Saturday, April 30, 2011

El estrés y la respuesta de la relajación en el paradigma médico cuerpo-mente

Al Profesor Doctor en Medicina y Química Hans Selye (1907-1982) y a sus investigaciones en el campo de la endocrinología - una de las mentes más lúcidas del siglo XX - le debemos la acuñación del término "estrés" y su conceptualización teórica. "Estrés" palabra hoy en boca de tantos, pero aún sin reconocer los efectos nocivos para la salud, que produce la continua exposición al estrés.

Una de las características básicas de la supervivencia de los organismos vivos ha sido siempre la capacidad de respuesta al detectar los cambios en el entorno y poder reaccionar de modo apropiado, protegiendo la vida. Las tres formas de reacción básicas son la de lucha, fuga e inmovilidad. Llamaremos a los cambios en el entorno "estímulos" o "estresores". Sin estrés no hay vida, esto quiere decir que un determinado grado de estrés se necesita para vivir, como cuando realizamos un deporte ( sin llegar a la exageración enfermiza) a este estrés bueno, lo llamamos "eu-estrés".

Por el contrario, cuando el estímulo o estresor supera nuestra capacidad de respuesta, este estrés es malo y lo llamamos "di-estrés", a secas "estrés" o "síndrome general de adaptación". Este estrés malo pasa por tres etapas que repercuten en el cuerpo, desencadenando una serie de reacciones fisiológicas y químicas que lo preparan para la acción:

Las tres etapas son: 1- Alarma: ante un peligro ( estímulo, estresor) el individuo animal o persona, se pone en estado de alerta máximo. Su sistema nervioso autónomo, que es independiente de su voluntad y de ahi el nombre, a través del sistema simpático, produce una alta secreción de catecolaminas, como por ejemplo, las hormonas adrenalina y nor-adrenalina, que son volcadas al torrente sanguíneo con la finalidad de preparar a los órganos del cuerpo aumentando su capacidad de respuesta. El rostro empalidece ya que la sangre es enviada a los órganos vitales para aumentar, por ejemplo, la capacidad pulmonar. Por eso, el varón tampoco puede tener erección ya que la sangre se retira del pene, al no ser éste un órgano de importancia vital. Los latidos del corazón aumentan, el pancreas produce mayor cantidad de glucosa para aumentar la tonicidad muscular y el funcionamiento cerebral y asi sucesivamente.

2- Resistencia o adaptación: es la prolongación y hasta exposición crónica del estado de alarma en la que el individuo moviliza aún más recursos hasta llegar a la fase siguiente.

3- Agotamiento: fase en la que se agotan las reservas y al hacerlo, lleva a la enfermedad e incluso a la muerte. Por ejemplo aquí aparecen: ataques cardíacos, arritmias, úlceras estomacales, intestinos irritables, asmas, etc.

Causas del estrés no nos faltan en la actualidad que nos toca vivir y las tenemos de todo tipo: Físicas ( predisposición genética, congénita) Psíquicas y sociales (por dificultades de la personalidad, crisis vitales: como el fallecimiento de un ser querido, o relaciones interpersonales conflictivas) Ambientales societarias (problemas económicos: despidos, jubilaciones, paro o cambios sociales y tecnológicos: desastres nucleares) Ambientales físicos (microorgansmos patológicos, inclemencias del tiempo: terremotos, tsunamis, innundaciones)

No todos reaccionamos de la misma manera ante situaciones de estrés prolongado: hay personas que resultan menos vulnerables que otras, porque se posicionan de manera positiva: ante un problema, ayuda siempre ver los cambios como desafios que enfrentar o lecciones que aprender y /o tener un buen soporte social. Pero a todos nos afecta de una manera u otra y cuanto mayor sea el tiempo de la exposición al estrés peor será para nuestro organismo, ya que todos sin excepción, venimos al mundo dotados con un monto de energía limitado, por nuestra propia condición humana.

Por eso, la mejor forma de superar esta exposición al estrés es evocando la respuesta de la Relajación, que es la operación contraria a la de huir o pelear y que se puede evocar de forma consciente. Para llegar a reconocer la importancia de esta respuesta y los beneficios para la salud, la medicina tuvo que cambiar del paradigma biomédico organicista (causa/efecto y división cuerpo/mente) al paradigma pluricausal holístico cuerpo-mente. Esto es, considerar y reconocer que nosotros somos una unidad en la que no podemos separar la mente de nuestro cuerpo, puesto que ella forma parte de él y que una enfermedad tiene causas múltiples.. Hoy sabemos también a ciencia cierta que la forma en como percibimos la realidad y la forma en que pensamos, influyen en nuestra salud para bien o para mal.

Es muy larga la lista de profesionales que han impulsado las Ciencias de la Salud en este sentido. Aquí doy solo algunos ejemplos: En España, contamos con las invaluables contribuciones del Dr Juan Rof Carballo, quien escribió extensos tratados de medicina psico-somática (mente.- cuerpo) difundidos por sus discípulos A. Fenandez Cruz y Francisco Martinez Lopez. En Estados Unidos: El Dr. Herbert Benson, MD cardiólogo, Presidente del Instituto para la medicina mente-cuerpo de la Univ de Hardvard. El Dr David Felten, Prof. de Neurobiología y Anatomía en la Escuela de Medicina de la Universidad de Rochester (El y su esposa, la Dra. Suzanne Felten descubrieron que los sistemas nervioso e inmunológicos están unidos por fibras nerviosas o sea que están en contacto y que el cerebro tiene influencia directa sobre el sistema inmunológico, algo que inmunólogos habían venido observando pero que no habían relacionado). El Dr. Kabat. Zinn, Médico fundador y director de la Clínica para la reducción del estrés en el centro médico de la Universidad de Massachusets, mundialmente conocido por su trabajo en el que utiliza la meditación consciente para ayudar a los pacientes que sufren tanto de dolores crónicos como de trastornos relacionados con el estrés. Los enfoques multimodales para el tratamiento del estrés de los Dres. Mardi J. Horowitz en EEUU o Roberto Kertesz y Bernardo Kerman en Argentina. También en los Congresos Internacionales de Psicología Cognitiva como el que se realizó en Gotemburgo, Suecia, en 2005 y al que asistieron El prof. Dr Aaron Beck y el Dalai Lama, se presentó data que avala la importancia que ejercen las técnicas de relajación y meditación en la salud. Lo dicho, la lista es muy larga y cada vez más.

Como evocamos de respuesta de la Relajación: El primer paso, es prestar atención a como respiramos. Generalmente utilizamos solo un tercio de nuestra capacidad pulmonar. El aire que inspiramos debe llenar nuestros pulmones, tanto que el abdomen “sale” hacia adelante. Tenemos que concentrarnos en como entra el aire y llena los pulmones, lo retenemos un segundo o dos y exhalamos lentamente. Esta respiración la repetimos unas cinco veces. Cada vez más lento. Cada vez, mejor y sentimos como nos calma, inspirando por la nariz y exhalando por la boca. En realidad, asi deberíamos respirar siempre. Cuando aprendemos a usar toda la capacidad pulmonar, al repetir el ejercicio, nos vamos acostumbrando a respirar de esta manera.

El segundo paso es estando recostados comodamente ir observando nuestro cuerpo y sentir donde concentramos la tensión: ¿en el pecho? ¿ en el abdomen? ¿en la espalda?. Vamos recorriendo mentalmente todo nuestros órganos al tiempo que prestamos atención a la respiración. Imaginarnos una luz blanca que va entrando en nosotros con cada inspiración y va llenando todo nuestro cuerpo y como, con cada exhalación, exhalamos tensión.

Los pasos siguientes tienen que ver con distíntas técnicas de meditación consciente; todas buenas, pero lo esencial y absolutamente necesario es evocar primero, esta relajación.


Contribución a la revista "El Espolón" Nro 7 de Antonio Aguilera y asoc. Autor del Blog Literatura Revulsiva.

28 comments:

Asun said...

Yo creo que debo de estar en la fase de agotamiento, porque no sé si no ha sido todo el estrés prolongado de estos últimos meses el que me ha pasado factura en mi salud.

Me voy a tener que pedir cita para una estancia en un balneario. ¿Las subvencionará la Seguridad Social? Como me temo que la respuesta es negativa casi que empiezo con el ejercicio de relajación que propones :-)

Besos

Prunus Avium said...

Parece mentira que no sepamos ni respirar, que nos tengan que recordar algo asi.

Tres minutos sin oxigeno y los daños son irreparables... y no sabesmos respirar!

Da que pensar, darse cuenta que hemos olvidado algo tan simple.

Edurne said...

Vivimos en un mundo en el que las agresiones a nuestra salud son constantes.
Qué difícil es conseguir armonizar cuerpo y mente!
Y mira que yo lo intento...
Lo de respirar lo practico, y a mis alumnos les pngo a hacer respiraciones casi todos los días antes de empezar a trabajar...

Muy interesante el artículo que nos has puesto.

Un abrazote!
;)

Merche Pallarés said...

Excelente análisis del estrés. Me ha encantado que "ALARMA: a través del sistema simpático produce una alta secreción de catecolaminas...". Chica, nunca había oido esa palabra... Ahora, no sé si a los varones les va a gustar eso de que "tampoco puede tener erección ya que la sangre se retira del pene, al no ser éste un órgano de importancia vital..." En serio, me ha encantado tu exposición y haber aprendido mucho, como siempre. Gracias querida Myriam. Besotes, M.

Clara said...

Llueve...;respiro,tardo un poco en seguir un ritmo.Inspirar-Mantener-exhalar.Cuando llevo un rato,huelo la hierba y los pensamientos parecen menos desbocados....
Genial entrada. Besosybesos.

Javier said...

Interesantísima entrada la tuya de hoy.
Me la he leído de un tirón y he aprendido.
Algo había leído sobre el estrés, naturalmente es algo que se lee casi todos los días, pero tu exposición ha sido clara, además de científica y seria.
Y eso de que la sangre se retira de cierto órgano en determinados momentos de estrés..... mira, acojona, que quieres que te diga.
Ya sé que no debo de frivolizar ante una entrada tan erudita, pero ya tendré excusas para cuando alguna vez me pase lo que la sabia naturaleza nos tiene reservados a los varones.

Saludos, con signos de admiración, por tu aportación a este tema y de una manera que, los no iniciados, podamos entenderlo.

Myriam said...

MERCHE: es que justamente la consulta de los varones a los profesionales de la salud, en este caso es porque creen que son "impotentes" y lo que están es estresados. Resuelto el tema del estrés, vuelven a tener erecciones adecuadas para poder disfrutar del coito.

Las catecolaminas son sustancias químicas (hormonas o neurotrasmisores)que se vuelcan al torrente sanguíneo o a la zona entre células y que ayudan a la interconexión neurocelular pasando instrucciones por eso se llaman también mensajeros químicos.

Un abrazo

Myriam said...

JAVIER: es que justamente ese es el punto, como le explico a MERCHE. Cuando sucede en estos casos es por eso y no es excusa, es la realidad.

Un abrazo

Myriam said...

ASUN: Haces bien en empezar por lo primero: respirara adecuadamente y que encima es gratis.

PRUNUS: La solución está al alcance de nuestra mano. ¿Verdad?

EDURNE: Gracias.

Abrazos a todos

Pedro Ojeda Escudero said...

Excelente texto que nos ayuda a comprender mejor un concepto tan de moda. Un beso.

Manolo said...

Gracias Myriam. Lo qué se aprende contigo.
Besos.

ANTIQVA said...

El hombre es un ser especialmente habil... Tiene la especial habilidad de saber construir, con perfeccion plena, mundos en los que es imposible que los hombres vivan "como Dios manda"...

El hombre, sin duda, es sabio: sabe construir mundos en los que es imposible vivir. Ningun otro animal seria capaz de ello.

Un abrazo, amiga

Myriam said...

CLARA, PEDRO, MANOLO y ANTIQVA: gracias y abrazos.

MIMOSA said...

Nuestro cuerpo es quien enciende la primera luz de alerta ante tal situación, pero la mayoría de las veces no le hacemos caso y seguimos ejerciendo sobre él toda presión.
En ocasiones, el respirar se me escapa de las manos y cuando te das cuenta, zas! ya estás otra vez subida en el carro.
Intento mantener ese equilibrio, pero hay épocas del año en que en mi trabajo, controlar el estrés es una ardua tarea. Pero cada vez, mejor lo consigo.
Gracias por toda esta útil información, la cual tendré a mano en mi cabeza para cuando me sobrevengan esos momentos.
Besos tranquilos y un fuerte abrazo!!

saltar del tren said...

Me gusta ingresar al mundo del conocimiento a partir de tus entradas :)
un abrazo

Fernando López Fernández said...

Hola Myriam:

Interesante el post que no dejas hoy. Muchas veces pienso que vivimos en continua situación de estrés y por ello, debemos desarrollar y practicar técnicas como la respiración y también lo que yo llamo relativizar que es dar a las cosas su importancia justa.

Muy brillante. Un abrazo

María said...

Gracias por toda esta información bonita...

Verás, yo, soy tremendamente nerviosa, llevo una vida a la carrera y sin embargo que yo recuerde nunca he sufrido ni de estrés, ni de depre...tampoco creas que se me da bien lo de la relajación, pero siempre lo metavolizo todo, sea como sea le doy la vuelta para volver lo que sea y por malo que sea en positivo y...al menos a mi, me funciona.


Verás no soy mucho de dias de, ni cosas de esas, pero me apetece...


DEJARTE ESTO, MAMÁ:-)


Un beso muuuy grande MYRIAM, disfruta mucho del día.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

¡Uff!
¡Menuda vuelta a la civilización! Yo ya vengo desestresado. ¿Me puedo librar de los ejercicios de respiración?
Un abrazo.

Abejita de la Vega said...

Lo que más me ha llamado la atención de tu entrada es la relación entre el sistema nervioso y el inmunológico. En cuanto a la respiración, intentaré practicarlo. La expresión "tomarse un respiro" tiene todo el significado.

Gracias, Myriam, besos.

J. Marcos B. said...

¡Tod@s a la Playa! nada mejor que el mar para reequilibrar el cuerpo y el resto. Si alguien aún tiene dudas, que lea esto con atención:
http://tao-sai.blogspot.com/2011/04/oceanos-de-salud.html

Un abrazo zen querida amiga :)

Paco Cuesta said...

Fantástico como siempre Myriam, me quedo especialmente con tu afirmación: "la forma en como percibimos la realidad y la forma en que pensamos" para mi, ahí está una de las claves.
Gracias y un fuerte abrazo

Myriam said...

MIMOSA, SALTAR DEL TREN, FERNANDO, MARIA (gracias por las flores), JAVIER RODRIGUEZ, ABEJITA, JMARCOS y PACO: gracias por vuestros comentarios y abrazos.

pancho said...

Por muy relajado y pancho que te tomes la vida, nunca faltan episodios de estrés, sobre todo cuando se acumula el trabajo por hacer.

No sabemos ni respirar como se debe, pero bien que exigimos el aire veinte veces por minuto.

Excelente texto, un abrazo.

Liliana Lucki said...

Termono de leer tu entrada y respiro profundamente.

Me doy cuenta que mi respiración no tiene buen ritmo.

Debo tomar conciencia o leer el articulo mil veces !!!!

Muy bueno lo tuyo. Otra vez ...profundamente.

Desde el mar y con un viento terrible, Lili

Janeth said...

Espectacular escrito amiga, el estres un mal que aqueja a la humanidad entera, ya que justamente existimos, sin siquiera darnos cuenta que estamos respirando,...como ayuda respirar concientemente y tomarse un tiempo para meditar y hacerse cargo de uno mismo.....

Myriam said...

PANCHO, LILIANA y JANETH: gracias y besos.

Alas.Rotas said...

El estrés es el mal de estos tiempos y mirar con atención ayuda, mirar como miras tu y he investigar como tú lo haces, para podernos explicar los avances de esta vida. Un fuerte abrazo

Myriam said...

Un fuerte abrazo, ALAS ROTAS.