Tuesday, December 14, 2010

Margarita, Bellis perennis...



Esta es la flor con la que me identifico porque es sencilla, resistente y auténtica -originara de Europa, según dicen- crece y florece en cualquier tiempo y terreno.

Como la margarita, ayer, hoy y siempre,
asi soy y así me entrego.


Foto: regalo de un amigo.

30 comments:

Aldabra said...

a mí también me gustan mucho las flores silvestres, supongo que tendrá que ver con mi personalidad... mi preferida entre todas es la amapola: porque me gusta su color, porque es muy sencilla, y tan mágica que al arrancarla se marchita instantáneamente, como diciendo: Mi sitio es la tierra, el campo, la luz...

biquiños.,

jg riobò said...

Yo también soy de la margarita, por la noche se cierra y duerme.

Estrella Altair said...

Umm es linda...

bella.. es bello realmente sentirse como margarita..

sienta muy bien.

yo misma me he sentido muchas veces así, pero soy variable... a veces margarita, otras amapola y otras malva..

que mas... ser flor es un privilegio de la naturaleza...

que sólo algunos alcanzan..

y estamos sin abuela, ja, ja, ja.

besos mi niña florida,

Ele Bergón said...

Me encantan las flores, todas en general. Las planto y procuro cuidarlas. Me gusta verlas crecer. En primavera es frecuente ver los campos de España llenos de margaritas silvestres, las hay grandes, como la de la foto y tambien pequeñas sobre todo en las praderas de los parques de las grandes ciudades.

La definicion que das de ella y de ti es una buena definicion de una buena amiga

Un abrazo

Luz

Graciela said...

Myr son resistentes a todo :)
Cuando niños, las regábamos con el agua jabonosa, ya de adolescentes deshojábamos 'me quiere...no me quiere'.

A mi me gustan las violetas, esas sencillitas, que tengo en mi casa, regalo de hace más de 20 años de mi papá...cuando las pongo en un violetero se achicharan, las dejo ahí esplendorosas en su sitio.

Besos :)

María said...

A mi también me encantan las margaritas, mi querida MYRIAM.

Estas tuyas son preciosas, así que tienes un amigo con muy buen gusto. Aunque si te soy sincera, nunca he pensado con que flor me identificaría yo, no sé, quizá con una amapola, roja, aparentemente frágil y pero no tanto y sensiblemente silvestre, jajaja pues mira, para haber improvisado ahora mismo, no está mal la radiografía jajaja

Aunque mi flor, la que más me gusta es la rosa roja... ¡¡me encanta el rojo!! :-)


Un beso muy grande ¿ya recuperada MYRIAM? ¡¡ojalá sí, cielo!!


Un beso grande y feliz día


PD
Bajo a decirle algo a tu mamá mona, que me gusta...

FAYNA said...

La margarita es la única flor cuyo aroma me trae de inmediato recuerdos de mi infancia.
Aquel prado inmenso en la finca de unos amigos de mis padres donde nos reuniamos con frecuencia. Muchos niños, muchos juegos sobre un manto blanco y fresco.
Es una flor preciosa Myr, me alegra que te identifiques con ella.
Besos.

Javier said...

Hermosas y humildes margaritas que en toda nuestra vida, de una manera o de otra, nos han acompañado.

Saludos.

Merche Pallarés said...

Yo también soy de margaritas y amapolas. Flores sencillas, efímeras pero muy bellas. Besotes, M.

MAR said...

Una belleza, tú y ella.
Un abrazo para ti de corazón.
mar

Carmela said...

Es verdad : La margarita es sencilla, auténtica y resistente.
Bella definición.
Me gustan las violetas porque parecen frágiles pero son intensas en su perfume y su color.
Besos.

Sarvavita said...

Me encantan las margaritas! igual que a ti, también por se sencillez. Apesar de ser sencilla tiene una belleza única.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. said...

No hay forma atractiva que no esté en las más humildes flores.

doctorvitamorte said...

Ya llegué, Myr, a deshojar la margarita,estaba de exploraciones.
Además de bella y perenne (excepto en amores)tiene muchas propiedades curativas. Besos Myrmargarita

pancho said...

Nunca falta a la cita anual de la belleza con su floración, como la amiga más fiel que no falla.

Asun said...

Las flores me gustan en todas sus variedades: margaritas, rosas (de todos los colores), violetas, tulipanes, lilium... TODAS.

Me alegro de poder contar con una Margarita entre mis amigas.

Un beso.

Paco Cuesta said...

Blanco pureza, amarillo locura. Una mezcla genial.

guillermo elt said...

Como la Margaritaaaaa???!!!

Jó!... madre mía. Vivir a tu lado sería entonces un desasosiego total: "ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no...

Pero muchacha, MiriamÇ!!!... Quieres decidirte de una vez???!!!

jajajajajajajajaj. Ya sabes que es broma.

Bueno, vivir contigo no sé, puesto que no nos conocemos, pero lo mínimo sería, tal vez, ¿interesante?

;)

jeje

Besicos.

Ricardo Marin said...

Justo lo que me hace falta a mi una margarita.

Saludos

Abejita de la Vega said...

La margarita es mi preferida y eso que , como abejita, puedo elegir.

María said...

Las margaritas me recuerdan a mi adolescencia cuando las deshojaba diciendo: me quiere no me quiere jajaja.

Un beso.

Dilman said...

Siempre se te ve florecida todo el tiempo y en cualquier lugar, en eso llevas toda la razón en identificarte con esta joya de la naturaleza. La blancura de sus pétalos salpicando los verdes prados ya esté el día iluminado u oscuro son auténtica poesía del universo. Magnífica elección para identificarse.
Un abrazo M...yr ó ...argarita?

virgi said...

Hasta aquí me llegó uno de tus pétalos. Fragante, como te intuyo.
Besos otra vez.

Angeles said...

A mi también me encanta, así se llamaba mi abuela y recuerdo que crecía en cualquier parte, ahora que estoy en Europa no logro que sobrevivan y me dices que son de acá???
Creo que me viene bien con este frío esta bonita imagen.
Besitos.

François de la Carmogne said...

A traves de amigos comunes he venido a recalar en este extraordinario blog. Es un honor conocerla.

Si lo tiene a bien, le invito a que se pase por mi blog.

Si me lo permite, la sigo de aqui en adelante.

Un honor.

Myriam said...

FRANCOIS: también lso franceses decapitados son bienvenidos a mi blog. Estás en tu casa, eso si no desparrames mucha sangre. Saludos

LOLI said...

Y a mi me encanta como eres.

UN BESAZO

Minombresabeahierba said...

En medio de los bosques del sur argentino las margaritas silvestres siempre están presentes, antes había campos blnacos de margaritas que en diciembre parecían nieve...hasta que se se expandieron las ciudades y las construcciones ocuparon su lugar.

Besotes

Belkis said...

Pues si que eres como esa flor, sencilla, resistente y auténtica y te creces en cualquier lugar y terreno...En las adversidades surjes para traer color y vida.
Un beso muy grande

Juan said...

Myriam, a mí también me encanta la margarita. Es sencilla y humilde, como muchas personas que valen mucho y no necesitan de la ostentación ni de la presunción.

Un abrazo afectuoso.

Juan Antonio