Monday, June 28, 2010

¿Quo Vadem?





Foto: mía.


-´-

19 comments:

Ricardo Marin said...

Donde es la peregrinación a donde van???

saludos

Natàlia Senmartí Tarragó said...

No importa a donde...caminan disperosos a sus cosas mirándose el ombligo.
Quram, Massada, Negev, Sinaí, Sahara, Siwa, Palmira Tadmir,las Ramblas de Almería, los Monegros, دشت لوتs el desierto del vacio en iraní... Cada uno a su particular tienda bajo las estrellas, siendo, ellas, las estrellas, luces universales. Así no hay manera de crear oasis en todos los desiertos, y bajo la luna, dar tiempo para mirarnos a los ojos y hablar procurando entender lo que decimos diversamente, sobre que el te, o el granado, la vid o el trigo, nos saben iguales con un toque especial cada uno y una.

Magnífica imagen, sugeridora, abierta. Felicidades Myriam, amiga.
Invoco a un hombre de todas las tribus, sin patria ni banderas, Amin Maalouf.

Merche Pallarés said...

Pues se ve que van a algun sitio... ¡Fantástica foto! Besotes, M.

jg riobò said...

Extremo calor.
Merecerá la pena.

Pedro Ojeda Escudero. said...

Quizá sólo anden desorientados por caminos trazados por otros que pensaban saber dónde iban.

MAR said...

IMPRESIONANTE!!!!!!!!!!
mar

Mª Teresa Alejandra Francesca said...

Tiene su aquel.

Un abrazo

Maite

Fernando López Fernández said...

Qué buena foto Myr. Aunque los caminos estén trazados siempre nos hacemos la misma pregunta.
Un beso

J. Marcos B. said...

Muy buena fotos Myr!

Te mando un cálido abrazo zen desde Marbella :)

Hasta pronto, Namasté.

Asun said...

Obedientemente a donde les marca el camino, sin desmarcarse del sendero a pesar de la aridez del mismo y todos con la esperanza de alcanzar algo prometido.
Por cierto, ¿les habrán cobrado entrada en ese pseudopuesto que se encuentra abajo?

Muy curiosa la foto.

Besos

josecb said...

Te felicito por tu fotografía, la composición aplastante y la opresión del entorno es sumamente inspirada.

¿Sabes Myriam?, me has hecho pensar en multitud de Sísifos llevando una pesada carga, es la depresión que produce lo inevitable, el saber que siempre rodarás y que lo zigzagueante del camino no te va a proteger, sino que bien al contrario, hará que la caída sea aun más dura.

Es maravilloso que hayas estado en tantos sitios, yo soy más bien viajero de la mente, hay una gran cantidad de sitios que me hubiera gustado conocer y fotografiar como tú lo has hecho.

Pero, como ya te dije en el primer comentario, allá estabas tú para trasmitirme tus emociones al encontrar esta imagen.

Un abrazo, amiga.

pancho said...

Las vistas desde lo alto deben compensar el dolor de piernas y aridez del paisaje lunar.

Minombresabeahierba said...

¿No será demasiado seco? Debe valer la pena la vista desde la cima.

Besotes

Graciela said...

La foto es preciosa amiga!
Me lleva a pensar, en gente escapando de algún lugar en busca de refugio, paz...aunque se tenga que recorrer muchos kilómetros.

Besos abu, a la espera de las chupetitas :)

Txema said...

Excelente foto que vale más que mil palabras.

saludos

Dilman said...

Parecen hormigas.
Saludos!!!

Belkis said...

Quizás sólo siguen el camino, sin saber muy bien a dónde van?

Carmela said...

Sugestiva imagen.
Estimula la imaginación.
Particularmente siento que esa foto nos representa a todos.
Es como una semblanza de la vida.
Peregrinar intentando seguir un camino ( en algunos casos para cumplir un mandato...)para llegar al lugar de destino.
Me llama la atención que ninguna figura humana se desvía ... es como que la ruta ya está marcada con antelación.
Una ruta inevitable con múltiples aprendizajes que es necesario recorrer para llegar a la cumbre.
Supongo que los que están cerca de la cima... a punto se encuentran de descubrir su "lugar en el mundo"...
Los que inician el andar tienen un largo recorrido por delante y muchas experiencias para atravesar.
También podría interpretarse como el camino " hacia la perfección".
Por asociación de ideas recordé los versos de la Divina Comedia:
"Al bajar la pendiente de la vida
me hallé de pronto en una selva oscura,
agreste y sin vereda conocida..."
Pero aquí no se está bajando la pendiente. Es un ascenso.
En medio de lo desértico y en compañía de la majestuosidad de lo natural.
Tan simple y tan profundo.
Eché a volar la imaginación
Tal vez desde lo alto se vislumbre la verdadera sabiduría...
Me perdí en divagaciones.

Me gustó muchoooo!!
Es impactante!!!

Elsa said...

Estupenda imagen Myriam. Muy muy sugerente.
Besos.