Saturday, December 19, 2009

in tempore solvitur







Silenciosa quietud, serenidad, sosiego
del árbol que nos mira y nos cobija.
Los sonetos perdidos de otros tiempos
gimen por su dolor incomprendido.
Restos de paja y barro deja el río,
trina el ave al asomo de su nido.
Racimos de luz ensombrecida
reflejan el vaivén de tus palabras.
La cadencia de siglos en espera
penetra como llaga en mis heridas.
Mi sangre se entremezcla con la tuya
en forma de rosa aflora ahora
y laten corazones enlazados
en nuevas dimensiones siderales.



Marianne Gambell


Foto mía.


Safe Creative #1009107289355

8 comments:

Antonio said...

Precioso poema.
Un beso navideño

Rowen said...

mmmm...
Eso fue sensual.
Me gusta tu blog.
Besitos

loose said...

Me despistas, Myr...
Lo interpreto como un deseo. El deseo de poder disfrutar de la plenitud que nos otorgaría la existencia de la paz en el mundo.

Un beso, niña.

SilviaE.D. said...

Hola Myr!
Tus poemas me encantan...tienen una mezcla de sensualidad, amor, ternura...
Un beso enorme!

Belkis said...

Hacer caso omiso a los residuos de dolores pasados que a veces amenazan con empañar la alegría es muy positivo. Que hermoso poema. Quizás mi interpretación no se corresponde con tu idea al escribirla. Pero por eso se dice que cada uno ve las palabras en función de lo que lleva dentro. Gracias Myr por compartir con nosotros tus poemas. Un abrazo

Myr said...

¡GRACIAS AMIGOS Y ABRAZOS!

ROWEN: Muy bienvenida a mi casa en dónde espero que te sientas muy a gusto. Besos.

Asun said...

Leyendo este poema siento la dualidad de la tristeza, el dolor y la esperanza.

Gracias por compartirlo.

Un beso con cariño.

María said...

Myr, preciosos versos.

Un beso y felices fiestas.