Sunday, April 18, 2010

Naveguemos con calma en la Tormenta




El Capitán lo sabe: la calma es el secreto....






Foto: Mía.

30 comments:

Asun said...

Cuando la tormenta es fuerte, la nave se tambalea y su estabilidad peligra. Al mismo capitán le cuesta mantener la calma.

Un beso grande, amiga.

BIPOLAR said...

óleo

BIPOLAR said...

El capitán es un tramposo, cuando no puede usar las velas enciende el motor.

Asun said...

Aunque la tormenta no se esfumó al menos amainó. El capitán tratará de recuperar la calma.

Besos

La Gata Coqueta said...

Un abrazo
una sonrisa
de espuma blanca.

Rozando
las rocas
el fin de semana

Acariciadas
en continuo cortejo.
por el sol del ocaso.

Murmullo de sonatas
poemas de amor
suspiran las caracolas.

María del Carmen

PD/Te deseo un esplendido festivo.
Hasta dentro de un día o dos de nuevo.

Elsa said...

Buena reflexión, Myr, y bonita fotografía.

Con calma se controla mejor el timón del barco.

Besos

Ricardo Marin said...

Que buen post Myr, este tipo de post demuestra que no hacen falta muchas letras para decir mucho.

CALMA, lo voy a tomar en cuenta.

un abrazo.

Fernando López Fernández said...

Asi es Myr. La calma, la serenidad son fundamentales en la navegación de la vida. De no ser así, siempre seriamos tormenta y quedaría poco espacio para la felicidad.

Un beso

Mª Teresa Alejandra Francesca said...

La calma lo es todo, muy buena reflexión, extrapolable, a nuestras emociones.

Un abrazo.


Maite

Inés Bohórquez said...

Exclente Imagen y perfecta reflexion como siempre!

Un abrazo y encantada de volver a navegar en el mar infinito de los blogs!!!

un beso

Pedro Ojeda Escudero. said...

Busquemos puerto seguro.
Besos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- said...

a pesar de vivir a escasos 100 metros del mar...navegar me da mucho repeto

MAR said...

Vamos cultivando la calma amiga...
Besos para ti y todo mi cariño.
mar

Camino a Gaia said...

Es cierto. Una cierta calma residual, aún en medio de la mas necesaria y febril actividad para sortear los peligros de una tempestad, aún en estado de alerta, necesitamos aferrarnos a algo que permanece.

LOLI said...

Que buena lección en tan pocas palabras.Me lo apunto ;)

UN BESAZO

Belkis said...

Ya lo dijo Goethe:
“El talento se educa en la calma y el carácter en la tempestad” y yo agrego que el amor es como el mar, tiene paz, bravura, brisa y tempestad, pero hay que mantener la calma si queremos a buen puerto llegar, no hay que desesperar.
Un abrazo mi niña

Angeles said...

Esto se aprende atravesando tormentas, en la cancha se ven los pingos!!
A sus órdenes Capitán!
Besos:)

guillermo elt said...

Que la calma es el secreto???... Jo!... pues como no sepa interpretar las cartas de navegación, por mucha calma que tenga, lo mismo se pasa la vida buscando puerto, o encaya o... o vete tú a saber... Ah!, pero eso sí... jeje... en Calma.

;)

Besicos.

jg riobò said...

Sobre todo si es interior.

Estrella Altair said...

Hola chavala, como estas tu y tu mocita....?

Besos lo primero y después, si calma.... elaborar...y después trabajar para cambiar.

pero ojo... calma... en su justa medida

como todo verdad?

Abrazos...

Janeth said...

Hola Myr, que gran frase la que escogiste para tu post, con una verdad encerrada, justamente hoy me preguntaba lo importante que es vivir la vida sin dejarnos afectar por las cosas que nos suceden, navegar con calma en la tormenta, sabemos que la calma es el secreto....

Jan Puerta said...

La calma es el equilibrio que cualquier capitán atesora en base a sus horas de navegación.
Un abrazo

El Ente said...

la calma es el paraiso donde mi intranquilidad descansa...

besos!!!

FAYNA said...

Todo capitán sabe que ante la previsión de mal tiempo lo mejor es no salir a navegar. Esta es la regla nº1. Moralmente es más fácil soportar un empeoramiento del tiempo que nos sorprenda en la mar, que no abandonar un tranquilo pantalán para enfrentarnos a vientos fuertes y marejada. Es lo primero que te enseñan en la escuerla.
Pero obviamente, si las circunstancias se han terciado de esta manera, tomar todas las precauciones necesarias, mantener la observación constante y sobre todo mantener la calma, es condición imprescindible para llegar a buen puerto.
Creo que tenerlo siempre presente nos puede ayudar a capear cualquier temporal en la vida, aunque no estemos navegando.
La foto y el tema del post me ha encantado Myr.
Besossss.

ILUSION said...

Gran reflexión en estas palabras que nos regalas,,,,,,Besitos y lindo comienzo de semana....

nocheinfinita said...

A veces el viento sopla tan fuerte, que la calma tarda en llegar...

Bonita imagen.

Besos

Aldabra said...

es verdad pero es difícil mantener esa calma cuando todo nos lleva a escapar a toda prisa.

bicos,

Alma Mateos Taborda said...

A pesar de las tormentas hay que mantener la calma para llegar a buen puerto. Muy bello post. Un abrazo.

La Gata Coqueta said...

Ciuando la tormenta se desata hay que tener la calma suficiente para no irse a pique...

No sirve de nada ponerse nervioso ni rozar la isteria, no sirve de nada, con calma y buena reflexión se consigue sarvarguardar la nave...

Osea la vida en sí...

Que tengas un hermoso dia te lo deseo desde Madrid.

Carmela said...

Ilustrativo.
Tan pocas palabras para transmitir tanto.
Me parece que es ,durante las peores tempestades , cuando uno se siente atrapado y no atina a ver ningún puerto ... cuando " aprende" a aferrarse a la calma.
Siento que la calma es un aprendizaje.