Tuesday, December 27, 2016

Barhein, Estado musulmán en el Golfo pérsico, celebrando Janucá junto con la comunidad judía

Porque estos son los ejemplos que traen Esperanza a la Humanidad, he aquí esta historia real y  es mi deseo que cunda este ejemplo de tolerancia y respeto entre todos los seres de la tierra ... ¡¡Feliz  2017.... y que logremos  vivir en Paz!!. 

La pequeña monarquía musulmana de Bahrein organizó una ceremonia para celebrar la primera noche de  Janucá, y el vídeo resultante de los jeques con kaffiyeh que bailan con los judíos ortodoxos a  son de la  música hasídica (música del judaísmo ortodoxo) se ha vuelto viral en Facebook.
 
El sábado por la noche, el reino, gobernado por el rey Hamad bin Isa Al Khalifa, celebró una ceremonia de iluminación de velas en la que participaron judíos, empresarios y otros bahreiníes .Bahrein, un grupo de islas en el Golfo Pérsico con una población de 1,4 millones, es el único estado árabe del Golfo que tiene una sinagoga. El país tenía una población judía de unos 1.500 judíos en 1948. Sin embargo, después de la declaración del Estado de Israel muchos dejaron, y casi todos los que permanecieron siguieron el juego después de la Guerra de los Seis Días de 1967. Hoy en día hay menos de 50 judíos en el país.

El reino es también único en que su embajador a los EEUU a partir de 2008-2010 era Houda Nonoo, una mujer judía que había servido previamente en el parlamento de la nación. 


El año pasado fue la primera vez que el rey de Bahrein marcó  Janucá.  El rey invitó a la  Celebración al rabino Moshe Levin, quien recitó las bendiciones tradicionales mientras encendía las velas, y cantó un verso de "Ma'oz Tzur", el himno tradicional de  Janucá. Unos 50 judíos estuvieron presentes para la ceremonia. 

En ese momento el rey dio la bienvenida a sus invitados, diciendo que "el llamado a la guerra contra el terror debe venir de los líderes de todas las religiones como una sola. Aquí en Bahrein los miembros de todas las religiones viven sin temor, y seguiremos permitiendo a los judíos vivir en paz y tranquilidad, manteniendo su estilo de vida, sus costumbres y los mandamientos de su religión sin ningún temor ".

  Fuente original del artículo aquí.











Baréin1 —o Bahréin según la nomenclatura de la ONU—, oficialmente el Reino de Baréin (en árabe: مملكة البحرين Mamlakat al-Baḥrayn), es un Estado soberano insular asiático situado cerca de la costa oeste del golfo Pérsico, cuya forma de gobierno es la monarquía constitucional. Su territorio está organizado en cinco gobernaciones y su capital es la ciudad de Manama.

El país se asienta en un archipiélago cuya mayor isla, Baréin, tiene 55 km de largo por 18 km de ancho. Al oeste se encuentra Arabia Saudita, país al que está conectado por un puente de 26 km llamado Calzada del Rey Fahd. Al sureste se encuentra la península de Catar, país del que lo separa el golfo de Baréin y al que se espera que en un futuro no muy lejano lo comunique un puente.5 En 2010 la población de Baréin era de 1 234 571, de los que aproximadamente la mitad eran extranjeros.

Se cree que Baréin fue el hogar de la civilización Dilmún en la Antigüedad.6 En tiempos posteriores las islas pasaron a ser gobernadas por los imperios persas de los Partos y los Sasánidas. Sus habitantes fueron de los primeros en convertirse al islam, en el 628 d. C. Tras toda la Edad Media bajo dominio árabe, en 1521 los portugueses ocuparon las islas, aunque éstos fueron expulsados en 1602 por el Sah Abás el Grande del Imperio safávida. En 1783 la tribu Bani Utbah arrebató el control de las islas a la dinastía Kayar7 y desde entonces han estado gobernadas por la dinastía Al Jalifa. A finales del siglo XIX, después de la firma de varios tratados con los británicos, Baréin pasó a ser un protectorado del Reino Unido, situación que se prolongó hasta que el país europeo se retiró de la región en los años 1960 y el país proclamó su independencia en 1971. Formado inicialmente como Estado, Baréin se declaró reino en 2002. En 2011 comenzó en el país una rebelión inspirada por la Primavera Árabe, particularmente entre los chiíes, que son mayoría.8

A fecha de 2012, Baréin tiene un alto índice de desarrollo humano y es considerado por el Banco Mundial como una economía con altos ingresos. El país es miembro de la Naciones Unidas, de la Organización Mundial del Comercio, de la Liga Árabe, del Movimiento de Países No Alineados y de la Organización para la Cooperación Islámica, además de ser miembro fundador del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.9 En 2001 el gobierno estadounidense de George W. Bush designó a Baréin como un aliado importante extra-OTAN.10

En 1932 se descubrió petróleo en Baréin, el primer hallazgo de este tipo en el golfo Pérsico y fuente de gran riqueza, aunque desde finales del siglo XX el país ha tratado de diversificar su economía invirtiendo en el sector bancario y turístico para evitar depender en demasía de su crudo.11 La capital del país es sede de numerosas instituciones financieras como el Bahrain World Trade Center y el Bahrain Financial Harbour. El sitio arqueológico de Qal'at al-Bahrain (puerto y capital del antiguo pueblo de Dilmún) y todos los lugares y estructuras relacionados con la extracción de perlas en Baréin fueron designados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2005 y 2012, respectivamente.12 13 El Gran Premio de Baréin de Fórmula 1 se celebra anualmente en el Circuito Internacional de Baréin.14   

Más aquí


Reina




El rey Hamad Ibn Isa al- Khalifa fotografiado con la reina Elizabeth y el Ppe Filip en 2014  por Getty images


El rey, fuente WP




Nota:

Para leer más sobre la Antigua Civilización Dilmún... aquí.






11 comments:

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Estas cosas no deberían ser noticia, pero ya que vivimos en un mundo atroz, ojala sirva de ejemplo para todos.
Besos.

Marina Fligueira said...

¡Hola Myriam!!!

Nos dejas un interesante pogs, gracias fue un placer leerlo y vídeo nos muestra que es posible vivir como hermanos, ojalá que lleguemos a ver un mundo lleno de paz, amor, entendimiento, solidaridad y hermandad, mas está todo tan revuelto!... Qué, parece que la esperanza se aleja, viendo todo lo que está pasando, se angustia el alma, la mía por lo pronto.

Un abrazo, reina y que el 2017 te sea muy propicio a ti, y al mundo entero, que cesen las guerras, las miserias y tantas muertes inocentes que de nada tienen culpa.
Besiños.

Cayetano Gea said...

Todo un detalle. Algo realmente bonito y enriquecedor como personas decentes y sensatas. Para que luego digan: no todos son iguales. No todos son fanáticos integristas.
Un abrazo, Myriam.

Ambar said...

Todo un ejemplo y una pena que actos de esa naturaleza no sean tan divulgados como aquellos que expresan todo lo contrario.
Gracias por la entrada y feliz año nuevo.
Besos

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Gracias Myriam por compartirnos esta entrada, la cual me hace pensar que un mundo sin guerras, de ningún tipo, es posible. El ser humano puede elevarse, dar un salto de calidad en donde lo humano, lo fundamental del Ser, es decir el amor, brille por encima de las divergencias ideológicas, culturales, religiosas,etc.
Con esta entrada sigo pensando en la utopía de un mundo unido en la fraternidad y el amor.
Gracias, además, por enseñarnos tanto, a lo largo de todo este tiempo en el que has estado al frente de tu blog que es, en si mismo, toda una cátedra de cultura universal.
Gott Nytt År min kära vän!

manouche said...

Cette fête commune serait encourageante si elle ne restait totalement masculine...

Manuel López Paz said...

El hijo de un amigo vive en los Emiratos Árabes (En Dubai). Hace poco envió una foto donde había un inmeso a´rbol en una plaza que tiene un nombre propio. Él no se percató, pero también en la misma plaza, estaba la januquia.

Cuando vivá en Caracas, en Plaza Venezuela y en San Bernardino, ponían una januquía también. Con la llegada de los forajidos actuales, creo que incluso desapareció el árbol...

Solo hay diferencias entre los fanáticos...Y esos vienen de todos lados.


Besote guapa.

Ester said...

Somos iguales, la diferencias diferencias las ponen los fanáticos. Abrazosss

Genín said...

Así debería de ser siempre entre todas las razas y creencias...
Besos y salud

María said...

La muticulturalidad es la tónica general de este mundo desde siempre, el fanatismo debería ser siempre la excepción y no la revés como parece ser sucede ahora sobre todo entre pueblos enfrentados por disputas territoriales. Desgraciadamente vivimos tiempos convulsos pero en si en la edad media en España convivieron con absoluta normalidad, cristianos, judíos y musulmanes ¿cómo va a ser eso algo raro hoy? lo q resulta es pintoresco ver esta mezcla, la cultura nos debería hacer tolerantes ... sin duda el pueblo y los gobernantes de Bahréin son un ejemplo fantástico de los que todos los reaccionarios e intransigentes del mundo deberán tomar nota.

Mil gracias MYR y un beso enooorme a punto ya del fin de este año y comienzo del nuevo 2017 que espero traiga para ti y los tuyos tooodo lo mejor... sobre todo lo q has mostrado hoy en esta fantástica entrada tuya armonía, paz y riqueza cultural MuaaksS!

Ildefonso Robledo said...

Es cierto lo que dijo alguien... Estas cosas no deberian ser noticia... Deberian ser lo habitual... Ojala sea asi