Monday, July 25, 2011

Mecanismos para crear monstruos: alimentando a la bestia

Tiene razón Pedro Ojeda cuando exclama:  "Si alimentamos el odio por razones interesadas, siempre acaba estallando lo irracional en la cabeza de alguien que se cree el brazo ejecutor del destino" en su entrada de ayer en La Acequia, refiriéndose a los grupos que  alimentan el odio a sabiendas. Los que repiten sus consignas se nutren de ellos,   tal  el caso del monstruo de Oslo. De hecho el partido político xenófobo que lidera Siv Jensen, es actualmente el segundo partido en importancia en el Parlamento Noruego con 41 escaños. En si, Europa está amenzada por la ultraderecha.

Pero ¿Cómo se forman esos monstruos, brazos ejecutores del Destino, para servir a esos intereses?

Decía yo en esta entrada  que este monstruo no cayó de una palmera como un coco.  Fue gestado, en este caso específico,  por un hombre y una mujer que se divorciaron cuando él era muy niño. El padre casi no tuvo contacto con el hijo a quien consideraba según este artículo en sueco "algo introvertido". El padre trabajaba en la misma oficina gubernamental atacada por la bomba del hijo. De la madre no dicen nada, excepto que el monstruo fue a vivir con ella de grande un tiempo para ahorrar dinero para lograr sus objetivos asesinos.

Crear un monstruo psicópata, listo para ser usado,  es fácil:

Sin hablar de género, ni de sexo,  crece un niño con personas adultas (de distinto sexo, o del mismo, padres biológicos o adoptivos, tíos o abuelos  que cumplen la función paterna y la materna para la estructuración del psiquismo del infante al que debe proveérsele además de alimento físico que posibilite su crecimiento, un entorno afectivo y ético o moral, para el pleno desarrollo de su individualidad en sociedad.

Desde el punto  de vista psicológico, corresponde a la función paterna el establecimiento de normas de conducta  (la ley, el límite) para vivir en sociedad y a la función materna el desarrollo emocional. A ambas corresponde la transmisión de un sistema de valores.  Ambas funciones pueden estar representadas en un solo padre o madre en familias uniparentales, pero esas funciones deben existir.


Al fallar la función paterna: el hijo crece creyendo que todo le está permitido, que es lícito infligir daño a otro ser humano, por ende, que la vida humana no vale, que se puede matar  y robar a otro ser humano, en suma, que puede estar por encima del Código de Leyes que la sociedad establece. El adulto que ha debido  ejercer la función paterna no  ha reprendido al niño ni lo ha formado, cada vez que éste ha tentado los márgenes para saber hasta donde podía llegar, creando en el infante una percepción de ilimitada omnipotencia. En consecuencia, éste no desarrolla en su mente la instancia de la conciencia moral, por lo que  tampoco siente culpa.

Al fallar la función materna: no desarrolla la capacidad afectiva y/o no ha sido educado en valores como  altruismo, empatía, generosidad, respeto, apertura al dialogo y a la tolerancia,  etc.

Al carecer también el sistema educativo de una enseñanza sustentada en los valores morales, cívicos y democráticos, en donde se discutan ideas y se enseñe al alumnado un pensamiento crítico, se refuerzan las tendencias psicópatas de estos individuos. Refuerzan también todas las películas y videojuegos  que incentivan  el odio y la  violencia.

Así  producimos al monstruo psicópata que será usado como instrumento de las organizaciones que  lo  alimentan aun más, con odio intencional. Y después de que sucede una tragedia como la de Oslo, nos desgarramos las vestiduras y nos preguntamos ¿por qué?

Conste aquí que no hemos querido intencionalmente producir un monstruo, pero que hemos hecho todo para crearlo.

28 comments:

Montserrat Sala said...

Segun se desprende de tus palabras, esta monstruo psciópata puede crearse con solo la indifencia de su progenitores,y su acdicióna los videojuegos?
Teines toda la razón Myriam,y es para proeocuparse, Hay ucha juventud que sube así.
Esperemos equivocarnos, porqué de lo contrario, estamso listos.
Saludos Myriam. Seguiremos hablando del tema,espero.

Fernando Santos (Chana) said...

Estou toltamente de acordo com tuas palavras....
Cumprimentos

Graciela said...

Lxs monstruxs no se convierten en eso por jugar a los videojuegos, supongo que la psiquis de éstos está enferma.
Creo en la enseñanza desde el hogar, no importa quién la realice: mamá, papá, abuelos...detesto las armas, las personas xenófobas, discriminadoras y racistas.

Estar presente siempre en la vida de nuestros hijos, agudizar nuestros sentidos, lxs fundamentalistas, dueñxs de la verdad me aterrorizan, al igual que la ignorancia.

Besitos Abupordos, que tengas una linda semana :)

saltar del tren said...

Qué interesante tu entrada. No sólo se crean monstruos, se crean personas egoistas, insensibles, mezquinas etc pero por suerte existen esas otras creaciones que tienen que ver con la bondad y el amor.
Un abrazo enorme

MariluzGH said...

Comprendo que faltando las altas dosis de afectividad que un niño necesita y debe vivir en su entorno familiar, se desarrolla una impunidad nacida de la fantasía imbuida por el exceso de violencia del cine, los documentales de guerras o los video juegos. Igualmente comprendo que la incultura (aunque se tengan estudios) propicia un intelecto provinciano y excesivamente fanático de "mi mundo", lo que lleva a un rechazo bisceral a todo lo "estranjero" y por ende a una xenofobia brutal que desemboca en la violencia más cruel de todas: el autoconvencimiento de que "era necesaria".

Es un placer reflexionar en equipo :)

dos abrazos Myriam

Myriam said...

GRACIELA: el psicópata sabe lo que hace, por eso es imputable jurídicamente. No tiene la mente enferma, en términos clínicos, sino que carece de instancia moral (algo que se forma en la infancia)

Está comprobado clinicamente, que la constante exposición a la violencia insensibiliza al receptor. Por eso, la exposición a través de películas violentas y videos juegos violentos actúan como refuerzo. El receptor, incapaz de discriminar el bien del mal, se identifica además con esos modelos violentos. Besos

Ricardo Marin said...

Que interesante post Myriam, estas dando una perspectiva del origen, algo que muy pocos se ponen a ver la gran mayoria de las veces (me drecuerda ahora que todos hablan de mla muerte de Amy Winehouse, todos hablan de sus adicciones, nadie se pone a pensar que las causarón)
Me parece tu analisis super acertado y no solo aplicable a este suceso, tambien me hace pensar en los comportamientos de nuestros seres cercanos como nuestros padres, amigos , conocidos y políticos.
Que importante es la infancia y crecer en un ambiente sano y lleno de amor.
Un saludo

ANTIQVA said...

Si hay algo de lo que estoy seguro es de no tengo ni idea de que cosa sea la mente humana...

Bueno, algo se, dentro de ella tiene cabida todo...

Un abrazo, amiga

elisa...lichazul said...

siempre he pensado que todos somos potenciales ejecutores de las bestialidades más horrendas, todo va en la mente y en sus momentos

la esencia del hombre es así, un caos a punto de explotar, pero lo mantenemos a raya a través de la conciencia y el concenso entre las relaciones interpersonales que valoramos y que tildamos de "normalidad".

Pero basta un roce, y la polvora se enciende, somos una especie territorial, belicosa, competitiva, separatista, y lo raro es que lo inculcamos a nuestros descendientes
todos tenemos distintos grados de intolerencia a distintas cosas, y en ello es que pulsa ese momento nefasto al cual podemos hacer realidad

nadie queda fuera, todos albergamos posibles bestias que en latencia nos habitan

buena semana Myriam
besitos

Aristos Veyrud said...

Revisando los estándares de bienestar de vida, Noruega goza de los más altos niveles, no es un país invadido ni amenazado por ningún otro, su indices de violencia y delincuencia son de los más bajos. Es un país ejemplo del socialismo. Sus ciudadanos tienen acceso a los mejores servicios de educación, de salud, psicológicos y psiquiátricos. Mas sinembargo hay un avance político de la ultraderecha. El ataque no fue contra extranjeros, sino contra sus mismos connacionales!!!
La manipulación del odio y del miedo crea fantasmas "el sueño de la razón produce monstruos" Goya.

Aristos Veyrud said...

No se copió el acostumbrado:
Abrazo Myr!!! tan necesario en estos momentos y tiempos.

Abejita de la Vega said...

Educación es la clave, todos somos educadores. Evitemos crear monstruos.

Besos,Myriam

andré de ártabro said...

cuando se hacen a la doctrina o al as ideas más importantes que a las personas. me lleno de temor, y aparecen estas actuaciones aberrantes.
Un beso

virgi said...

Todos llevamos dentro una semilla de monstruo. Luego viene la vida, si la abona o no, si la saca a flote o no.
Un hombre así tiene que tener algo pavoroso detrás. Creo.
¿O tal vez no?
Besos

pancho said...

Por lo que he leído sobre este individuo, no se ajusta a ningún modelo previo de bestia humana, sobre todo choca, que se trate de un labrador de productos ecológicos y culto.

Y conociendo los métodos penitenciarios norruegos, ¿lo rehabilitarán también a éste?

Un abrazo.

Mari Carmen said...

Buenas tardes, Myriam. Los monstruos los creamos entre todos, teniendo estas sociedades tan tolerantes con ideologías que son de todo menos permisivas. Los países nórdicos tienen fama de racistas (bueno, lo cierto es que si rascamos un poco, todo el mundo occidental lo es), y es normal que, habiendo ya tantos emigrantes por todos lados, haya personas que lo consideren algo intolerable.

Esta gente no se da cuenta de que el proceso es irreversible y que, como alguien decía esta mañana en la radio, el mundo será de color café con leche en el futuro.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero said...

Qué gran análisis, Myriam. En contra de los que achacan este hecho solo a la psicopatía del asesino -que, sin duda, tiene-, pienso como tú, que hay un sistema que lo gesta: desde la familia, la educación, hasta los medios de comunicación que alimentan cerebros enfermos.
Es curioso, también, cómo la policía noruega estaba preparada para un atentado del integrismo islámico pero no para uno de este tipo.
Besos.

La Zarzamora said...

Es cierto que todos llevamos una parte de bestia dentro, y que en la educación está el todo para no seguir alimentándola.
Pero no creo que este tipo actuase solo, me parece enorme para que lo pudiese realizar un solo cerebro.
Besos, Myriam.

Martine said...

Fantástico tu análisi Myr.
Y una observación, es en los paises modelos en cuánto a "pulcritud" y bienestar económico donde más pululan estos movimientos ultraconservadores , racistas y xenófobos, Suiza es otro de ellos y no el menor.. A catalunya tenemos "plataforma X Cataluña", ensalzado en sus escritos por este monstruo.

No podemos bajar la guardia y pensar que nos pilla lejos.. no, el enemigo lo tenemos en casa también...
Muchos besos Myr

Anna Jorba Ricart said...

Interesantisima reflexión.
Si algo hay a tener en cuenta por su importancia, en la infancia, son los registros, las impresiones, los acontecimientos que el niño en pleno desarrollo fisico y mental recibe de su entorno.
Por eso,carencias en el mundo de los afectos, situaciones o vivencias de conflicto, le perjudicarán muy y mucho en la vida adulta.
Es imprescindible cuidar la infancia de los niños con cariño y ternura.

Marina said...

Entre Mari Luz y pedro está mi opinión, con lo cual no lo repito.
Lo cierto es que no puedo ni imaginarme lo que puede pasar por un cerebro, a todas luces muy dañado, para que alguien crea firmemente en que lo que hace debe hacerlo.
No, no lo comprendo.
Besos mi niña.

Txema said...

Puede ser, pero creo que tiene que haber otros motivos también.

Sobre todo porque el monstruo, por si mismo, no lograría nada si no hubiera otros que están dispuestos a ayudarle, a cooperar.

Y no podemos pensar que todos ellos parten la de las mismas circunstancias familiares o sociales.

Merece la pena una larga reflexión.

saludos Myr

Aldabra said...

Como le escribí a Pedro: No hay palabras. La radicalidad sólo conduce a la barbarie.

NO tengo ninguna base para no estar de acuerdo contigo en que dos más dos son cuatro. Parece que sí, que el bárbaro tenía todas las papeletas para convertirse en un monstruo pero no tiene porque ser así, no siempre en las mismas circunstancias.

biquiños,

el historiador said...

Por lo que se demuestra que nadie es dueño de su destino, las circunstancias, el entorno, la familia, la educación... Premisas importantes para el desarrollo de la persona... Pero buscar/encontrar ccherencia entre todas ellas es tarea si no imposible...muy difícil

Graciela said...
This comment has been removed by the author.
Paco Cuesta said...

En esta sociedad nuestra donde la información y los medios alcanzan cotas inimaginables hace unos años, el elemento afectivo-educativo, ha alcanzado, utilizando una frase de los hermanos Marx, "las más altas cotas de la miseria"

Jan Puerta said...

Que complejo es entender lo que no es entendible amiga. La mente humana no para de sorprenderme. Y no siempre para bien, desgraciadamente.
Un abrazo

el piano huérfano said...

Sin razon o con razon las desgracias no acaban la humanidad no aprende....