Saturday, March 8, 2014

Milena Jesenská (1896-1944), amor de Franz Kafka, una mujer excepcional


Te veo con más claridad, los movimientos de tu cuerpo, tus manos, tan rápido, así delineados, es casi una reunión, aunque cuando trato de levantar mis ojos a tu cara,  lo que  irrumpe en el flujo de la carta ...es fuego y no veo nada más que fuego.  ( algo así escribió Franz Kafka a Milena Jesenská en una carta).

Milena Jesenská nació 10 de agosto 1896 en Praga. Su padre era dentista y profesor de medicina en la Universidad Carolina de Praga,  un católico conservador y patriota checo, con quien tuvo una relación tensa. Su madre murió cuando ella tenía 13 años, y su adolescencia estuvo marcada por la rebelión y la urgencia de romper con viejos patrones.  Se graduó de la Escuela Minerva, una institución educativa de gran prestigio, comenzó estudios de Medicina , pero abandonó después de varios semestres.

Cuando Milena tenía alrededor de 20, se enamoró de Ernst Pollak;  trabajó como traductora en un banco y pertenecía al   círculo de intelectuales checos,  en donde conoció a Franz Kafka,   Max Brod,  Franz Werfel y a  otros. Su padre desaprobó la relación sentimental de Milena con Pollak,  que era judío germano-parlante y eso lleva a grandes altercados entre padre e hija,  finalmente, el padre la encierra  en un hospital psiquiátrico durante nueve meses, desde junio 1917 hasta marzo 1918.    Cuando es dada de alta del Hosp. Psiquiátrico,  Milena  se casa con Pollak, su padre le retira entonces todo apoyo financiero y rompe definitivamente  el vínculo   con su hija. La pareja  de recién casados se muda a Viena.    Milena  comienza a trabajar como  profesora de checo y  periodista, convirtiéndose en la corresponsal de moda de Viena para un periódico de Praga. Sus años en Viena estuvieron  plagados de descontento y su matrimonio naufraga. Fue en Viena,  en donde ella leyó los primeros relatos de Franz Kafka, y consecuentemente,  le escribe a él   pidiéndole permiso para traducirlo al checo. Este fue el comienzo de una correspondencia apasionada, que continuaría hasta principios de 1923.  La relación Franz-Milena fue llevada a cabo principalmente por correo y su historia de amor  carecía  en sí de  futuro real. Kafka finalmente rompió la relación.  Después de  la muerte  de F. Kafka en 1924,  Milena publicó un obituario en Národní Listy, diciendo que Kafka estaba "condenado a ver el mundo con una claridad tan cegadora que le resultaba insoportable y se fue a su muerte".  

Después de la muerte de Kafka, Milena deja a su marido y se traslada primero a Dresde y luego de vuelta a Praga, y se convierte en una editora de Národní listy y a veces de  Přítomnost.  Su trabajo como editora la estableció en un grupo de escritores y periodistas checos, de ascendencia judía y alemana. En 1927 se casa con un arquitecto Bauhaus,   Jaromír Krejcar  y en 1928 nace  la hija de ambos,  Jana .  Milena  se convierte en miembro activo del Partido Comunista,   y  escribe para la revista del partido svit práce,  pero a raíz de los "juicios mediáticos" en la Unión Soviética en 1936, deja el partido. 

La anexión de los Sudetes por los alemanes en el otoño de 1938 trajo una masa de refugiados, especialmente judíos, a Praga. Milena , así como muchos otros, estimaron  que los nazis pronto conquistarían  todo el país y que los disidentes ideológicos que residían en él,  principalmente judios , serían los primeros en ser perseguidos. Por lo tanto, Milena Jesenská comenzó a animar a sus colegas judíos para cruzar la frontera con Polonia y dirigirse hacia el oeste. El problema se agudizó con la invasión alemana en la primavera de 1939. Entonces,   el buen amigo de Milena Conde Joachim von Zedtwitz,  de ascendencia alemana,  le habló de una vía de escape que se había preparado para los pilotos checos que deseaban  huir a Francia . Se trataba de cruzar la frontera cerca de Moravská Ostrava con la ayuda de guías locales y luego continuar hacia Katowice,  Polonia, en donde una oficina británica de gestión se encontraba  para ayudar  a las personas que huían   a llegar a Inglaterra. Jesenská y Zedtwitz decidieron utilizar esta vía para sacar de contrabando compatriotas amenazados. Muy pronto , el apartamento de  Milena se convirtió en una estación de paso temporal para aquellos en escape. Mientras que se quedaron en su casa, Milena se hizo cargo de sus necesidades y les proporcionaba alimentos y los falsos papeles que iban a necesitar en el viaje . En su carta a Yad Vashem (Museo del Holocausto) del 8 de abril de 1945, Zedtwitz escribió: "Conocí a muchas personas en su apartamento en Kourmska 6,   en dónde  encontraron refugio y se preparaban para su escape  por  la frontera con Polonia pero  por razones  se seguridad, desconocía, sin embargo,  sus nombres y pude haber olvidado algunos. Estuvimos de acuerdo enseguida en que yo la ayudaría con esta actividad. MI actividad consistía en transportar en mi coche  desde el apartamento de Milena  a los refugiados  y llevarlos a Moravská Ostrava,  cerca de la frontera con Polonia . " (Zedtwitz también fue reconocido como Justo entre las Naciones).

El periodista comunista judío Eugen Klinger fue uno entre los muchos otros refugiados que se ocultaron  en el apartamento de Jesenská. Después de su huida con la ayuda de Jesenká y Zedwitz,  Klinger sobrevivió a la guerra en Londres. Cuando aún estaba en Praga, Klinger había tratado de persuadir a Milena para  que escapara hacia  el oeste, pero ella se negó.  Jesenská creyó que  su peligro como anti-nazi era menor que el que corrían sus amigos judíos y  por lo tanto, que debía  continuar con las actividades de rescate durante el mayor tiempo posible. Esto resultó ser, para ella,  un error fatal.

El 11 de noviembre de 1939, la Gestapo arrestó Jesenská.  Tres cartas de Zedtwitz encontradas en el apartamento de Milena,  contenían información que condujo a la  detención y encarcelamiento  de Zedwitz durante 15 meses. Después de haber sido detenido en varias prisiones, Milena  Jesenská fue deportada al Campo de Concentración  de Ravensbrück para las mujeres. En el  Campo se encontró con una compañera de prisión,   Margarete Buber - Neuamnn,   que anteriormente había estado casada con el hijo de Martin Buber . Una rara amistad unió a las dos mujeres. Debido a las condiciones del Campo, la salud de Milena se deterioró y murió el 17 de mayo de 1944, tres semanas antes del día D .

El 14 de diciembre de 1994, Yad Vashem  ( Museo del Holocausto, cito en Jerusalem)  reconoció a Milena Jesenská como Justos entre las Naciones.


Nota: Texto tomado  de aquí, del original en inglés y traducido por mi, en homenaje a todas las mujeres del mundo,  especialmente en el día de hoy, 8 de marzo.

25 comments:

Milena said...

Feliz día para todas... y para todos también.
Que las mujeres no necesitemos celebrar ningún día especial, sería lo ideal... pero es verdad que aún existen discriminaciones, y sobre todo en algún país como en India por ejemplo.

Mi padre me puso el nombre pensando en Milena Jesenská... bueno, también me dijo que estaba un poco de moda el nombre por la actriz francesa Mylène Demongeot.

Muy interesantes siempre tus artículos, mil gracias Myriam, un beso

Genín said...

Interesantísima historia, muy apropiada para el día de la mujer.
¡Felicidades a vosotras y justicia, hoy y todo el año y los siguientes! :)
Besos y salud

María said...

Qué cosa más conmovedora, además de súper interesante MYR. Siempre he pensado que las grandes personas sean mujeres u hombres, lo son solo cuando de verdad son capaces de anteponer las necesidades de otros, su bienestar físico e incluso emocional al servicio de los demás. Se pueden hacer grade cosas en esta vida, colocarte voluntariamente a la cola para que otros se salven aun a costa de tu propia salvación solo lo hacen gente excepcional cono esta mujer y sabes ¿qué pienso? ...

Que solo esta gente es la única que de verdad consigue ser feliz intensamente en esta vida porque nada más gratificante que ser feliz haciendo felices al resto.


Un beso inmeeenso bonita, feliz finde MYR.

Bertha said...

"Justos entre las Naciones", que pena que tenga que ser por una causa tan terrible.

Que a todas estas personas que son capaces de ayudar con este altruismo aun exponiendo su propia vida se les recuerde siempre por su buen hacer.

Un beso Myr feliz día.

Abejita de la Vega said...

Hoy me he acordado de ti en el Museo Arqueológico de Burgos. He visto allí unas cerámicas procedentes de la aljama de Burgos. Entre ellos, unas hanukillas o hanukarios, nueve candiles que iban juntos, aunque ahora están fragmentados. Huchas, platos, vajilla, todo medieval.
La aljama de Burgos era la segunda de España después de la de Toledo. Te envío un enlace:
http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z96C0AD7B-B527-DA01-5CB954BBA6C6AC08/20140223/nostalgia/sefarad

Besos

Aristos Veyrud said...

Kafka estaba "condenado a ver el mundo con una claridad tan cegadora que le resultaba insoportable y se fue a su muerte". Hay seres que condensan tanta vida que en lugar de implosionar, explotan hacia millones de corazones y espíritus tal cual como este gran escritor.

Ejemplificante vida la de esta mujer que hoy nos presentas, repasar la historia nos hace conscientes de los peligros de hoy, el neonazismo toma posiciones en las decisiones políticas del mundo actualmente, es necesario no quedarse en la contemplación de los museos y tomar parte y actuar ante este peligro para la humanidad y las mujeres.
Besos Poeta!!!

Katy Sánchez said...

Hay personas excepcionales y sin duda ella fue una de ellas. Triste final para ella también. Era muy guapa.Un buen día para recordarla
Bss

María Pilar said...

¡Qué gran mujer! Su actitud tan valiente exponiéndose hasta la persecución y muerte en tan fatales circunstancias, dice mucho de su grandeza moral y de su carácter. Me ha emocionado.
Un beso Myriam

bixen said...

"Detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer". Lo de "sorprendida" también es verdad, por tonta.
Son tantos los ejemplos de mujeres fascinantes que han acompañado a hombres, antes de convertirse (ellos) en "figuras". La obra de Kafka fue reconocida después de su muerte.
No hablo sólo del pasado, poniendo como ejemplo a la desapercibida compañera del ahora laureado director de 'Gravity'.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Un gran homenaje en un día muy especial.
Un beso.

Isabel said...

Precioso artículo, Myriam. Una gran mujer y, además, preciosa.
¡Qué certera esa frase suya sobre Kafka!

Gracias y besos.

Ele Bergón said...

Muy interesante tu aportación para el día de la mujer trabajadora. No la conocía y en el Diccionario de mujeres célebres que tengo, tampoco la nombran. ¡Hay tantas mujeres que desconocemos aún y que fueron importantes en la historia!

Felicidades, aunque con un poquito de retraso.

Un abrazo

Luz

Manuel López Paz said...

Hola Guapa:

Un final que no mereció.
Una dama de hierro desde todo punto de vista.

Besote guapa. Vengo tarde para celebrar el día de la mujer

Marisa said...

Buen texto para ilustrar el día de ayer, y gran vida y labor la de Milena.
Me ha gustado la corta pero intensa relación con Kafka. Indagaré más en el asunto.

Un abrazo, Myriam.

chusa said...

Muy interesante e intensa la corta vida de esta mujer, Milena Jesenská, que tan bien nos has recordado aquì en una fecha simbòlica.
Ojalà todos los dìas fueran de respeto a los derechos humanos sin distinciòn de género y donde lo que destaque de la persona sean sus valores y el mérito. Lo veremos?
Un beso grande Myriam :D

Pamisola said...

Qué vida tan interesante, que se cruzó con la de Kafka.
Es un acierto airearlas de vez en cuando.
Gracias Myriam por traerlo aquí

Besos.

Miguel said...

Una historia muy interesante. Una historia que nos hace ver que las mujeres siempre han estado aquí. Y no siempre, no mucho menos, se les ha visto. A ver si de una vez por todas se les ve, y se les hace justicia.

Besos.

Ishtar said...

Me ha gustado mucho, es estupendo leer sobre la vida de mujeres como Milena, hay personas con un caracter sobresaliente, lástima que cuando son mujeres, el polvo del tiempo cubra sus historias.
Gracias por traer un poco de luz. :)

Hoy y todos los días son el día de mujeres y hombres, al fin y al cabo somos un equipo.

Un fuerte abrazo

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Muy interesante la vida de Milena Jesenská, y apropiado para nuestro día.
Gracias por el trabajo de traducirlo.
Un abrazo
Sor.Cecilia

karin rosenkranz said...

Acabo de conocer tu blog.
Espero visitarte a menudo, me encanta Kafka, y su vida la he leído el año pasado. Cuando viajé a Praga, fui al barrio donde vivió, y al museo con toda su obra.

Encantada de descubrirte.
saludos

Manuel said...

Una mujer de gran belleza interior...

Paco Cuesta said...

Sumados al homenaje
Besos

Pedro Ojeda Escudero said...

Qué historia la de esta mujer que para mí, hasta tu oportuna entrada de hoy, no era más que una línea en la biografía de Kafka. Gracias, Myriam. Un beso.

virgi said...

Muy interesante esta aportación que haces. No sabía de esta mujer, valiente, guapa y decidida a todo...¡cuánta gente así debe haber sin que se conozca nada durante años e incluso nunca!
Gracias, Myriam, un besote.

amelche said...

Una vida intensa, es justo homenajear a mujeres así y darlas a conocer. (Yo no la conocía.)

Un abrazo.