Wednesday, December 16, 2009

Violencia doméstica o intrafamiliar (4)

Continuando con mi entrada anterior sobre este tema, paso a responder la pregunta que uno de los comentaristas hizo: ¿Cuándo alguien abusa actúa en la creencia de que el sexo es algo sucio y prohibido o porque se cree superior y propietario del objeto deseado? Excelente pregunta que nos lleva a ampliar sobre la figura del agresor sexual tanto dentro de la familia como fuera. Mi respuesta es que si, ambas cosas y paso a explicar porqué. Analicemos la primera parte de la pregunta:

El agresor pertenece a una cultura ( en sentido amplio) para los paises hispanoparlantes la cultura dominante es la que está basada en la Religión Católica Apostólica Romana que ha infundido desde sus inicios tres nociones que para mí tienen que ver con la idea de ver al sexo como pecaminoso, sucio, malo y prohibido, siendo como es un instinto completamente natural en nosotros, que está en nosotros y que forma parte nuestra.

Estas son: La idea del pecado original (pulsar) , la doctrina de los Apóstoles y Padres de la Iglesia (San Pablo, San Agustín) y lo que llamamos el síndrome Madonna-Prostituta, que es la dicotomía planteada entre el amor y el placer: por un lado se idealiza a la mujer virgen-esposa -madre esperando de ella que sea una dama elegante, recatada y asexuada y por otro se considera a la mujer sexuada, una prostituta. (Hay hombres, por ejemplo, que después de que sus mujeres han dado a luz, no pueden volver a acercarse a ellas sexualmente)

Este tópico de Madonna-Prostituta es el que se encuentra presente en el fundamento de la industria pornográfica y que favorece la explotación o el abuso de la mujer.

San Pablo en su Epístola a los Romanos ( Biblia de Jerusalem, Bilbao, 1975, Cap. 13, Vers. 13-14) dice: "Como en pleno día, procedamos con decoro: nada de comilonas y borracheras; nada de lujurias y desenfrenos; nada de rivalidades y envidias. Revestíos más bien del Señor Jesucristo y no os preocupeis de la carne para satisfacer sus concupiscencias"

San Agustín, cuya influencia en la Patrística y en la conformación del Dogma Católico es innegable dice en sus Confesiones, Cap. 8, Ed. Alianza, 1990 (según se cree basándose en las palabras antes citadas de San Pablo y poco antes de su propia conversión al cristianismo): " ¿Acaso es malo alguna vez o en alguna parte amar a Dios de todo corazón, con toda el alma y con toda la mente y al prójimo como a uno mismo?. Logicamente entonces, los pecados contra naturam _ como fueron los de los sodomitas_ siempre y en todo lugar deben ser aborrecidos y castigados. En el caso de que todo el mundo los cometiera, no por eso dejarían de ser culpables del mismo pecado ante la ley de Dios, que no creó a los hombres para que usaran de sí mismos de esta manera tan torpe. De hecho, la amistad que debemos tener con Dios queda violada cuando la naturaleza, de la que EL es autor, se mancha con la perversidad de la carne" (el resaltado es mío)

Eso, rechacemos la carne, es pecado, es sucio y debe prohibirse. Así se enseñó por años en las escuelas católicas. Así lo quisieron las dictaduras como la Franquista, como forma de someter al pueblo, de ejercer control y de inmiscuirse en la vida privada de los individuos.
Y así va quedando en el imaginario colectivo, en la costumbre y por eso en parte, pasan las cosas que pasan: porque se reprime y se quiere extirpar un instinto que es inherente al ser humano en lugar de aceptarlo como tal, amigarse con él y darle una salida natural como lo es el sexo consensuado entre adultos.

El segundo aspecto de la pregunta, o porque se cree superior y propietario del objeto. Esto tiene relación con lo anterior, sí, además se suma un componente sádico ( de querer causar daño y disfrutarlo) de afán de dominio, de subyugar al otro y de verlo no como una persona, sino como un objeto al que se lo puede utilizar, patear, destruir. Esto le da al agresor un sentimiento de poderío sobre la víctima. Para una explicación más detallada de dónde emana el odio, pulsar aqui.

Quiero terminar diciendo nuevamente que el agresor, sabe muy bien lo que hace y que utilizando técnicas de engaño, manipulación, amenza y en el caso de ser un familiar directo, además su status en el sistema familiar, obliga a la víctima a callar.

En la próxima entrega, veremos un poco más en profundidad como la víctima gestiona las emociones que surgen de la agresión y de ese silencio impuesto, por el agresor y por la cultura.

18 comments:

Leni said...

Después de leer todas tus entradas,casi que solo me atrevo a pensar...

Con respecto a esta pienso que a veces la violencia es soterrada,la suma de pequeñeces,gota a gota que colma el vaso (a veces el vaso se agiganta).

Me gusta aprender de tí.
Un beso inmenso Myr.
Ya he vuelto.

"La Navidad es una caricia,
tan solo hay que sentirla,
creer que una palabra
puede cambiar el mundo...
Podrá ser una falacia.
Pero no sé porqué siempre
se cámbia algo.
Tal vez la sonrisa se alargue
en las barbas del frío..."

Un beso grande.
Disdfruta de esta navidad
Ese es mi deseo.

LOLI said...

Gracias Myr por tratar el tema pues de verdad que parece tabú en nuestra sociedad.Los primeros en ocultarlo son los familiares hasta se lo niegan a si mismos por creer que así las víctimas si son niños se les llega a olvidar,tal vez deberían saber que cuando se hacen mayores vuelve a salir todo hasta el punto que rechazan cualquier contacto.

Aunque la víctima no haya recibido amenaza de silenciar lo que le sucede sabe o intuye que esta mal y por vergüenza o miedo se calla.
Has tratado como detectar las víctimas cuando son pequeños?

LOLI said...

Me gustaría que dieras tu opinión en la ultima entrada de Mi Rincón .

Gracias Myr

guillermo elt said...

Mira qué tarde es... Con más trankilidad te leo y comento.

;)

Besicos.

Antonio said...

Hola, si bien no soy muy dado a esto de los premios y demás, en este caso me he decidido a jugar y te dejé un “Premio Amante Literario” en mi blog; pasa a recogerlo, si te apetece, y participa en el debate que propongo.
Un beso y pasaré luego a leer tu post.

Antonio said...

Como siempre, amiga mía, excelente tu exposición clarificadora, que comparto.
Un beso

Txema said...

Bueno, lo que planteas merecería una costestación muy pensada, algo imposible a esta hora de la mañana, pero te prometo una respuesta a tono con tu brillante exposición.

Mejor dicho, te prometo el intento de una respuesta adecuada. Otra cosa es que lo logra.

salud.

guillermo elt said...

Bueno, Myr... jeje... la verdad es que con el poquito tiempo que tengo y visto que son 4 post, a cual más interesante, como que poco más que decirte.

El tema es peliagudo y lo tratas muy bien.

Centrándonos un poquito en este último y así por encima... Bueno, tal vez, mucho... todo... jeje... el macho se haya creado, a través de los tiempo, sus hormas donde la mujer no debía encajar y ser un mero instrumento de placer y de trabajo familiar.

Los tiempos han cambiado, claro y la visión, haste incluso dentro de la iglesia, no es la de antes... Lo que no quiere decir que todavía se tenga la vista en dirección hacia siglos pasados, pero, ya digo, y estarás de acuerdo, en que la cosa está cambiando.

Si es cierto que el mensaje evangelizador de la iglesia se desvirtuó y en vez de buscar el "ser espiritual", se buscó un ser atado a la ley. No olvidemos que el cristianismo viene del judaismo.

De Pedro, el llamado apostol de los gentiles... Bueno, se ha hablado tanto de él... Dejémoslo en que sufrió una catarsis y... vale, tal vez, estoy seguro, se malinterpretaron tb. sus epístolas.

No recuerdo si es suya...supongo que sí, una que habla sobre el amor entre el hombre y la mujer... y es más o menos que la mujer ame y sea sumisa al hombre y que el hombre amara a la mujer como Cristo a la Iglesia... Bueno, pues, claro, cómo no... esto se ha llevado al plano materialista, doméstico... Nada que ver, y si, sí algo que ver, eran los tiempos que corrían... Si, por supuesto, hoy no se entiende esa sumisión al marido... Pero, incluso, en aquella época, la sumisión no es como se plantea... simplemente es aceptación de roles... o algo así... que, hoy en día, por muy "progres" que queramos ser, pues eso, mantenemos nuestros roles.

En fin, que sí, que es una desgracia la carga machista en esta sociedad, sea por las causas que sean, y lo que hay que hacer es educar a las nuevas generaciones... Que este es otro tema peliagudo.

Bueno, niña... que con el tiempo justo no sé si al final he creado un puzle de comentario o un jerogrífico o yo qué sé... jajajaja.

Besicos.

PD.: Te mando una dirección de un blog que a lo mejor te pudiera interesar.

http://lasoledaddemae.blogspot.com/

Isabel Romana said...

Muy interesante, querida myr. Hay una raíz cultural profundísima que nos va a costar mucho estirpar. Un abrazo enorme.

Pedro Ojeda Escudero. said...

Excelente argumentación. La violencia familiar siempre guarda abuso sobre el otro. Incluso cuando se esconde en razones culturales. O más aun en estos casos, si cabe.

Graciela said...

Excelente Myr!!!
La iglesia no ha cambiado nada, la miro desde afuera porque no pertenezco a ninguna.

Si todavía se sostienen en el no uso del preservativo, cuidarse con el método de los días fértiles y demás papanatadas, imaginemos entonces.

Tienes razón en que algunos hombres no quieren tocar a su mujer embarazada, o luego del nacimiento...conozco casos así, también maltrato durante el mismo con golpes y palabras irreproducibles.

El abusador conoce perfectamente lo que realiza, sabe que está dañando, utiliza todos los métodos posibles.

Besitos!!!

María said...

Es difícil erradicar el machismo, aún sigue habiéndolo, y todavía continuará, la raiz es profunda, y debemos poner mucho de parte de todos.

Interesantes temas.

Un beso.

Asun said...

Qué duda cabe que la religión ha tenido y sigue teniendo mucho que ver en esa forma de ver el sexo.

Muy claras y muy bien documentadas las "tres nociones" que comentas.
Una vez mas una excelente entrada. Es un placer leerte y aprender contigo.

Un beso grande.

Janeth said...

Mi querida Myr, esta entrada me dejo reflexionando,..... La violencia intrafamiliar es un problema de todos. Todos debemos proponernos detenerla. El agresor, no por ser parte de la familia tiene derecho a agredir y dañar, esto está mal y es ilegal, las víctimas deben tener y sentir el apoyo social para que de esta manera pierdan el miedo y se decidan a denunciar.

Myr said...

A TODOS gracias de corazón por vuestro interés y participación.

Abrazos a todos.


LENI: ¡Bienvenida de regreso! Feliz Navidad para ti y los tuyos. Besos-

LOLI: pasaré por tu casa. Trataré en una entrada posterior el tema que propones. Besos.

GUILLERMO: una aclaración: La idea "de pecado original" difiere en las 3 grandes religiones monoteistas. Si pulsas en el enlace Wikipedia lo explica bien. Gracis pro el enlace, lo veré. Abrazo.

ANTONIO: Gracias por pensar en mí y ahi voy. Mejor dicho, ya fuí. Abrazo

Cornelivs said...

Estupendo, amiga Myr.

He imprimido esta saga de entradas tuyas. Son extraordinarias.

Besos...!

Paco Cuesta said...

Ahora veo una conexión entre dos supuestos que antes me parecían casi contrapuestos. ¡Como influyen los poderes cuando pueden mantener al pueblo en la ignorancia!.
Gracias: Un abrazo

Cosmo said...

También tiene mucho que ver con ejercer el poder del fuerte sobre el débil(aunque menos,también ocurre de mujeres sobre hombres) y el machismo lo ejercen tanto hombres como mujeres que lo propagan y lo sostienen en el ámbito familiar,si de verdad,todas las mujeres se liberaran de ese machismo interior,sería más fácil erradicarlo.
Hay otro "machismo" que una generación de los que tienen entre 13 y 30 años,quizá,ejercen sobre sus madres a las que insultan,golpean y denigran.
Abrazos