Saturday, October 2, 2010

El Quijote, las crisis, Axel Munthe, su Historia de San Michele, Capri y yo: todo en uno.







Se preguntarán que tienen que ver "las crisis" del Quijote  con la Historia  que escribió Axel Munthe. Pués, tienen que ver y mucho... también conmigo.  Aqui en la segunda foto estoy en la casa de Axel Munthe en el pueblo de Anacapri, en la isla de Capri (pulsar aquí para ver el mapa) , que él llamó San Michele y que edificó sobre las ruinas romanas de la que fuera propiedad del Emperador Tiberio. En la primera foto tomé desde su casa la vista que es -como pueden apreciarlo a pesar de la digitalización de la imagen- fabulosa.

De muy joven leí el libro de memorias del médico Axel Munthe (1857-1949)  "La historia de San Michele", el libro más vendido de un escritor sueco en el Siglo XX y uno de los más vendidos internacionalmente en la misma época, publicado originalmente en inglés por primera vez en 1929, traducido a unos 45 idiomas y que muchos de ustedes recordarán con cariño, como yo lo hago. Munthe no se explica en su prólogo de 1936 la causa del éxito en las ventas, siendo que  él mismo reconoce que carecía de dotes de escritor más que para escribir recetas.

Por otro lado, hemos visto a lo largo de la lectura del Quijote con la guía de Pedro Ojeda desde su blog La Acequia, como la lectura del Quijote ha servido durante las distintas épocas y lectores, como instrumento de entretenimiento, como crítica social, manual de instrucciones para un buen gobierno, manual de géneros literarios, manual de las costumbres de la época - vestido, culinaria,  visión del amor el sexo y el matrimonio, etc-, manual de como superar las crisis, para nombrar algunas de las muchas lecturas posibles.  De ahí su indiscutible valor como obra de la literatura universal.

Al grupo de Pedro, se nos está acabando la primera lectura colectiva y virtual del Quijote, cosa que a muchos de nosotros -al menos a mí - nos produce un poco de angustia. Para tratar de pensar en otra cosa, me puse a escanear viejas fotos. Viejas, sólo las fotos ¡Ojo! y hete aquí que me topé con las de  mi viaje a Italia de hace varios años, en el que al llegar a Nápoles, no pude resistirme de  tomar el barco a Capri para recorrer la isla y visitar  la famosa San Michele de Munthe. Quise  por eso ahora,  releer  el libro que  volvi a comprar, ya que en mis múltiples mudanzas fuí regando libros, hasta en el fondo del océano, pero ese es otro cuento.

Curiosamente, Axel Munthe estuvo casado la primera vez al recibirse de médico a los 23 años  hasta los 30, edad en que se divorció y de cuya unión no tuvo hijos. Luego a Los 50 se casó una segunda vez con una distinguida señora inglesa llamada Hilda con la que tuvo dos hijos. Ella y los hijos vivían - creo- mayormente entre Inglaterra, Roma  y Dalarna, Suecia, dónde él le había comprado una propiedad de vacaciones.  El para entonces, vivía otoño e invierno en Roma y primavera y verano en Capri.  Ni de sus matrimonios, ni de sus hijos habla en su libro.  Si  de  su amor por Capri y por los animales y relata muchas anécdotas con sus pacientes y gente conocida.

Axel Munthe pasa dos grandes crisis de las que da cuenta en La Historia de San Michele:
La segunda lo motiva  a escribir el libro como forma de terapia y la otra, la primera de sus crisis,  fué diagnósticada por su entrañable amigo y colega sueco el Dr Gustav Nordström, también residente en Paris como: " locura quijotesca y una enorme presunción". Ambos médicos habían leido el Quijote y el "diagnóstico" no  fué dado al azar.  Axel para ese entonces, se había convertido en un médico estrella. A esas alturas, Munthe se creía también, el hijo dilecto de Fortuna. Además de trabajar junto al Profesor Jean Martín Charcot   en el famoso Hospital de La Salpetriere, hasta ser despedido por éste, por haberse atrevido a enfrentarse a él (en lo que fuera una gran lección de humildad) su gran clientela estaba compuesta  por la crema y nata de la sociedad europea del momento. Su vida, se había convertido en algo vacio, banal y metódico, que ya no soportaba más. No soportaba tampoco la atmósfera parisina -como él mismo la describe- "de enfermedad y decadencia". Es cierto que había  formado parte de los médicos que trabajaron en Nápoles cuando la epidemia de cólera azotó a la ciudad en 1884,  y es cierto, que atendía a gente sin recursos con igual esmero, sin hacer distinción  alguna, ni cobrar por sus servicios y hasta adoptaba sus mascotas, cuando los amos morían,  pero ésto no era suficiente para él,  que añoraba la vida simple y auténtica  entre la gente sencilla que había conocido la primera vez que estuvo en Capri a los 17 o 18 años, en los que ya se había enamorado de la isla y a toda costa deseó adquirir la propiedad que llamaría San Michele, entonces en manos de un tal Vincenzo.

La crisis llevó a  Axel Munthe a dejar de comer y de dormir, a no soportar a sus pacientes, iba cuesta abajo y se estaba hundiendo a un ritmo acelerado. Según él mismo lo relata,  Nordström  desesperado  lo instó entonces a que levara anclas y  fuera en pos  de sus sueños, como Don Quijote, que ya que como él estaba "loco", que al menos viviera "su locura". Y él, lo hizo: dejó Paris para siempre, fué en pos de sus sueños - y a al hacerlo, en efecto, su vida tomó otra dimensión-  a pulmón  construyó en 5 años su Villa San Michele, también una gran cisterna para almacenar agua de lluvia (y así para proveer a la población de Anacapri de agua) y un santuario para pájaros en la montaña Barbarossa.



Nota: En su testamento Axel Munthe legó dicha propiedad al Estado Sueco, para que sirviera de centro de estudio y alojamiento para quienes compartieran su interés por la isla y la cultura clásica y se fortalecieran también los lazos entre Italia y Suecia.

26 comments:

Kety said...

Estupendo relato. Gracias por compartir.

Besos

¡Hay que ver lo que da de si, el Quijote!

MIMOSA said...

Muy interesante esta lectura de hoy querida amiga, un beso.

Aldabra said...

¡que historia tan entretenida y que cruce de historias tan interesante!

Capri, tiene que ser muy bella ¿verdad?

biquiños,

Cornelivs said...

Varias cosas:

1.- Me gustaria conocer Capri (los actantilados los tengo asociados al emperador Tiberio, que barbaro, se lo pasaba en grande allí...)

2.- Lectura del Quijote. Yo tambien estoy triste porque se acaba, pero, en fin, terminaremos todos juntos y felices. (Nos vemos allí)

Besos...!

Abejita de la Vega said...

Mi crisis particular, de tipo profesional, fue tratada con unos comprimidos de Quijotina. El Quijote ayuda, sí. Ya lo comenté en aquella entrada acequiana.

Besos

LOLI said...

Me ha caído bien este hombre si señora!!
Me he quedado con ganas de mas,buscare el libro y me lo leeré.
Gracias y un besazo

Asun said...

Como siempre, genial esta forma de relacionar temas aparentemente dan distantes entre si.

¿Estaré yo afectada de "locura quijotesca y enorme presunción"? La segunda parte creo que no, más bien todo lo contrario.

Ya he visto que en la biblioteca está el libro disponible, así que a lo mejor lo cojo para ver si me inspira.

Un beso grande

Asun said...

Dice "tan distantes"

Besos

mariarosa said...

Interesnte entrada.

Una vida complicada la del pobre Axel, a quien conocia de nombre pero no tan ampliamente como lo presentas en este escrito. Gracias.

mariarosa

santiago said...

una historia muy interesante.
ha sido un placer leerte y saludarte

Manuel de la Rosa -tuccitano- said...

yo dudo...no se si estoy triste o alegre por la finalización...creo que lo que siento es orgullo por haber llegado junto a todos vosotros y vosotras casi al final de una aventura que en un principio creí imposible....un abrazo

Alatriste said...

Desde luego el Quijote, otra cosa no sé, pero marcar ha marcado a muchas generaciones de culturas tan distintas como la del personajes que bien nos has dado ha conocer. Pobre Axel, huir del ambiente decadente del París de fines del XIX, ya me habría gustado a mí conocer ese París, con los Verlaine, Mallarmé y compañía.

Un saludico.

virgi said...

Sabía algo de lo que cuentas, pero ahora ya me ha quedado más claro. He estado varias veces en Nápoles y ya ves, nunca me acerqué a Capri. Aún sabiendo de su belleza, siempre meentretenía en otras cosas, sus iglesias, los alrededores...
Gracias Myriam, volveré porque dices muchas cosas interesantes.
¡Ah, estás muy guapa!
Un abrazo

Antonio Aguilera said...

Tomaré, como Abejita, unos comprimidos quijotinos.
Tu alusión y foto de Capri me recordó la película "El cartero y Neruda", basada en una novela sobre el poeta que escribió el chileno Skármeta:
http://es.wikipedia.org/wiki/Il_Postino
Si no has visto la peli te la recomiendo encarecidamente. Creo que no he visto un film más sensual y romántico en mi vida. La banda sonora penetra la epidermis hasta erizar el vello.

Espero, como dice Cornelivs, vernos revulsivamente para manger a "destajo", tras la lectura.....

Besos

Antonio Aguilera said...

http://www.youtube.com/watch?v=DjKj-pE1u7E&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=UkAFn8eZ_R8&feature=related

Espero que sirvan los enlaces.

pancho said...

Otro gran hombre que nos das a conocer, la verdad es que por aquí la cultura sueca no es muy conocida ( excepción sea hecha del fenómeno de las cerillas S. Larsson que nos ha invadido los escaparates de las librerías desde hace unos años con sus libros vendidos a peso) y Pipi Calzaslargas y Bergman, bueno, van saliendo...

Un verdadero altruista que vivió hasta los 92 a pesar de lo suyo y cercano al pueblo llano.

Procuraremos visitar Capri cuando estemos en Italia, algún año de éstos.

Un abrazo

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... said...

Conozco las segundas lecturas del Quijote gracias a M. Pallarés.

Creo que tú, lo acabas de exprimir del todo.

Fotografías y textos que se agradecen.

Un abrazo.

MAR said...

Qué bueno es tener una amiga tan culpa, así se aprende tanto, tanto.
Un abrazo para ti y como siempre es muy bueno visitarte.
Muackkkkkkkkkkkkkkk
mar

Catalina Zentner said...

Se te ve muy bien en la foto, Myr.
Y repito, cada vez que te visito, me llevo de premio un nuevo conocimiento. Lo de hoy es imperdible.

Abrazos,

Ricardo Miñana said...

Interesante texto escrito con imaginacion y estilo,
es un placer pasar a leerte.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Montserrat Sala said...

Estupendo relato y mejor la relación que has encontrado en temas tan diversos. Mi amigo Ciríaco diría:
Un mix perfecto. y mi madre añadiria: un poti-poti, genial.
Donde haya cultura i estudio,que se quite todo lo demás
Un abrazo.

jordim said...

Buena historia, ecléctica y fluida.

Paco Cuesta said...

El Quijote es una enciclopedia universal, recorriéndolo con detalle encontramos relación con todo.

Myriam said...

KETY: Gracias. ¡Si daaaa mucho!

MIMOSA: Muchas gracias.

CORNELIVS: Espero que puedas vistar la isla cuando viajes a Italia, merece la pena. Si, nos vemos en el festejo de fin de lectura.¡Obvio!

ABEJITA: Me alegro de que resolvieras tu crisis con este remedio tan bueno. Si, recuerdo que lo comentaste.

LOLI; pues me alegro. Axel era un muy buen hombre.

ASUN: Gracias, amiga. No creo que estés afectada.... ¿pero quién sabe?

MARIAROSA: Gracias. Bueno, muchos tenemosvidas complicadas. Lo importante es poder descomplicarlas como él lo hizo.

SANTIAGO: Gracias.

MANUEL: También yo siento orgullo. Esta lectura me la debía desde hace mil años, aunque sin soñar el grupo.

ALATRISTE: Recuerda que el era médico, médico con conciencia, médico de alma. Vió y vivió cosas que ni siquiera las relata por lo dolorosas, como haber sido médico de la cruz Roja en Paris durante la Primera Guerra Mundial o haber tratado a todo tipo de drogadictos y alcoholistas. Desgraciadamente los Poetas Malditos, abusaron todos de substancias.

VIRGI: Capri es bella, ojalá la puedas visitar alguna vez. Gracias.

ANTONIO AGUILERA: Gracias por los enlaces que ya visité. Por supesto que vi "Il Postino" en su momento en el cine y em encantó. Desde luego que nos vemos en la celebración. ¡Obvio!.

PANCHO: ¿Ves? van saliendo.... Ojalá puedas visitar la Isla, te va a gustar.

JOSE ALFONSO: Nada de anónimo aquí, amigo, jajaja. Tengo 30 exprimidos a la fecha en la etiqueta QUIJOTE, si te interesa.

MAR, CATALINA, RICARDO MIÑANA y JORDIM : Gracias por vuestro interés y cariño.

PACO: Así es, fíjate que ya lo llevo relacionado hasta con Lorca, Topkapi y pepinos...


ABRAZOS A TODOS

Pedro Ojeda Escudero. said...

Myriam: qué buena entrada esta tuya. Deberías darnos más desde esta perspectiva.
Yo también estoy entre la angustia y la tristeza.
Un beso.

BIPOLAR said...

Perseguir un sueño. Todo el mundo debería tener la oportunidad por lo menos de intentar acariciarlo.

¿La frustración tiene que ver?
¿O quizás las ataduras del día a día?
Malditas vidas hipotecadas en la rutina y el dinero.