Monday, August 8, 2011

De "La corza blanca" de Bécquer a "La ninfa y el Sátiro" de Cabanel, pasando por mis inspiraciones en una tórrida noche de verano



Yo, Constanza, la ninfa del bosque que a veces toma forma de corza, garza,  pato o delfín,  he sentido como me has estado observando  noche tras noche, cuando  bajaba alegre al cristalino manantial azul, para reunirme con mis hermanas del lago. Me has seguido por las hondonadas cubiertas de hierba y los bosquecillos de setas y  fresnos; madreselvas, laureles, celosías, cipreses y algunos bellos narcisos en flor, perfumados.

He podido sentir el vaho de tu respiración entrecortada muy cerca mío y el peso de tu mirada, cuál sátiro no invitado, aunque siempre querido. El latido de tu corazón marcando el pulso a mis pasos quedos sobre la tierra húmeda, que rebosante se entregaba a tus vibrantes pisadas.

He deseado, Sileno-Garcés, que me abraces.  He deseado Sileno-Garcés, que me alcances, donde crecen las zarzas, dónde anidan los sueños, donde arropan las hadas y despiertan los grillos. Solo fundirnos en un abrazo profundo. Solos tú y yo  bajo un manto de luna. Crispada la emoción, tembloroso el deseo, que pide tu beso y vierte en el lago fulgores de estrellas. 

Mas ¡oh, tristeza sin fin!, ¡oh, dolor que penetra desgarrador en el alma, socavando mi fuerza, drenando mi sangre, marchitando mi nombre, desvaneciendo mi vida,  al despertar yo - sola - en mi cama, toda sudada y herida!.

Contribución a la lectura colectiva virtual que hacemos bajo la conducción de Pedro Ojeda desde su blog La Acequia.

© Myriam Goldenberg

17 comments:

pancho said...

¡Ole tu arte, Myr! Qué texto tan bonito y bien construido.

La vida dio que era sólo un sueño...

Un abrazo.

José Antonio del Pozo said...

menos mal, Myr, que la lectura es colectiva: me leen a mí una cosa tuya así al oido... y me desmayo.Bravo.
Saludos blo

chusa said...

Hoy he bajado alegre hasta el cristalino manantial azul para reunirme con mis hermanas del lago.
Gracias Myriam
besitos desde Venecia

Asun said...

¡Pues sí que estaba tórrida la noche!

Vas a necesitar un balde con hielos :-))

Besos

Aristos Veyrud said...

Nooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Qué cruel eres Myr.
Mejor Mil veces una pesadilla pues al despertar todo no es más que un mal sueño.
Pero ante un sueño interruptus mejor un frasco de somníferos para ver si así se retoma el sueño.
De despedida ¿Te abrazo, o no te abrazo? He ahí la cuestión.

Miguel said...

Me ha encantado esta entrada... parecía que entraba aun idílico jardín lleno de preciosas palabras...

Un saludo.

Mari Carmen said...

Que hermosura de texto, Myriam... Precioso. Da gusto leer escritos así.

Quería darte las gracias por acordarte de mi cumpleaños. Eres un amor.

Un beso y gracias.

Graciela said...

Caramba! todo venía bien, hasta que... :)

Espero que sueñes bien ésta noche!

Besitos.

Merche Pallarés said...

Precioso y erótico relato. Lástima que todo fuera un sueño... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero said...

La frustración del deseo siempre ha sido la gran inspiración de los artistas. Me ha gustado mucho cómo has jugado con el texto y lo has recreado.
Besos.

Abejita de la Vega said...

Myriam metamorfoseada en ondina voluptuosa. Te ha quedado precioso el tórrido post.

Besos

Fernando Santos (Chana) said...

Belo texto...Espectacular....
Cumprimentos

Angeles said...

Sublime!!! No conozco el texto de GAB que lo inspira, pero el tuyo es excelente, tal vez el deseo sea la fuente del dolor ( como dicen los sabios)
Besitos.

Ele Bergón said...

Hola Myriam, me ha encantado tu escrito sobre La corza blanca. Está lleno de lirismo. Enhorabuena.

La he leído en mi minivacaciones por Galicia y allí me inspiró lo que pondré en mi próxima entrada, nada que ver con la belleza del tuyo.

Un abrazo

Luz

Isabel said...

Un hermoso texto que recrea muy bien una hermosa imagen.

Besos veraniegos.

Paco Cuesta said...

Dejaste la raiz folclórica de lado para destacar deseo y posterior frustración. ¡Mágnifico!

Julio Dìaz-Escamilla said...

Ojalá en todas partes tuviéramos "lecturas colectivas", mejor si con textos propios de los participantes. De "La corza blanca" de Bécquer a "La ninfa y el Sátiro" de Cabanel, pasando por mis inspiraciones en una tórrida noche de verano y por Shakespeare con su "sueño de una noche de verano"...
Un abrazo.