Tuesday, June 8, 2010

Mónica Gonzalez et 31 alt, RIP: No a la violencia doméstica

Estamos acostumbrados a oir y leer sobre la desvalorización y el maltrato que sufren las mujeres en las sociedades orientales, pero que ésto suceda también en las sociedades occidentales de las cuales formamos parte, es una realidad que cuesta digerir. Este fenómeno sucede hasta en sociedades - como la sueca- que tradicionalmente tienen una base muy igualitaria entre hombres y mujeres.

Resulta que la mayoría de mis lectores son españoles y por eso traigo este ejemplo, válido para cualquier pais: Ayer se dió en la noticias la dolorosa cifra de 32 mujeres asesinadas por sus maridos en lo que va de este año, en España. El número de teléfono en España para pedir ayuda es el 016, para más información pinchar aquí. La Policía y los Servicios Sociales no pueden poner en marcha todo el sistema de asistencia a la mujer -u hombre- maltratado/a sino media una denuncia. Se debe denunciar al agresor.

Todas la Municipalidades o alcaldías de las ciudades de nuestros paises tienen Servicios Sociales y en ellos unidades de asistencia a familias, unidades a las que se puede acudir a pedir ayuda. Las poblaciones que no las tengan, tienen seguramente en las cercanías ciudades que si las tienen y a las que pueden acudir.

La grave crisis económica por la que estamos atravesando, el paro, el futuro incierto etc, son estresores -o presiones- que hacen que los niveles de tolerancia a los problemas disminuyan y aumenten las reacciones violentas. Una vez que se ha entrado en la espiral de violencia, ésta es muy dificil de parar, porque se retroalimenta.

En mi entrada anterior con respecto al intento de suicidio, decía que de nada sirve tener un coeficiente elevado de inteligencia ( IQ), que lo importante era que tenemos en realidad múltiples inteligencias y - como mis comentadores expresaron con total acierto- deberíamos poder gestionar de manera adecuada la inteligencia emocional. Para eso es necesario que la persona pueda activar una serie de aptitudes psicológicas sanas. Estas aptitudes se pueden aprender. Hay una infinidad de estrategias para gestionar las emociones que pueden aprenderse y de esta manera poder afrontar las crisis de una forma más sana y más benigna para todos.

El primer paso es, pedir ayuda. Tanto la víctima como el victimario deben pedir ayuda.


-'-

25 comments:

Txema said...

Me ocupo de ese tema en mi blog, el que creo que tú no conoces.

Pero para el caso es lo mismo. Esto es una lacra lamentable que sólo se resuelve con cultura.

saludos

FAYNA said...

Indudablemente pedir ayuda es vital y hacer constar la denuncia algo completamente ineludible. El problema es que en la mayoría de los casos las denuncias se acumulan sin que el problema se erradique, lamentablemente en muchas ocasiones después de la tragedia, vecinos, parientes y amigos declaran que era una muerte anunciada, que se veía venir... La justicia no actua con la prontitud ni la dureza necesaria.
Besos Myr.

Pedro Ojeda Escudero. said...

Totalmente de acuerdo contigo en todo.
Sólo un matiz para saber la dimensión exacta: España es uno de los pocos países europeos -por lo tanto, del mundo- que cuenta con estadísticas fiables sobre este asunto. Países con mayor desarrollo y que parecen más avanzados ni siquiera hacen estadísticas. Error grave, porque para corregir un problema primero hay que aceptar que existe y conocerlo.
Besos.

Asun said...

Desde hace tiempo creemos que es un mal que afecta a otras culturas, pero lo tenemos a la puerta de nuestras casas e incluso dentro de ellas.
Estas personas que están siendo maltratadas necesitan recibir todo el apoyo, no sólo de las instituciones sino también de las personas de su entorno, y hay que animarles a que denuncien, ya que ésta es la única manera de poderles ayudar de forma efectiva.

Besos

Mª Teresa Alejandra Francesca said...

Hay que estar sensibilizados para que todo ello no se de.

Un abrazo

Maite

Montserrat Sala said...

Una verdadera làstima tener que lamentar tantos casos de vilolencia de género. Al revés que lo que dice el profesor, cuanto más se habla de ello, más casos se dan. Es como hacer una propaganda al delito. Saludos querida Myr.

moderato_Dos_josef said...

me gustan las estadísticas porque al final no sirven para nada. véase lo que ocurre con muchas estadísticas sobre partidos al laza o a la baja; fracasan de forma estrepitosa.
Lo que hay que hacer es movilizarse y actuar...
besos.

Graciela said...

Alzamos la voz cuando sucede en otros países, nos asustamos, indignamos...como si en nuestra sociedad no ocurriera.

Aquí no hay cifras exactas, pero mueren muchas mujeres.

Es complejo salir de la violencia familiar, vos lo sabes Myr por tu profesión. Ahí el CI no cuenta, puedes tenerlo todo y sufrirlo.

Besos :)

Myriam said...

Gracias a TODOS por vuestros aportes que comparto. Abrazos.


Quiero aclararte, MONSERRAT, que el propósito de las entradas en las que toco el tema de la violencia intrafamiliar, no es el de la apología del delito.

Sinó todo lo contrario. Barrer bajo la alfombra una realidad, por dolorosa que sea, no ayuda.

Ayuda si, la concienciación de este problema para poder actuar y solucionarlo.

Las víctimas de violencia, muchas veces no saben con la ayuda que pueden contar, O se sienten tan indefensas que no son capaces de acudir; pero si pueden marcar el nro de teléfono que anuncio en la entrada:"016", en España, por ejemplo.

De igual manera, los agresores tienen que saber que no hay excusa que valga, que están cometiendo un delito y que, también pueden pedir ayuda.

Estas entradas y otras sobre relaciones de parejas y demás problemáticas que son de mi competencia, han servido para que me consulten en línea, por email y en video-conferencia ya que en este blog tengo una línea de asistencia gratuita a personas en crisis que viene funcionando desde los inicios de mi andadura bloguera.

Besos

Montserrat Sala said...

Gracias por tu aclaración. Nunca he pensado que tú ni nadie de los que solemos bloquear, haga o haya hecho apología del dellito y mucho menos de la violencia de género, pero suele pasar y tu lo debes saber: No sé si es la causualidad, pero cuando se empieza a sacar un tema espinoso, siempre salen enseguida muchos mas casos. Recuerda por ejemplo, con los botellones. De golpe y porrazo, y sin que nadie hablara de ello,no existían. Pero en cuanto lo publicaron, por todos los medios, salieron botellones detrás de las piedras. Este és mi punto de vista.
Me gustaría no barrer para detro, pero a veces amiga mia, tampoco es aconsejable hacer todo lo contrario.
Estoy segura que la razón está de tu lado, pero intenta mirarlo desde mi perspectiva .....

Myriam said...

MONSERRAT: Ahora entiendo más a lo que te refieres: algo asi como que un fenómeno "se pone de moda" o simplemente su difusión mediática exacerba el gusto de la gente por el morbo.

Tienes razón, también se da y es importante que tomemos conciencia de ello. Gracias por traerlo en tu comentario.

Por eso, la permanente difusión en los canales de televisón de películas violentas es algo sumamente noscivo para los televidentes (O videojuegos etc) porque se produce una especie de acostumbramiento que hace que perdamos la sensibilidad o ejercer violencia se convierte en una moda digna de imitar.

En el caso de la violencia intrafamiliar, lamentablemente, además juegan otros factores y si no se ha sabido de casos, es porque las victimas no han podido denunciar o si lo hicieron, las autoridades no fueron capaces de protegerlas como debieron.

Saludos

Josep Julián said...

Hola Myr:
Tengo la sensación que el fenómeno de la violencia de género nos tiene a todos un poco desnaturalizados por frecuente.
España es uno de esos países en los que más se ha avanzado institucionalmente por denunciar su existencia pero veo como muchos que conozco enseguida aclaran: sí, pasó aquí pero era gente de fuera.
O sea, que más vale que llevemos dos contadores ¿no?
Un abrazo.

guillermo elt said...

Cultura, cultura y cultura. Es más, podría decirte que: Cultura... Pero, claro, la cultura no tiene nada que ver con la concienciación del problema, porque, cultura, lo que se dice cultura, imagínate la de cantidad que hay en una biblioteca... Y qué???

Entiendes, verdad???... Claro, cómo no... :)

Liberar las pasiones es como utilizar un cuchillo, o un bisturí... que puedes salvar una vida, o acabar con ella.

Besicos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- said...

Te iba a responder algo parecido a lo que te comenta Pedro... creo que la solución no está más que en nosotros, en nuestra educación...besos

Ricardo Marin said...

Excelenet post Myriam el dar información en casos tan duros como la violencia siempre resulta util.

Por otro lado claro que no tiene nada que ver el IQ de una persona, hoy mas que nunca la inteligencia mas valiosa es la inteligencia emocional que no se trata de controlar las emociones mas bien que las emociones no nos controlen a nosotros.

Cada caso es un mundo lo unico que puedo decir que en los momentos mas duros es cuando hay que estar mas sereno pues si no es imposible encotrar las soluciones.

Un abrazo desd el otro Mediterraneo

Carmela said...

La violencia de género está más espandida de lo que se cree.
Es ilustrativa tu exposición porque enfoca la mención de la problemática socioeconómica.
Sería interesante y productivo dar difusión a lo que afirmas : que existen infinidad de estrategias para manejar las emociones , una manera de encarar situaciones de crisis.

Carmela said...

Perdón ,quise poner : "expandida".

Ele Bergón said...

Por mi profesion, a veces me cuentan los casos de maltrato y es una dependencia tal entre los dos, que es muy dificil de hacerselo ver a la persona que recibe el maltrato, despues, cuando lo acepta y lo ve, se llena de miedo y vencerlo supone un paso a veces infranqueable, por eso estoy contigo en que hay que enseñar y inteligencia emocional pero ya desde pequeñito para saber resolver los propios conflictos y se puede empezar, efectivamente, por aprender a pedir ayuda. Eso es algo fundamental, para cualquier situacion de la vida.

Un abrazo

Luz

(Creo que me das pie para poner en mi blog un articulo que escribi hace unos años para una revista y que es de actualidad)

Kety said...

Difícil tema a tratar, pero es horrible.

Besos

nadasepierde said...

Se puede ser muy inteligente en algunos aspectos y muy tontos en otros. Lo importante es saber que es lo que no se debe aceptar, lo que significa un maltrato y correrse a tiempo. No se entiende porque tanta gente lo acepta, se deja maltratar y no lo reconoce como un mal trato.
Es terrible, y pasa en todos lados.

un beso

BIPOLAR said...

ojalá fuera tan fácil. generalmente la mujer que denuncia se encuentra ante un tedioso y largo proceso en el que se haya desamparada.

yo tuve una amiga de la que me acuerdo muchísimas veces. era dulce y delicada.mayor que yo. él la intentó asesinar en varias ocasiones y mató a una de sus amigas con la que paseaba. desde la cárcel le enviaba amenazas y ella pensaba que cualquier día un encargado haría el trabajo. al final murió, yo creo que de ansiedad y estrés y miedo. él está vivo.

Elsa said...

Interesante entrada, Myr.

Solamente añadir:

-- Que es necesario que se den respuestas inmediatas y eficaces, para solucionar este problema, desde los diferentes ámbitos de la sociedad.

-- Que hay que incidir en la prevención, especialmente en los centros educativos y en la familia, fomentando una educación basada en la igualdad entre los seres humanos y en la inteligencia emocional. Creo que esto es lo que a la larga conducirá a un cambio real.

Besos.

Aldabra said...

lo explicas muy bien, Myr pero para pedir ayuda hay que autoreconocer el problema, y sabrás que eso es muy difícil porque no todo el mundo está dispuesto.

desde joven he tenido episodios de ansiedad y algunos de depresión y nunca necesité que alguien me llevase de la mano porque siempre supe el momento en qué necesitaba ayuda y por eso sé bien lo que digo porque hay personas que dicen estar bien hasta que un día se derrumban con bastante estropicio por no haber acudido al médico de cabecera, o al psiquiatra, o al psicólogo a tiempo, alguien con más conocimientos que uno mismo para que oriente y medique en caso de ser necesario.

la violencia es una lacra y no sé cómo vamos a salir de ella ya que de momento no hay trazas de que mejore.

biquiños,

Aldabra said...

y se me ocurre otra cosa, Myr, creo que en los casos de maltrato psicológico, a la víctima (y sobre todo al principio) supongo que se le hace difícil establecer el límite.

porque una bofetada es una bofetada pero en palabras ¿dónde empieza? porque pienso que cada uno tiene su límite particular, al margen de uno común para todos que nadie debería sobrepasar.

biquiños,.

Carmela said...

El tema que plantea Aldabra también es muy común: El maltrato recurrente a través de palabras hirientes o discriminatorias.
Es otra manera de evidente violencia.
Difícil de manejar , especialmente cuando la mujer carece de independencia económica.
Ahora funcionan más centros de ayuda y asesoramiento pero antes , creo que la mujer , atravesando episodios de maltrato estaba desamparada.
Y continuaba , al no estar adecuadamente informada de sus derechos , en el rol de víctima.

Este tema es re interesante porque es de vigente actualidad!
Abrazos!