con pasión.
Es una verdadera pena que no se valore la creatividad en la misma medida de las matemáticas o la lengua.

Bonita obra la de este artista desconocido para mí hasta este momento Myr.

Besos.

Asun said...

Me han encantado estas pinturas. Conocía las "Vidrieras de Chagall", pero no sus pinturas.

La música que acompaña

Pero lo que más me ha gustado ha sido esa madre capaz de hacer un esfuerzo ímprobo con tal de proporcionarle a su hijo una educación, y el apoyo que le prestó a pesar de pensar que lo que su hijo elegía como profesión no era práctico. Todo un ejemplo de lo que debe ser una buena madre.

Un beso

Asun said...

Jejejejeje. No sé que he hecho antes que me he comido medio comentario.

Quería decir que la música que acompaña los vídeos también me ha gustado mucho.

Bueno, no hay mal que por bien no venga, así tengo la excusa para mandarte besos de nuevo.

Doña Bostezos said...

Bonita historia...demuestra los frutos de un amor incondicional ya que sin el apoyo de su madre quizás este genio hubiera terminado cargando barriles con su padre para ayudar en la casa...
Una familia humilde pero donde por lo que cuenta el pintor, no faltó el amor..
Me voy llena de esperanza y un gisto lindo de haber leído este relato,
Besos..feliz comienzo de semana

Manolo said...

Muy instructiva esta entrada Myriam. Es para disfrutarla de varias veces.
Besos.

Merche Pallarés said...

¡Genial Marc Chagall! y muy interesante su vida que no la conocía. Besotes, M.

Leni said...

Toda una clase envuelta en música.
Hay vidas que emana una estrella especial.

Magistral entrada.

Beso

Cornelivs said...

No sabia nada de este personaje que hoy nos traes Myr.

Gracias por compartir Myr.

Besos.

Julia said...

Muy interesante tu entrada,
el arte siempre emana sensibilidad.

un besito

Txema said...

Myr, no dejas de sorprenderme. Todo un curso de música y de historia.

saludos

Natàlia Tàrraco said...

Myriam amiga, muy simpática la animación.
Oye, al ver tu post, así de sopetón me inspiró mi entrada para el próximo JUEVES 17, tema ORQUESTA, con el vídeo de la película con el mismo nombre a modo de presentación, sin apartarme del fondo que sugiere ese argumento yo lo enfoco bajo una óptica que te sonará, lo digo para darte las gracias y para que no te extrañen las confluencias.
Besitoooooooo.

Sarvavita said...

Me encantan los violines y algunas de sus pinturas también.
Muy interesante su historia y sus pinturas.

Gracias Myr!

Un Abrazo.

MAR said...

Que post más bueno, me siento como siempre agradecida de ti, de venir a tu Blog y aprender de un modo entretenido cosas nuevas.
Besos para ti amiga.
mar

Aristos Veyrud said...

De la reseña aparte de las virtudes del artista me encantó lo que se narra de la madre, especialmente sus sacrificios porque su hijo estudiara así no estuviera de acuerdo con el oficio escogido. La discriminación y humillación entre los pueblos antes y ahora es algo que no se debe silenciar nunca, su denuncia es un imperativo hasta que esa tara de la humanidad desaparezca.
Un abrazo Myr!!!

Pedro Ojeda Escudero said...

De este pintor hoy me quedo con el movimiento de sus personajes.
Besos.

Hada Saltarina said...

Reconozco que me gustan más sus vitrales que su pintura. Un fuerte abrazo