Wednesday, November 17, 2010

El trabajo con la sombra (5)



Viene de la entrada anterior


Quiero antes de seguir adelante, aclarar dos inquietudes  que surgen de los comentarios de la semana pasada : 1- En las 4 entradas anteriores hemos visto como al autoobservarnos, escuchar  como nos perciben las personas (ajenas a nuestro nucleo familiar más cercano)  y al afrontar nuestros miedos, es posible ir integrando nuestra sombra en nosotros para que deje de hacernos daño o nosotros hacer daño a otros al proyectarla al exterior "echando sombra nuestra a los demás".

Cuándo un padre o una madre dicen a un niño "no vales nada", " no me extraña que tus compañeros se rian de tí" " vas a suspender el curso" lo está anulando como persona y en consecuencia su autoestima  quedará por los pisos. Ese niño crecerá sin una base segura y confiada y los vínculos que desarrollará con las demás personas en el futuro, estarán basados en la inseguridad, la desconfianza, el sometimiento, etc.  Desvalorizar a un niño no lo ayuda, lo hunde.

El niño  que creció de esa forma, sepultó muy adentro suyo los  aspectos  positivos, porque se creyó "a pié juntillas" que era como sus padres le decían que era y es más, trató hasta de vivir de acuerdo a la etiqueta que seguramente le pusieron de "Pepito, el  busca pleitos", por ejemplo. Muchos de sus aspectos positivos entonces, pasaron a formar parte  de su sombra. Por eso sirve que otros nos señalen como nos perciben, porque ayuda a calibrar la imagen que tenemos de nosotros mismos  ( en este caso: muy desvalorizada) con la  que ellos tienen de nosotros que, además,  son más objetivos.  En esos casos, no es raro que nos extrañe que un amigo nos señale alguna buena cualidad que tenemos y  que la rechazamos, pensando que  exagera, nos está adulando o que miente por compasión.  Como dije en la entrada anterior, también el  señalamiento de nuestros aspectos negativos, nos sirve, porque nos ayuda a ser conscientes de ellos  para suavizarlos trabajándolos, si así lo deseamos y mejorar entre otras cosas la calidad de nuestras relación con otras personas .  En este proceso, el conocimiento que vamos adquiriendo de nosotros mismos, nos hace que rechacemos el lastre del pasado (los mensajes desvalorizantes de  nuestros padres o tutores)  todo eso que  no pertenece a nosotros  y  con lo que que no queremos cargar más, esa herencia que nos legaron y que rechazamos porque no nos es propia.


El señalamiento es pedagógico, nos  da elementos para que meditemos sobre ellos y cambiemos si lo deseamos, nos ayuda a crecer"Echar sombra sobre los demás" en forma de crítica desvalorizante, burla, humillación, por envidia o pura maldad es otra cosa muy diferente. Por eso, cuando alguien nos pide nuestra opinión, es muy importante que seamos conscientes de la responsabilidad que tenemos al darla y seamos honestos, para con el solicitante  y para con nosotros mismos.   En el extremo opuesto de la cuerda, tenemos a  la adulación que no es "echar luz" sobre alguien, ni la ayuda a crecer, porque está basada en el endulcoramiento y la mentira.

2- El otro tema que quiero aclarar  es el de como llegar a un hijo nuestro en problemas  (por ejemplo: consume alcohol, drogas,  es agresivo, etc), Como acceder a la llave que abre la puerta de su entendimiento: En la adolescencia  tiene mucho peso el grupo de pares. De entre sus amigos  o compañeros cercanos, que no esté en el subgrupo que consume substancias por ejemplo, podemos encontrar un aliado,  también puede  que se encuentre en algún maestro o profesor del colegio al que el joven se haya acercado un poco.  En fin, hay que buscar... y buscando se encuentra.  Lo de "obligar por via judicial a entender", no veo como. Personalmente me opongo a todo tipo de comportamiento coercitivo en primera instancia, sencillamente creo que más bien da el resultado opuesto: genera más oposición, resentimiento y más dolor en el joven que busca calmar sus ansiedades,  independizarse  de los padres y demostrar  " cuán adulto es" ante su grupo de  pares de manera  perjudicial para sí mismo y quizás también para terceros. Es probable, que  al educar  a los hijos, estos padres, no hayan sabido poner los límites de manera adecuada o no hayan podido acercarse a sus hijos afectivamente o que aún haciéndolo las cosas se hayan torcido porque el chico cayó bajo la influencia de malas companías etc.etc.  En todo caso y como sea,  conviene evaluar profesionalmente, cada caso de forma individual, para encontrar la ayuda más adecuada, incluso profesional interdisciplinaria. Hoy, los padres no tienen porqué estar solos en ésto.


 Aclarados estos puntos, como creo que ahora lo están y si no surgen más dudas, continuamos avanzando el miércoles que viene.

17 comments:

Clara said...

Esas sombras que planteas se van haciendo más grandes.Un-a adolescente puede quererse e ir fortaleciendo ese sentimiento propio o bien ser un experto sabotedor de si mismo,de sentirse, de anularse.
Las médidas coercitivas suelen fracasar a veces en menores en riesgo es dícil partir de algo bueno que está en ellos mismos.

Un abrazo
muy-muy interesante¡¡

Graciela said...

Perfecto Myr, ayer estuve en lo del médico: un no rotundo de acudir a la justicia, sería crear más violencia...me ha dejado tranquila la observación del psiquiatra, tirando abajo mis dudas y algún diagnóstico médico mal hecho.

Con respecto a maltrar a un niñ@, diciéndole que no vale nada, desprestigíandolo todo el tiempo, eso me sucedió, además de asegurarse durante muchos años de decirme que era una hija no deseada...volvimos sobre ese punto, a olvidar! y seguir adelante.
Ese seguir adelante, sumados a lo anterior otros inconvenientes dijo a olvidar!...a poner las energías en mi...he salido contenta, aclaramos muchos temas :)

Agradezco al cielo no haber sido una persona maltratadora con los demás, eso me tranquiliza...igualmente la ingenuidad con la que vivo.

Excelente amiga, gracias porque las personas nos podemos ver reflejados en lo que analizas, pensar, cambiar, consultar.

Todos los besitos Abupordos!

Jan Puerta said...

A un niño a veces se le debería de tratar como una persona que está en una grado evolutivo pero caminando por una delgada línea al más puro estilo de un funámbulo.
Los Padres, con sus palabras pueden hacerlo caer fácilmente.
Uf, que difícil se me antoja la educación de los hijos... ¿Verdad?
Un abrazo

Dilman said...

El paso de la niñez a la edad adulta es demasiado rápido y en ese periodo según el estado de bienestar de los países donde se viva se privilegia un modo de ser que oscila entre el triunfador y el perdedor, ilustrándose continuamente al individuo que con escazos recursos, poseedor de una gran habilidad y astucia generalmente se impone ante los malos y conquista no solo fama y dinero sino a la pareja que todos desean. Es decir que para poder ser se debe ser un super héroe, la sobrevivencia y la selección natural del más fuerte, sólo el medallista olímpico tiene derecho a la vida y a la felicidad.
Cuando se implementa la formación dentro del trabajo en equipo y los jóvenes aprenden a cooperar y sacar tareas colectivas, se desarrollan relaciones en todos los sentidos mucho más sanas.
Hace poco ví un programa donde jovenes con problemas de adicción se recuperaban en un sitio donde se aplica este tipo de técnicas haciendo trabajos agrícolas combinados con actividades culturales donde el psicodrama jugaba un roll importante. El problema decía el encargado del centro estaba cuando los muchachos volvían a integrarse a la sociedad a pesar que el programa estaba dirigido a ello, muchos no pasaban la prueba definitiva.
Con esto de la crisis a nivel mundial deberíamos como electores favorecer las propuestas políticas que tienen en cuenta fuertes inversiones en la educación, después de todo se trata de nuestro dinero que debe revertirse para bien social o sea nuestro.
Abrazos Myr!!!

Asun said...

Yo tuve una profesora que en función de los resultados de un único examen a principios de curso, nos asignó nuestro pupitre en la clase, empezando por las filas de la izquierda con las alumnas con las notas más altas, y acabando en los pupitres de la fila de la derecha, "la fila de las tontas", tal y como ella la llamaba, y nos lo decía sin ningún reparo.
Aunque en otras asignaturas yo era de sobresaliente, la suya nunca se me dio bien, así que pasé todo el curso en "la fila de las tontas". Hoy en día, después de más de 35 años, todavía lo recuerdo como si fuera ayer.

Le estoy dando vueltas a esta frase que has puesto: Muchos de sus aspectos positivos entonces, pasaron a formar parte de su sombra. No sé si le cambio el sentido que tú le quieres dar, pero yo prefiero decir que pasaron a estar en la sombra, con el significado de escondidos, ocultos.

Para mi, adular al otro es contribuir a que se construya un castillo en el aire en el que puede que de momento se encuentre muy a gusto, pero del que tarde o temprano caerá y se dará un buen golpe. Si el golpe nos lo damos desde un poquito más abajo, siempre no dolerá menos.

Una vez más, muy buena entrada y muy interesante. Muchas gracias.

Un beso enorme.

Hada Saltarina said...

Verdaderamente uno suele llevarse sorpresas cuando pregunta a los demás cómo le ven, y le ayuda a mejorar defectos y a conocer sus virtudes.
Es difícil decirle a una persona lo que realmente se piensa de ella porque uno nunca sabe si esa persona puede o no encajar lo que se le tenga que decir, tanto lo positivo como lo negativo. Muchos disgustos me he llevado por esto, como digo, tanto en lo positivo como en lo negativo; y no tengo muy claro si he de seguir haciéndolo o no.
Me gustan estos artículos. Besos

Paco Cuesta said...

Aclarado queda. Gracia Myriam

Cornelivs said...

Tomada muy buena nota...!

Besos.

Gustavo Figueroa V. said...

Myriam:

Acabo de llegar a su blog, he leido con atención el tema que usted viene tratando y me parece estupendo; creo que aquí tendré un marco de referencia para intentar entender las conductas de los jóvenes acá en Suecia, aunque me parece que ellos van por el camino de "el lavado cerebral globalizado".
Saludos y mis respetos.

Merche Pallarés said...

MUY interesante esta serie. Seguro que eres de gran ayuda para padres y/o docentes de adolescentes. Besotes, M.

Estrella Altair said...

La educación de los hijos es compleja, por que implica mucha dedicación y entrega.. y limites.. puesta de límites, eso que tanto poco se estila ahora.

Niña mi correo si me quieres escribir es..

EstrellaAltair@gmail.com

estoy ahí para lo que quieras.

uN BESAZO

pancho said...

Excelente, no se te escapa ni un aspecto. Sin adulación.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. said...

Obligar a un niño sin más o rebajar sus capacidades en vez de estimularlo es la mejor manera de tener un adulto destrozado.
Qué buena serie.
Besos.

María said...

Alá... que ayer se me pasó!!!!!!!, pero aquí estoy, Myr, leyendo el siguiente capítulo de las sombras, no puedo perderme ninguno, son muy interesantes.

Un besazo.

Fernando López Fernández said...

Hola Myriam:

Me parece muy acertado lo que dices de qué nos marcan o nos dejamos marcar y coincido contigo en que tenemos una gran responsabilidad cuando damos una opinión a alguien porque dependiendo como la perciba le puede hacer crecer o retraerse.

Un beso

LOLI said...

Cuanto daño hacen las palabras y actitudes cuando eres pequeño y adolescentes .Como ha dicho Asun también hay profesores que hoy en día no veas las barbaridades que llegan a decir.Un ejemplo?Un director a alumnas de 14,15 años,a lo mas que vais a llegar será trabajar en el caminás(un sitio donde trabajan las prostitutas)

Un besazo Myr y muchas gracias por enseñarnos.

Elsa said...

Myr, te felicito por tu estupendo trabajo sobre la sombra. Gracias por compartirlo.

Más besos