Tuesday, July 8, 2014

Ventana, tiempo de recogimiento estival

 
                           Adentro, uno. Afuera el mundo.  Silencio, recogimiento. 


18 comments:

Edurne said...

Así es, querida Myriam, así es...

Bueno, voy leyendo tus aventuras por tierras de México lindo y querido, ándale! de a poco, que recién empiezo a saber por dónde me ando.

Besitos y que el verano te sea propicio y provechoso.
;)

Milena said...

Fantástico ejercicio para practicar y así seguir progresando todos...

Un abrazo Myriam, feliz día.

Pedro Ojeda Escudero said...

El verano, siempre lento... como debe ser, por otra parte.
Besos.

chusa said...

Sì, creo que ha llegado el tiempo del silencio y del recogimiento. Escuchar y ver: Esa ventana me encanta y nos muestra la belleza de la naturaleza.
Un abrazo bien grande amiga Myriam, te deseo todo lo mejor, feliz verano!
nos leemos :)

Emilio Manuel said...

Y poca luz para que no entre "la caló".

Un abrazo.

José Núñez de Cela said...

Cuan necesario se muestra ese silencio ... también en vaerano. QUe lo disfrutes y lo aproveches!

Saludos!

Genín said...

Viendo la foto se presiente mucha paz...
Besos y salud

Mj gaoalma said...

Como te dije en Facebook, tremendamente sugerente esa ventana Myriam.
Un abrazo
mj

Abejita de la Vega said...

Me asomo a tu ventana y después me voy al balcón de la amiga Luz.

Besos

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Me da la sensación de que si abres la ventana entra un calor que... :-)
Un beso.

María said...

Me encanta esa ventana porque me da una sensación de paz, de mirar, pero también de salir al exterior.

Un beso.

ANRAFERA said...

Me gusta mucho la fotografía y la reflexiva cita con la que complementas la entrada.
Un abrazo y buena semana.
Ramón

MAR said...

Cómo estás en tu interior?
Afuera se ve con los ojos del corazón, todo es tan relativo no?
Cariños para ti y lo mejor!!!
mar

manouche said...

En nuestra caja cranea hay miles de ventanas abiertas al mundo.

chusa said...

Esa ventana de paz abierta al mundo...
ojalà se alejaran esos vientos de angustia que se escuchan y se niegan a amainar...
un abrazo de nuevo, Myriam
espero que disfrutes de tus amores que son los que nos devuelven la felicidad

Janeth said...

Nada como el recogimiento para poder entrar en uno mismo, y poder saborear la paz del alma

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Una hermosa fotografía y una buena frase que bien puede reflejar esa paz interior del ser que le permite, como un poeta, ser más sensible a la belleza exterior que cualquier desprevenido. Un silencio, un recogimiento necesarios para llegar preparado al amor que nos debe unir por siempre a nuestro entorno.
¡Bello Myriam!

Paco Cuesta said...

Tan necesario el silencio que a veces nos cuesta soportarlo.
Besos